El complejo, desarrollado por Portafolio Inmobiliario, cuenta con un área de construcción estimada en 130.000 metros cuadrados que estaría lista a finales del 2016

Por: Cristina Fallas Villalobos 3 junio, 2015
El movimiento de tierras del Escazú Village, ubicado en Trejos Montealegre, comenzó este mes.
El movimiento de tierras del Escazú Village, ubicado en Trejos Montealegre, comenzó este mes.

Locales comerciales, oficinas y apartamentos, son las áreas que tendrá Escazú Village, un proyecto que comenzó a construirse este mes en Trejos Montealegre ,y para el que se requerirá una inversión superior a los $100 millones.

Este complejo, desarrollado por Portafolio Inmobiliario, abarcará un área de construcción estimada en 130.000 metros cuadrados, la cual se espera esté lista a finales del próximo año.

"El proyecto contará con una excelente ubicación, así como diversas amenidades, entres las que cabe mencionar salas de pool y cine, espacios para reuniones, gimnasio, guardería, piscinas, juegos infantiles en las áreas verdes y un amplio parqueo bajo techo", indicó Alfredo Volio, vocero del proyecto.

En cuanto a la cantidad de unidades, la desarrolladora indicó que son 132 apartamentos, sin embargo, no indica la cantidad disponible para oficinas y comercios. Además, esa enfática con que este complejo se basa en una arquitectura contemporánea que puede resultar ideal para jóvenes profesionales.

Los desarrollos mixtos se caracterizan porque reúnen oferta habitacional, comercial, de oficinas e, incluso, zonas de entretenimiento y áreas verdes, lo que genera beneficios para los residentes y desarrolladores.

Quienes viven en estos complejos se benefician al tener cerca la mayoría de lugares necesarios para su vida cotidiana, y las empresas disminuyen el riesgo de obtener bajos retornos en comparación con la gran inversión que realizan.

Actualmente en el país, además de Escazú Village, existen otros desarrollos mixtos en construcción como por ejemplo Terrazas de Lindora, en Santa Ana, y Bambú Eco Urbano, en San Sebastián.

El primero de ellos –un proyecto de la firma Urban Partners– posee comercios, oficinas y espacio de uso mixto entre los que destaca un área de cine manejada por Cinépolis.

La obra civil de este complejo inició hace unas semanas y se espera que el complejo este listo el 1° de mayo del 2016. Hasta la fecha cuenta con un 70% de colocación del área comercial, incluyendo la participación de marcas como Mango Surf, GEF, Opticas Visión, Quiznos, Argento, Banco Promerica, Johnny Rockets y otros.

"Le daremos a uno de los cantones con mayor crecimiento poblacional, como lo es Santa Ana, un centro de compras y diversión como se merece. No tendrá que salir más de su zona de residencia para entretenerse y resolver sus necesidades en cuanto a compra de bienes se refiere", destacó Mario Barzuna, director comercial de la desarrolladora.

Por su parte, Bambú Eco Urbano de RC Inmobiliaria, ubicado 600 metros hacia el sur del Walmart de San Sebastián posee un área por construir de 65.000 metros cuadrados en los que habrá una parte residencial que cuenta con cinco edificios de 12 pisos y el área comercial con 35 locales comerciales: 18 para restaurantes de comidas rápidas y tiendas, y 17 serán utilizados como oficinas.