Comida saludable toma fuerza y reta a las empresas a adaptarse

Empresas de comida rápida y bebidas siguen la tendencia

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El consumo de comida saludable sigue tomando fuerza en el país, un hecho que genera el auge de algunas firmas y que obliga a otras a innovar en procura de permanecer con vida en el mercado.

Esa tendencia de consumo tiene efectos en los menús de restaurantes de comidas rápidas, como McDonald’s, KFC y Popeyes, así como en la oferta de empresas productoras de bebidas como Coca Cola Femsa y Florida Bebidas.

De igual manera, el gusto por alimentos más saludables beneficia a pequeños locales, como Café Cambalache y Rávi Gastropub & Cafe, que destacan por los ingredientes que utilizan en la preparación de sus platillos.

¿Cómo siguen la tendencia? Inicialmente, los restaurantes de comida rápida optan por brindar opciones que incluyan su producto “estrella” pero acompañado de alimentos considerados como saludables por los costarricenses.

En estos se incluyen vegetales, frijoles, arroz, frutas y otros. Asimismo, las firmas realizan cambios en los procesos de preparación como cocinar algunos alimentos a la plancha y no fritos.

Por su parte, las firmas de bebidas concentran sus esfuerzos en promover un consumo razonable de algunos de sus productos como en el caso de las gaseosas. Esto sin dejar a un lado la creación de líquidos con menos calorías y que ofrezcan beneficios a la salud.

Esa búsqueda por complacer los nuevos gustos de los consumidores parece ser un poco más sencilla para los dueños de pequeños locales que son conocidos por ofrecer platillos innovadores hechos con ingredientes como la yuca, la quinoa y otros.

Menú variado

En 1998, McDonald’s incorporó a su menú una línea de ensaladas, dando su primer paso para complacer a un grupo de clientes que cada vez es más exigente y consciente de su salud.

“El interés por el cuidado de la salud ha venido creciendo en los últimos años, por lo que se reforzó brindar productos de calidad con opciones saludables y balanceadas”, explicó Martha Arango, gerente de Comunicaciones Corporativas de la empresa.

Tras incorporar las ensaladas, la firma decidió en el 2005 incluir al menú de desayuno un yogur bajo en grasa y desde el 2007 cocinan con aceite 100 % vegetal, eliminando así las grasas trans.

Un año después de implementada esa medida, se integró al menú los McWraps. Posteriormente, en 2009, se aplicó una reducción de azúcar de los jugos.

A estas medidas se le suma que en 2011 redujeron del menú principal un 10% en los panes, en los quesos y salsa del tomate. Así como también se incluyó una porción de fruta a la Cajita Feliz.

“Nuestros clientes pueden solicitar diferentes combinaciones del menú regular con menos de 500 calorías. Respecto a la Cajita Feliz, son más de 20 combinaciones con menos de 600 calorías”, mencionó Arango.

En el caso de KFC Costa Rica, consideran que los costarricenses comen más seguido fuera de la casa, por lo que buscan restaurantes que les ofrezcan platillos recién preparados, de calidad y saludables.

La empresa recientemente agregó opciones de acompañamientos como el guacamole, pico de gallo, arroz, frijoles y sopa de pollo. Anteriormente, tenían la mazorca y la ensalada de repollo.

“Ofrecemos proteínas frescas, nunca congeladas ni procesadas, vegetales y quesos frescos y además filetes de pollo, 100% pechuga, y además un amplio menú con nuestro pollo frito, casados, arroz con pollo y pollofrijo”, aseguró Isidro Perera, gerente general.

Un caso similar es el de la firma Popeyes que, cuando ingresó al país, en diciembre del 2010, no incluía en su menú un plato fuerte con bajo contenido calórico. Sin embargo, seis meses después realizaron cambios ante la solicitud de sus clientes.

Virya Navarro, gerente de mercadeo de la firma, explicó que ofrecen opciones como ensalada, puré, arroz y frijoles. Así como hay platos fuertes de ensalada con camarón o nuggets de pollo 100% de pechuga.

“En los restaurantes los clientes pueden armar sus menús a su gusto y controlar los niveles calóricos que consumen”, agregó.

Gaseosas, naturales y otros

La tendencia de mantener una dieta saludable no solo ha tenido consecuencias en el consumo de ciertos alimentos sino también al ingerir bebidas.

Gisela Sánchez, directora de relaciones corporativas de Florida Bebidas, explicó que durante los últimos tres años han identificado a un segmento de consumidores que muestran preferencia por bebidas con menos azúcar así como aquellos a base de frutas.

“Es por esto (la demanda de esos productos) que hemos desarrollado una serie de productos enfocados en ese segmento. Se ha registrado un crecimiento de otras categorías como tes, aloes y bebidas a base de fruta”, destacó.

A pesar de este fenómeno, las cifras por ventas de bebidas carbonatadas no han sufrido grandes cambios. De hecho, la firma lanzó en 2008 su producto H2Oh!, que es ligeramente carbonatada.

La empresa reconoce que con el paso del tiempo serán cada vez más las personas que busquen mejorar sus hábitos alimentarios por lo que está en constante búsqueda de innovaciones que respondan a sus necesidades.

Por su parte, Coca Cola Femsa le ofrece a los costarricenses cerca de 189 productos y 23 marcas, entre bebidas con o sin calorías.

“La innovación en nuestros productos y empaques responde precisamente para atender esas necesidades de los consumidores, ampliando las opciones que ofrecemos de bebidas carbonatas y no carbonatadas”, señaló Catherine Reuben, gerente de Asuntos Corporativos de la empresa.

En la ruta del éxito

Café Cambalache y Rávi Gastropub & Cafe son dos restaurantes josefinos que se han visto beneficiados, precisamente, con el aumento en la cantidad de consumidores que buscan mejorar su alimentación.

El primero ofrece a sus visitantes una preparación casera con productos naturales, integrales, garantizando que no tienen preservantes y colorantes.

“En estos momentos hay cada vez más oferta de comida saludable, eso quiere decir que hay más demanda. Ahora hay más acceso a información sobre las enfermedades y su relación con los alimentos”, señaló Cristina Aravena, dueña de Cambalache.

Con ella coincidió Andrés Calvo, socio de Rávi Gastropub & Cafe, quien manifestó que las personas tratan de consumir menos comida conocida como “chatarra”.

“Este sector (los restaurantes considerados saludables) todavía sigue en crecimiento por lo que en los próximos años veremos más propuestas”, dijo.

Sostenbilidad y financiamiento