Inversión supera los $13 millones y abarcará 4.000 metros cuadrados del área comercial del proyecto

Por: Jéssica I. Montero Soto 25 octubre

KidZania, una miniciudad de 4.000 metros cuadrados (m²) es el primer comercio confirmado para el megaproyecto Oxígeno, en San Francisco de Heredia.

La franquicia está en manos de Cuestamoras Urbanismo y de esa forma se convierte en cliente de su propio proyecto inmobiliario y marcará la pauta sobre el tipo de negocios que quiere acoger.

KidZania es un negocio de origen mexicano con presencia en 19 países, que se ofrece como una experiencia de juego y aprendizaje para niños y preadolescentes. Se trata de un área que recrea una ciudad, con espacios de entretenimiento, comercios y áreas abiertas, en la cual los niños y niñas juegan en forma independiente o en compañía de sus padres.

Javier del Campo, director comercial, explicó a EF que Cuestamoras tiene más experiencia como operador que como desarrollador, por lo tanto les pareció natural tener presencia directa en la oferta comercial del complejo.

Además, la empresa se encargará de la administración central: todos los locales serán propiedad del desarrollador (las tiendas, restaurantes y similares operarán como inquilinos), y la coordinación de actividades y experiencias centrales estará dirigida por ellos.

El juego de roles incluye capacitación, vestuario y regalías de la actividad elegida, además del pago con moneda de KidZania para consumo dentro del área de juegos.
El juego de roles incluye capacitación, vestuario y regalías de la actividad elegida, además del pago con moneda de KidZania para consumo dentro del área de juegos.

"En el caso específico de KidZania, que es un negocio dentro de Oxígeno del que Cuestamoras Urbanismo se convirtió en franquiciado y el operador, es porque hoy en día este tipo de espacio, las anclas de entretenimiento, son las que más valor crean. KidZania tiene una proyección de visitación que supera las 300.000 personas al año, según los estudios que hemos realizado y de un segmento meta muy alineado con nuestro proyecto, que tiene que ver con las familias, porque atrae no solo los chicos sino a los padres y a los abuelos. Crea un gran factor de diferenciación", afirmó del Campo.

Al pagar la entrada a Kidzania, ($17 por cada niño, por día, sin límite de tiempo, y la mitad por adulto), cada menor recibirá un cheque con una cantidad fija de dinero de juego (denominado kidzos) y para obtener más deberá trabajar en los roles disponibles al momento de su visita.

Estos roles incluirán los de servidores públicos (bomberos, policías, paramédicos, médicos y similares) y los del sector productivo privado según las marcas que participen. En todos los casos, recibirán una capacitación básica para cumplir el rol y así recibir el pago correspondiente.

"Desde el punto de vista corporativo, tiene mucho valor porque para lograr esta hiperrealidad que se hace, es necesario que la ciudad tenga aspecto real y lo que más ayuda a eso son las marcas. No son inquilinos sino que los denominamos socios de industria: ellos en cada industria son los dueños de la categoría. Es una manera de interacción con su producto, su marca, que crea una impresión y un recuerdo de por vida", subraya del Campo.

Para decidirse por este proyecto, Cuestamoras Urbanismo celebró reuniones de prefactibilidad con marcas de diferentes sectores que podrían estar interesadas en tener presencia dentro de KidZania. Tendrá 34 espacios para marcas que ofrecerán alrededor de 70 roles o trabajos para los visitantes.

Las marcas participantes invertirán entre $40.000 y $150.000 al inicio, en la tematización de su espacio y la exclusividad de la categoría.

Adicionalmente deberán aportar un monto anual similar, como cuota de mantenimiento, y por contrato asumen la responsabilidad de reinvertir cada tres años, para mantener la calidad de los espacios. Ya están avanzadas las negociaciones con marcas de banca, helados, bebidas y comida, con contratos que irían de tres a cinco años. También recibirán ofertas de marcas interesadas en tener un espacio dentro de la miniciudad.

Cuestamoras Urbanismo empleará directamente a 150 personas en la operación de KidZania.

El proyecto Oxígeno, en total, tendrá 200.000 metros cuadrados (m²) de construcción y 60.000 m² de área de alquiler (unos 200 locales). La construcción comenzó en abril de 2017 y se proyecta su apertura en el segundo semestre del 2018.

Cuestamoras Urbanismo invertirá de manera directa $200 millones en Oxígeno. Entre los proyectos que ya ha desarrollado Cuestamoras Urbanismo, están Distrito Cuatro Comunidad, Momentum Pinares, los edificios Forum y Latitud Dent.

* Esta información fue corregida posterior a su publicación debido a un error de la fuente en el monto de inversión de las marca.