Ahorro eléctrico se aloja en hoteles

Cuatro establecimientos y una agencia de viajes participan en proyecto de eficiencia energética

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El consumo de energía utilizado en las áreas de lavandería, restaurante, aires acondicionados o la iluminación de los pasillos que conducen a las habitaciones, representa para el Hotel Grano de Oro ,en San José, un 5,2% del total de sus gastos.

Mientras tanto, para la agencia de viajes Ara Tours Costa Rica, la energía que requieren los equipos de cómputo, la cocina, impresoras e iluminación por ejemplo, equivale a un 4% de sus gastos mensuales.

Ambas empresas están abocadas a variar su esquema de consumo energético para luego ir hacia una disminución de sus emisiones de carbono y llegar a la C-neutralidad.

En efecto, el tema de la energía es apenas un renglón de un programa más completo sobre carbono-neutralidad, eficiencia energética y energía renovable en el que están participando.

Es parte de una iniciativa regional para Costa Rica, El Salvador y Honduras, que es apoyada por la cooperación alemana (GIZ), el Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética (4E) y el Sistema de Integración Centroamericana.

Diversas y medianas

Aquí, y en el área de turismo, por el momento, fueron seleccionadas cinco empresas. Además de Ara Tours y Grano de Oro (San José), están Arenal Observatory Lodge (San Carlos), Hotel Villa Blanca (San Ramón) y Hotel Si Como No (Manuel Antonio), todos unidos a la Cámara Nacional de Eco-Turismo (Canaeco).

Para ser elegidos, se tomó en cuenta la diversidad del producto turístico, es decir, que sean hoteles de playa, montaña y urbano.

Debían contar con un mínimo de 20 colaboradores y máximo 100 y cuyo consumo eléctrico mínimo fuera de 3.000 Kwh, comentó Nathalie Carballo, de Canaeco.

Con ellas, recién se inició con la etapa de auditorías, mediciones de su huella y diagnósticos.

El coordinador de seguridad, mantenimiento y sostenibilidad de Ara Tours, Rafael Soto, cree que saber a ciencia cierta cuál es el consumo energético es un pilar fundamental para establecer metas en el futuro.

Al tener jornadas diurnas, esta empresa puede aprovechar al máximo la luz natural y dejar los sistemas artificiales solo para horas donde sean necesarias.

Igualmente, analiza la opción de implementar un sistema de respaldo energético solar con lo cual maximizaría la eficiencia y evitaría choques térmicos o consumos innecesarios.

El programa de cooperación regional también coopera con otras empresas ticas según el área de interés.

Por ejemplo, con la posibilidad de producir electricidad a partir de biomasa (biogás) trabaja con El Arreo, Ticofrut, Sigma y Chiquita.

En energía solar, se acercaron a la firma GWW del Parque Industrial de Cartago y, para eólica, con Invenio y Leogar.

Trabajo adelantado

Las empresas ecoturísticas fueron seleccionadas porque ya venían trabajando con el tema ambiental desde hace un tiempo.

Grano de Oro, por ejemplo, lleva más de dos años implementando programas de reducción de consumo de agua, luz, manejo de desechos, política de compras y monitoreo de inventario de luces, detalló Ana Ruth Castro, coordinadora del área de Sostenibilidad.

“Desde el 2010, el hotel hizo una importante inversión para cambiar los inodoros de las habitaciones por unos que ayuden a ahorrar agua y se motiva a los huéspedes a ahorrar agua y electricidad”, mencionó Castro.

De hecho, el consumo eléctrico es pilar en este programa.

El experto Luis Fernando Chanto, de la firma Consultores en Ingeniería y Recursos Energéticos (CIRE), dijo que el objetivo con estos hoteles es utilizar la energía más eficiente y más barata en todas las áreas de consumo.

Y aunque parezca mentira, el primer paso que recomienda es aprender a interpretar la factura eléctrica para conocer el comportamiento del gasto, evitar pagos de multas y mejorar la gestión eléctrica.

Otra recomendación es analizar el desplazamiento de horarios de funcionamiento de equipos y procesos.

“Es importante identificar cuáles cargas puede discriminar sin afectar la operación del hotel, por ejemplo, apagar el tanque de los pozos ciertas horas del día o la planta de tratamiento de aguas residuales”, acotó el especialista.

También es básico pensar en cambiar sistemas ineficientes por otros más amigables y eso implica eliminar del todo las luminarias incandescentes, pues el 90% de la energía que proyectan se diluye en calor y no en luz.

O bien, aunque el sistema LED es eficiente, también es caro y la inversión se recupera en más tiempo respecto a las luces fluorescentes.

Un actor en este programa es Fundecooperación cuya participación se sustentará en promover créditos a la medida para implementar cambios en estas empresas turísticas y en otras que se unan a la iniciativa.

Su directora, Marianela Feoli, detalló que la organización puede facilitar recursos máximos por $150.000 por un plazo de 10 años. Hay otra línea revolutiva con un máximo de $100.000 a cinco años y con periodos de gracia.

La entidad cuenta con una cartera de más de $5 millones.

Cambios útiles

A continuación algunos cambios que podrían implicar ahorros en hoteles:

Iluminación: Crear espacios y disponer de ellos aprovechando al máximo la luz natural; utilizar pinturas y colores que disminuyan la necesidad de iluminación. Instalar luminarias de bajo consumo y controladores.

Luz externa: Cambiar sistema de lámparas de vapor de mercurio por las de vapor de sodio de alta presión, estas consumen un 40% menos de potencia respecto a las de mercurio. Son más caras pero más eficientes.

Calentador de agua: Sustituir accesorios de bajo consumo permite ahorro de 10 litros/min; mantener temperatura de 45 grados centígrados. Mucho mejor trabajar un calentador a partir de gas GLP.

Lavandería: Usar programas de bajas temperaturas y a plena carga. Regular calor residual de aire caliente del secado; regular temperatura de planchado (no sea excesiva). Evitar labores en horas de alto consumo.

Aire acondicionado: Darles buen mantenimiento, usar una marca certificada de eficiencia energética; regular la temperatura en espacios comunes y usar elementos que reduzcan pérdida de calor (cortinas).

Fuente Firma consultora Cire S.A.

Sostenbilidad y financiamiento