El gran mall de San José

Ubicación y precios afianzan el bulevar de la Avenida Central como el corazón del comercio capitalino

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • /negocios/gran-mall-Avenida_Central_ELFINF20121012_0001_5.jpg
    326x204
    Infografía animada: La Avenida Central
    / 14 OCT 2012

index

En 1986, 12 cuadras de la Avenida Central empezaron a vestirse con adoquines, el tráfico se convirtió rápidamente en peatones y el nuevo bulevar inició su camino hacia lo que hoy es: un gran centro comercial en el corazón de San José.

Así lo confirman su tamaño, la variedad de locales comerciales que tiene, la cantidad de personas que lo recorren y, sobre todo, el lugar fundamental que ocupa dentro del negocio de muchos empresarios.

Según datos de la Municipalidad de San José, anualmente, tres millones de personas transitan por el bulevar.

Los números del bulevar

EF contabilizó un total de 220 establecimientos a lo largo de los 1.200 metros que componen el bulevar de la Avenida Central, siendo las tiendas especializadas en venta de ropa y las zapaterías las más abundantes, con 66 y 49 locales, respectivamente.

Esas dos categorías engloban el 52,27% del total de comercios de la zona.

Los restaurantes ocupan el tercer lugar en importancia, con 18 establecimientos, entre los que destacan importantes cadenas de comida rápida, como McDonalds, Subway, Taco Bell, KFC, Quizno’s y Pizza Hut.

La última categoría en la que se contabilizan más de 10 comercios es la de las tiendas por departamento, que ascienden a 14. Dentro de ese grupo se cuentan Ekono y Tienda La Gloria.

Los 73 locales restantes se dedican a múltiples actividades comerciales, destacan las joyerías, farmacias, cafeterías y ventas de electrodomésticos.

Además, en el total de 220 establecimientos se contabilizaron cuatro conjuntos comerciales como un todo, específicamente el Mercado Central, La Galera del Balmoral, Pasaje Plaza Avenida y Galería Central.

Hay que tomar en cuenta que las ventas informales también son parte de la oferta que ofrece el bulevar.

En dos recorridos realizados en diferentes días y horas, se encontraron, en promedio, 50 vendedores informales a lo largo de las 12 cuadras adoquinadas.

Listos para competir

La cantidad de establecimientos comerciales que tiene el bulevar de la Avenida Central le permiten competir directamente con los malls más importantes del país.

Sus 220 comercios son solamente superados por Multiplaza Escazú y Paseo de las Flores, que tienen 340 y 328 locales, respectivamente.

Además, el bulevar supera en número de establecimientos a proyectos que se encuentran cerca de su inauguración como Lincoln Plaza, en Moravia, y Paseo Metrópoli, en Cartago.

A nivel de rentabilidad, locales como Penny Lane, Tiendas Universal, Joyería Müller, Pizza Hut y Subway, que tienen presencia tanto en el bulevar como en centros comerciales, dijeron que sus establecimientos de la Avenida Central se encuentran entre los que más ventas les generan.

Esa sería la principal razón por la que, según la presidenta de la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces, Aleyda Bonilla, es tan complicado adquirir terrenos en la zona.

“Siempre hay movimiento de propiedades, pero en la propia Avenida es más difícil encontrar a alguien dispuesto a vender, es muy atractivo para todo lo que es comercio, lo que pasa es que el precio en la zona tiende hacia el alza y, por tanto, no es cualquier cliente el que puede optar por este tipo de propiedades”, comentó.

Bonilla informó que el precio de venta del metro cuadrado en el bulevar ronda los $2.500.

Por su parte, según datos de Colliers International, el alquiler en el bulevar supera con creces lo que se cobra en un central comercial. En estos ronda entre $14 y $45 el metro cuadrado por mes, mientras que en la Avenida llega hasta los $150.

¿Quién compra en el bulevar?

Las personas que adquieren productos en el bulevar de la Avenida Central son tan variadas como sus tiendas.

A nivel socioeconómico, según la opinión de los empresarios consultados, compran personas de clase baja hasta de clase media alta.

La administradora de la Sastrería Mainieri Aronne, Diana Mainieri, considera que ese es uno de los atractivos y retos más importantes del bulevar.

“Viene desde gente humilde hasta gente que tiene posiciones de trabajo bastante altas, gerentes por ejemplo, aquí atendemos a todos los estratos y eso es un reto que abre grandes posibilidades”, explicó.

Sobre las razones por las que las personas adquieren productos en el bulevar se detectaron tres tendencias: precio, fidelidad y ubicación.

El primer grupo, del que forma parte Luis Miranda cliente de Tienda La Gloria, prefiere la zona central de la capital, porque se obtienen precios más bajos en comparación con un mall .

“Los malls me gustan, pero hay cosas que aquí se encuentran más cómodas, en los malls inflan los precios, entonces yo prefiero caminar ”, afirmó Miranda.

Ese deseo de los compradores de encontrar precios más cómodos también tiene efecto a nivel de los vendedores, ya que muchos, como el administrador de La Favorita, Elías Gazel, le apuestan a los precios bajos como estrategia central de su negocio.

“Yo vendo a la cuarta parte de lo que venden los demás, aquí el secreto es tener los mejores precios. Vendemos ropa interior a precios que valen lo que vale el elástico en otras partes”, dijo.

La Favorita se encuentra en la Avenida Central desde 1941.

La segunda tendencia dentro de los clientes del bulevar es la de personas que compran por tradición en tiendas específicas y se mantienen fieles a ellas.

La tienda de telas Regis entra en ese grupo, según su administradora, Lorena García, ya que la estrategia central de ventas que aplican es generar fidelidad entre sus clientes mediante una atención muy personalizada.

“Hay una clientela fiel constante, tenemos un sistema de atención personalizada que busca generar fidelidad entre nuestras clientes. Aquí yo he visto a la abuelita, a la hija y a la nieta comprando”, mencionó García.

Finalmente, un factor que los empresarios destacan como fundamental para el éxito de las tiendas del bulevar es su cercanía con centros de trabajo, tanto públicos como privados.

La movilización de personas que generan instituciones del gobierno como la Caja Costarricense de Seguro Social y el Ministerio de Hacienda, así como la presencia de entidades financieras, como el Banco Nacional, Banco de Costa Rica y Banco Central, es para el dueño de la Joyería Müller, Orlando Johanning Müller, lo que mantiene viva a la zona.

“Mientras los bancos estén en San José van a generar movimiento. Aquí cerca de nosotros está el Banco Nacional y el Banco Central, lo que hace atractivo a San José es la cantidad de personas que se trasladan a sus centros de trabajo diariamente”, comentó Johanning.

El gerente general de Taco Bell, José Pacheco, coincide con él y agregó que para una cadena de comida rápida la movilización de personas se vuelve muy rentable.

“La Avenida Central es un punto de reunión donde diariamente cientos de costarricenses transitan, consideramos que era un buen lugar para poner a disposición nuestros productos”, manifestó el gerente.

“Actualmente –agregó–, contamos con dos locales en la zona y podemos decir que ambos restaurantes son exitosos y representan un gran aporte diario a las ventas totales de la compañía”.

Bulevar más seguro

Uno de los factores que históricamente se le achacó como negativo al bulevar de la Avenida Central es el de la seguridad.

Empero, los comerciantes y compradores señalan que durante los últimos años hubo mejoras importantes en ese aspecto.

Datos de la dirección regional de la Fuerza Pública de San José indican que, en el casco central, área de influencia de la Avenida Central que abarca los distritos Catedral, Merced, Hospital y Carmen se denunciaron 1.464 delitos contra la propiedad de enero a agosto de este año.

Dicha cifra es un 25% más baja respecto de las denuncias presentadas en el mismo periodo del 2011, en que se registraron 1.833.

Los delitos más recurrentes en la zona central de la capital son los hurtos y asaltos, con 280 y 237 denuncias cada uno.

El director regional de la Fuerza Pública en San José, Raúl Bonilla, comentó que durante los últimos meses los asaltos han disminuido, pero los hurtos han aumentado.

“Los delitos contra la propiedad se han reducido de forma general en el casco central, especialmente los asaltos, en que podemos hablar de un 15% menos que el año pasado. Por el contrario, los hurtos han aumentado cerca del 4%. El bulevar es más seguro, pero también necesitamos que las personas sean más cuidadosas”, dijo Bonilla.

La Fuerza Pública no maneja un número exacto de la cantidad de oficiales que cuidan el bulevar, pero señaló que en el casco central de San José trabajan unos 700 oficiales.

Sostenbilidad y financiamiento