Comparando antes de comprar

Al comprar artículos discrecionales,como celulares, electrodomésticos y vehículos, ticos son muy racionales


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /negocios/comprar-llantas_ELFCHA20120914_0014_5.jpg
    326x204
    Al comprar llantas
    / 14 SEP 2012
  • /negocios/Marca-vehiculo-mencionada_ELFCHA20120914_0015_5.jpg
    326x204
    Marca de vehículo más mencionada
    / 14 SEP 2012
  • /negocios/Compara-precios_ELFCHA20120914_0016_5.jpg
    326x204
    Compara precios
    / 14 SEP 2012

index

Al comprar artículos discrecionales, de mayor costo, como celulares, electrodomésticos, productos electrónicos y vehículos, los consumidores costarricenses adoptamos una conducta muy racional.

Caminan y comparan precios y calidades, pero al final terminan decidiéndose por comprar en un lugar conocido y no experimentan.

En este tipo de adquisiciones, el costarricense es un consumidor de perfil “racional”, grupo conformado, en su mayoría, por sujetos de 40 años o más, que prefiere ir a la segura y, por lo general, son exigentes.

Este consumidor es el que más ha comprado celulares recientemente y, de hecho, casi la mitad ha adquirido electrodomésticos y teléfonos celulares en el último año. Cuatro de cada diez compraron equipos tecnológico, lo que lo muestra como un consumidor muy activo en la actualidad.

Sin experimentar

El gasto en el que se incurre al adquirir productos discrecionales supone poner cuidado en el establecimiento en el que se realiza la compra.

Para electrodomésticos y artículos tecnológicos, como computadoras, televisores o tablets, El Gollo, Importadora Monge y Casa Blanca ocupan las primeras tres posiciones preferidas por más del 30% de los consumidores consultados. Respecto a marcas de electrodomésticos, la mayoría adquiere productos LG, Oster, Panasonic y Samsumg, mientras que para equipo tecnológico se deciden por Samsug, LG, Sony y Nokia.

En cuanto a vehículos, el consumidor costarricense, en una proporción de más de ocho de cada diez, prefiere comprar carros usados, aunque en el nivel socioeconómico más alto esa proporción se reduce a un 66%.

Este tipo de preferencia, según Esteban Fernández, gerente comercial de Grupo Q, se relaciona con el hecho de que Costa Rica es uno de los países con mayores tasas de impuestos a nivel centroamericano, lo que frena la venta de vehículos nuevos.

Al comprar un carro, el tico lo hace mayoritariamente en agencias de autos usados de marcas reconocidas, y solo el 30% visita ventas de carros usados generales.

Las agencias más visitadas son la de carros usados de Toyota (22%), seguida de la agencia Nissan, donde asiste un 15% del total.

Las marcas más reconocidas y preferidas a la hora de adquirir un vehículo nuevo son Toyota, seguido de Nissan, Hiunday y Honda, una preferencia que nace en su mayoría de recomendaciones de familiares y amigos, más que por esfuerzos publicitarios de las marcas. Sin embargo, los anuncios en periódicos y televisión sí son atendidos.

A la hora de concretar la compra de cualquiera de estos productos discrecionales, el consumidor costarricense primero valora el mejor precio. El segundo lugar alterna dependiendo del producto, la calidad de este (algo que sucede más cuando se compra un vehículo) y las promociones adicionales. También la cercanía del establecimiento es un aspecto significativa para un 25% de los consumidores.

Si de compra de repuestos se trata, impera el mismo comportamiento, pues hay fuerte fidelidad hacia las marcas y lugares de compra. Los preferidos son La Guacamaya, Repuestos Gigante, el rubro de “el mecánico se encarga de la compra”.

Las llantas del vehículo se compran mayoritariamente en Walmart (15%), seguido de la Zona Libre de Golfito y PriceSmart.

INCLUYA SU COMENTARIO