SOLICITUD ANTE DEL JUZGADO CONCURSAL I CIRCUITO JUDICIAL DE SAN JOSÉ

Yanber pide Convenio Judicial Preventivo para impedir la quiebra

La compañía costarricense enfrenta difícil situación financiera y pide comprensión y el apoyo de los trabajadores, acreedores,proveedores y clientes


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La corporación nacional Yanber S.A. está a punto de la quiebra y optó por solicitar un Convenio Preventivo al Juzgado Concursal I Circuito Judicial de San José, un proceso especial que busca evitar el cierre la empresa mediante un arreglo con sus acreedores. 

"Esta una figura que está regulada en el Código Procesal Civil al partir del artículo 743 y en este el deudor, que todavía no está declarado en quiebra, propone a sus acreedores acuerdos alternos en los que se vean satisfechos todos", explicó Neftalí Garro, socio del Bufete BLP.

La empresa dio a conocer este jueves mediante un comunicado de prensa que, al igual que otras empresas nacionales, ha venido enfrentando problemas de competitividad que han afectado su posición de liquidez durante los últimos años.

La compañía informó que su intención es seguir operando y honrar todas sus obligaciones y compromisos con sus clientes, acreedores y colaboradores.

"Desde esta perspectiva, el Convenio Preventivo es el instrumento idóneo para alcanzar un acuerdo que le permita a la empresa atravesar esta difícil coyuntura financiera, en el menor plazo posible", indica la compañía. 

Corporación Yanber tiene 65 años de existir y se dedica al desarrollo y producción de empaques impresos de alta calidad utilizando flexografía. Actualmente exporta a más de 25 países y emplea a alrededor de 600 personas.

La empresa aseguró en el comunicado que actualmente se encuentra al día con los pagos de los servicios públicos, la planilla, las cargas sociales y las demás obligaciones con el Estado costarricense.

Asimismo, desde hace algunos días, iniciaron conversaciones con acreedores y proveedores para presentarles una propuesta para enfrentar esta coyuntura, de forma tal que en el corto plazo la empresa vuelva a atender normalmente sus obligaciones financieras.

También le explicó a sus clientes la situación y el plan elaborado para seguir entregando con normalidad sus pedidos.

"La Corporación Yanber reafirma su compromiso con sus colaboradores. Por ello, a pesar de los problema de liquidez, se decidió depositar en un fideicomiso de administración, el 70% del monto de la cesantía de todos los trabajadores de la empresa. En dos meses se espera trasladar al fideicomiso los dineros necesarios para completar el 100% para tranquilidad de las familias de los colaboradores", agrega el comunicado. 

Problemas de competitividad

En mayo del 2013 la empresa invirtió poco más de $5 millones en la compra de nuevos equipos, una decisión impulsada por el surgimiento de un mercado más competitivo que cuando iniciaron a operar.

Para esa fecha, el presidente de la firma, Andrés Yankelewitz, indicó que ese monto era una cifra inicial, pues la instalación de los nuevos equipos demandaba desde modificaciones en la planta eléctrica hasta accesorios extras para su entrada en operación, lo que elevaba aún más los costos.

Esos gastos no serían los únicos que debería enfrentar la compañía a futuro debido a que subieron también los costos de la mano de obra y de los servicios públicos, una situación que generó que el año pasado la empresa decidiera trasladar más operaciones a Nicaragua y disminuyeran su cantidad de personal.

Dicho comportamiento también se presentó en otras compañías que decidieron cerrar por completo o trasladar sus operaciones a países que las garantizan un menor costo para sus operaciones. Tal es el caso de Alimentos Jack's, que anunció en febrero anterior que trasladaría un 50% de su producción por alto costo de energía y "voracidad fiscal" del Gobierno.

La empresa espera en cuestión de cinco años migrar su área de manufactura hacia Estados Unidos, El Salvador y Nicaragua, dejando en el país la parte de distribución y logística de la compañía.

Situaciones como las de estas empresas ponen en alerta a la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), la cual pintó al 2015 como un año negativo en caso de que el gobierno no actué en varios ámbitos que los empresarios consideran como urgentes.

Enrique Engloff, presidente de la Cámara, manifestó en diciembre pasado a EF, que debían tomarse medidas en cuanto a la reducción en las tarifas de energía eléctrica, la disminución de la tramitonomía, así como los requisitos que exige la administración tributaria, aspectos que, según el industrial, incrementan los costos de operación de las empresas.

* Esta información fue ampliada posterior a su publicación

** Colaboró con esta información, la periodista Cristina Fallas

Sostenbilidad y financiamiento