Este año, ese mercado lidera las llegadas internacionales desde Europa, con 57.906 turistas

Por: Jéssica I. Montero Soto 2 diciembre

El Reino Unido está tomando el protagonismo en el ingreso de turistas desde Europa, y esto puede convertirse en oportunidades de negocio para la industria.

Entre enero y setiembre de 2017, la cantidad de turistas británicos aumentó un 7,8% respecto al mismo periodo de 2016.

Bajo la sombrilla de ese mercado se incluye a Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del norte. Se trata de un mercado con 64 millones de personas, con intereses cercanos a la oferta turística nacional existente, y también a las iniciativas en desarrollo.

Más de 57.000 viajeros de ese mercado visitaron el país en los primeros siete meses del año, en su mayoría para hacer actividades de sol y playa (77,2%), observaciones de flora y fauna (72,4%) y caminatas por senderos o montañas (65,9%).

27-04-2016, Alajuela, Aeropuerto Juan Santa María, llegada del primer vuelo desde Londres de la aerolinea British Airways, que comienza a hacer vuelos directos y con escalas entre Londres y Costa Rica. Fotografía José Cordero
27-04-2016, Alajuela, Aeropuerto Juan Santa María, llegada del primer vuelo desde Londres de la aerolinea British Airways, que comienza a hacer vuelos directos y con escalas entre Londres y Costa Rica. Fotografía José Cordero

Históricamente, los principales emisores europeos de turistas para Costa Rica han sido Alemania y España, turnándose el primero y segundo lugar.

En este momento, estos dos, más Reino Unido y Francia, nos mandan 50.000 visitantes cada uno, y entre los cuatro han aportado más de 200.000 de los 344.000 turistas venidos desde Europa (casi el 60%).

Reino Unido aportó el 17% del total de turismo europeo entre enero a setiembre.

Ivan Koss, de la agencia de viajes MTA Travel, asegura que los operadores relacionados con el mercado del Reino Unido se han visto beneficiados con los vuelos directos desde Londres, mucho más que con los de otros destinos.

La aerolínea British Airways empezó operaciones en abril del año pasado, con dos vuelos por semana en verano y tres veces por semana en invierno.

“Se les abrió el país con el vuelo directo: para ellos es más seguro y tienen una manera más fácil de llegar. Se les simplifica la vida”, explicó.

En su caso, la mayoría de los turistas que atiende viajan en familia y quieren una experiencia total: comienzan en actividades de montaña como Monteverde, pasan por Arenal, y puede ser que hagan paradas de aventura, por ejemplo, en Pacuare, y terminan en la playa.

¿Cómo es este público?

El Instituto Costarricense de Turismo ha hecho investigación sobre el perfil del turista inglés y estas son sus características:

  • La mayoría viaja en parejas (48%) o solos (26%), aunque un 14% viaja en familia y este segmento está creciendo.
  • Su actividad turística favorita en cualquier destino es visitar sitios arqueológicos y museos (74%). Las siguientes son: visitas a localidades costeras, con disfrute de sol y playa (72%) y luego la visita a áreas naturales y reservas protegidas, caminatas, observación de flora y fauna (56%).
  • La observación de aves con equipo especializado reúne millones de adeptos en el Reino Unido.
  • La estadía promedio en Costa Rica es de 14 noches, con gasto promedio de $100 diarios.
  • Además de los atractivos naturales del país, un 40% hace compras de artesanías, arte, café y similares.
  • Prefieren contratar una agencia de viajes en su lugar de origen que haga los arreglos.
  • Un 45% de los visitantes en 2017 vino al país por recomendación de familiares y amigos.

El ministro de turismo, Mauricio Ventura, afirmó que esta relevancia del boca a boca puede potenciar un incremento aún mayor de visitas, pues ya existen más conocedores de la experiencia Costa Rica.

En esto lo respalda Álvaro Arguedas, propietario de Armotours, quien asegura que en las últimas actividades de promoción en lugares como Manchester y Glasgow, se han encontrado agentes con mucho interés pero que desconocían las características del país.

"Esperamos que la tendencia se mantenga, y si se da continuidad a la promoción, podría incluso aumentar", pronosticó.

En su experiencia, la mayoría de turistas viajan en familias o solos, y vienen con intereses específicos: buceo, fotografía, hiking y observación de aves. Están definidos por la especialización y pagan lo que cuesta.

"No se van a rentar un 4x4, como hacen los alemanes o los españoles, prefieren el transporte privado y eligen guías profesionales en su campo de interés. Pasan en el país al menos 14 días", relató Arguedas.

Jorge Zamora, director de la Oficina de Promoción Comercial de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) en España –y quien también estuvo en la oficina de Londres–, afirmó que el consumidor inglés se caracteriza por estar bien informado y acostumbrado a la calidad de los productos, pero también está abierto a probar con propuestas diferenciadas.

"Las tendencias que se presentan son: la búsqueda de productos innovadores, un enfoque marcado a la salud y bienestar y ethical shopping.

Oportunidades abiertas

El mercado del Reino Unido responde a la oferta actual del país: naturaleza y aventura.

Sin embargo, al evaluar sus gustos y preferencias, resaltan tres áreas donde se puede mejorar o ampliar la oferta, es decir, donde hay espacio abierto para nuevos negocios:

1.- Observación de aves: En 2016, Costa Rica lanzó una “Ruta de las aves”, con 12 nodos o puntos focales para la observación. “Son lugares importantes pero no los únicos. Alrededor del nodo hay un área grande que tiene condiciones favorables”, explicó Ventura.

2.- Turismo de bienestar: Las experiencias naturales se pueden complementar con ofertas gastronómicas y de salud características de las diferentes áreas del país. La estrategia de Wellness Pura Vida del ICT aún está en desarrollo y las iniciativas privadas tienen oportunidad de surgir, crear oferta y beneficiarse de las campañas promocionales que haga el país cuando consolide ese modelo.

3.- Turismo histórico y educativo: Aunque en este tema otros destinos llevan ventaja, la oferta existente se puede complementar con iniciativas de turismo histórico que incluyan monumentos nacionales, edificios y prácticas históricas. En San José están surgiendo iniciativas privadas con este fin, también hay grupos indígenas organizados para generar experiencias turísticas.

Las tres áreas se pueden complementar con el desarrollo de productos aptos para el comercio turístico.

Zamora comentó que las “compras éticas” son un tema importante para el consumidor inglés, por ejemplo, la producción con respeto al ambiente. Este visitante es sensible a la forma en que los animales son mantenidos y tratados en el matadero previo al sacrificio, los productos orgánicos y el comercio justo, enfatizó.

También llamó la atención sobre la relevancia de la presentación de los productos al tratar con estos consumidores.

"Debe ponerse atención a temas como los empaques reciclables o biodegradables, productos listos para consumir, ready to eat en presentaciones congeladas o refrigeradas; los productos deben tener una propuesta de valor, que provean una experiencia para el consumidor", recomendó.

Etiquetado como: