Cadenas regionales se expanden y mantienen fuertes alianzas; empresarios invierten en conveniencia

Por: César Augusto Brenes Quirós y Sergio Morales Chavarría 4 agosto, 2013
 Deli Mart ya amarró locaciones para aperturas en lugares como San José y Heredia, según dijo Flavia Loeb.
Deli Mart ya amarró locaciones para aperturas en lugares como San José y Heredia, según dijo Flavia Loeb.

En el 2014, Super Mora –minicadena de supermercados originaria de Puriscal– continuará su plan de expansión dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM) con un ambicioso proyecto en Santa Ana.

La empresa –que opera dos locales en Puriscal y otro en Ciudad Colón– planea construir una plaza que ocupará un área de 6.940 metros cuadrados (m²) con un supermercado principal (2.065 m²), varios locales comerciales (192 m2) y 75 parqueos (2.163 m²).

La obra será edificada en el centro de Santa Ana y requerirá una inversión aproximada de $3,7 millones, según información recabada por EF.

 Super Mora tiene planes de abrir una plaza comercial en Santa Ana el próximo año, con su supermercado como ancla.
Super Mora tiene planes de abrir una plaza comercial en Santa Ana el próximo año, con su supermercado como ancla.

Ese monto es más del doble de lo que otra empresa del sector, Auto Mercado, invirtió en equipar su más reciente local de 2.600 m², inaugurado en Escazú hace unas semanas. EF supo que el nuevo formato de Super Mora competiría con esa cadena.

Como esta firma, otros supermercados de capital costarricense siguen teniendo oportunidad de crecer en esta reñida industria, entre ellos, las organizaciones ASUN, Uscosa, Luperón, Coopeagri, y las tiendas de conveniencia Deli Mart y Quickstop.

Esto demuestra que el sector aún tiene espacio para la expansión de pequeñas y medianas empresas.

Nuevos actores

En el caso de Súper Mora, Alejandra Mora, vocera de la empresa, confirmó el plan de expansión pero prefirió no dar detalles, ya que el proyecto se encuentra en fase de obtención de permisos.

El otro ejemplo de esta tendencia es la llegada de Deli Mart, inversión conjunta de Jack Loeb (presidente de banco Bansol) y Juan Carlos Porras (empresario del sector construcción) .

Flalo S. A. es la compañía creada para abrir al menos seis puntos de venta durante el 2013. El primero se inauguró en Los Yoses, San Pedro, hace dos semanas, y las otras cinco ubicaciones ya están amarradas en zonas como San José y Heredia.

La cadena invertirá entre $60.000 y $150.000 por tienda, y creará unos 14 empleos por local.

“Es una industria que está apenas comenzando a desarrollarse; todavía hay bastante espacio para nuevos competidores”, afirma Flavia Loeb, encargada de comercialización y mercadeo de Deli Mart.

Estos empresarios se enfrentan a la fuerte expansión de los líderes de la industria, tanto internacionales, como Walmart (200 locales) y Megasúper (80 tiendas), y nacionales como Auto Mercado (15 Auto Mercado y 8 Vindi), Gessa (Jumbo, Perimercados, Saretto, Turribásicos y Super Compro) e Inversiones AM PM (35 AM PM y 14 Fresh Market).

Y es que la industria local es tentadora. Datos de la firma de investigación Euromonitor International hablan de que, en el 2012, los supermercados generaron $1.595,1 millones en ventas y las tiendas de conveniencia $78,7 millones.

Eso representa crecimientos del 66% y 130% respectivamente, entre 2008 y 2012.

Fuerza regional

La Asociación de Supermercados Unidos de la Zona Norte (ASUN), la Unión de Supermercados de Occidente (Uscosa), Grupo Luperón, Coopeagri y la cadena de tiendas Quickstop destacan entre otros competidores que, sin contar con grandes capitales, siguen en crecimiento.

Super Cristian es el nombre de una pequeña cadena de supermercados fundada por Martín Monestel hace unos 19 años en la zona de Fortuna de San Carlos y que pertenece a ASUN.

Hoy, Monestel maneja junto a su familia cinco puntos de venta de entre 600 y 800 metros cuadrados y analiza abrir uno más el próximo año.

Con un crecimiento del 12% anual, el empresario admite que la competencia es dura –Megasuper y Palí operan en la zona– pero las inversiones hechas en remodelaciones y servicio al cliente le han permitido mantenerse.

ASUN reúne en total a 23 negocios de la región, los cuales realizan compras por volumen que, por mes, rondan los ¢100 millones, de acuerdo con su administrador, Pablo Lanza.

A su vez, la asociación pertenece a la Compañía Distribuidora Mayorista (Codima), conglomerado compuesto por 43 supermercados de todo el país. Entre ellos destaca Super Mora y su propietario Miguel Mora, el cual fungió como presidente y gerente del proyecto.

Codima también hace órdenes de compra por volumen con el fin de obtener mejor precios para sus socios y cuenta con su propia flotilla de distribución e instalaciones en Heredia.

Otra alianza regional es la de Uscosa, fundada en el 2009 por las cooperativas Coopepalmares, Coopeatenas y Coopronaranjo.

El fin último es tener mayor músculo de negociación para los seis puntos de venta que opera en Palmares, Atenas y Naranjo, de los cuales tres son de tamaño grande y tres funcionan como minisúper.

Rodolfo Vargas, gerente comercial de Uscosa –alianza que emplea a 250 personas–, reportó que, en el periodo fiscal 2010-2011, la cadena creció 12% y en 2011-2012 el incremento fue del 20%, misma cifra que se espera para 2013.

Mientras tanto, Grupo Luperón opera tres puntos de entre 250 y 1.200 m² en playas El Coco y Hermosa, Guanacaste.

El gerente del grupo, Kristian Faerrón, ve el panorama un poco oscuro para poder crecer y aún analiza la posibilidad de más locales. En El Coco, el conglomerado se enfrenta también a Megasuper y Auto Mercado.

Por su parte, Coopeagri maneja una tienda de conveniencia y tres supermercados en la zona sur del país. Solo en el 2012 crecieron un 12% y según Rodrigo Elizondo, administrador del centro de asbatecimiento, hay planes de más puntos al corto plazo.

De la costa a la GAM

En junio del 2008, la empresa Tres E y R Inversiones detectó la oportunidad de colocar sus pequeñas tiendas de 90 metros cuadrados –llamadas Quickstop– en gasolineras del país.

Para ello, firmó un contrato con las estaciones de combustible Total e inauguró locales en el Pacífico, específicamente en Liberia, Limonal y Comunidad.

Actualmente, Quickstop también está presente en las gasolineras de Total en Belén, Lindora y Paseo Colón.

Además, se alió al grupo de estaciones JSM (con 10 bombas en el país) y abrió un punto en el centro de Alajuela (La Tropicana).

Freddy Soto, gerente de la empresa, añadió que un punto de venta requiere entre $20.000 y $25.000 de inversión. El plan para este año es crecer un 15% y abrir dos puntos nuevos en la GAM.

Grandes jugadores

Los grandes supermercados saben que las cadenas regionales también son rentables y con frecuencia hacen ofertas de venta.

Así le pasó a Super Cristian en San Carlos y Luperón en Guanacaste. Ambos negocios declinaron las propuestas debido a desacuerdos en el valor de negocio.

Entretanto, Gessa ha utilizado esa táctica como técnica de expansión, pues ha adquirido marcas como Turribásicos, Super Compro y, más recientemente, Saretto.

Otros líderes de la industria siguen haciendo millonarias inversiones en puntos de venta.

Solo por citar algunas Auto Mercado acaba de inaugurar su local número 15 y planea nuevos en Heredia y Alajuela, además de la expansión de su cadena de conveniencia Vindi.

Walmart opera desde enero pasado un megalocal en Tibás, busca nuevos espacios en Heredia y sigue creciendo con formatos como Maxi Palí.

Por su parte, Megasuper anunció inversiones de $45 millones en mayo.