El pasado 10 de setiembre QSR Internacional cedió los derechos de la franquicia a Grupo Inversor Intelectiva

Por: Cristina Fallas Villalobos 20 septiembre, 2015
 El restaurante ubicado en San Rafael de Escazú es uno de los dos que ya funcionan con el modelo que emplea KFC a nivel mundial, llamado In Store Preared. Este procura dar una imagen más fresca, actual y acogedora.
El restaurante ubicado en San Rafael de Escazú es uno de los dos que ya funcionan con el modelo que emplea KFC a nivel mundial, llamado In Store Preared. Este procura dar una imagen más fresca, actual y acogedora.

La franquicia de KFC Costa Rica tiene un nuevo dueño: el grupo Inversor Intelectiva.

La firma mexicana pactó el 10 de setiembre la compra de la operación que durante 21 años desarrolló en el país la empresa QSR Internacional.

Esta es la cuarta ocasión en que el control local de la franquicia cambia de manos, y el nuevo operador llega con un variado menú de objetivos que incluye renovar el concepto de los locales en funcionamiento, subir las ventas en esos sitios y ampliar aún más su presencia en el país.

Estas son acciones que los mexicanos deberán desarrollar en medio de un mercado de comidas rápidas caracterizado por la fuerte competencia y con visos de una saturación que ya habría cobrado víctimas como la cadena Wendy’s y otros negocios.

Para hacerle frente a estos desafíos, KFC cuenta con un posicionamiento sólido. Según el último Perfil del Consumidor de EF, la marca ocupa el tercer puesto en la lista de lugares que las personas prefieren visitar cuando ingieren comida rápida, solo por detrás de las internacionales McDonald’s y Taco Bell.

“No tengo temor ni pienso que haya saturación. Creo que quienes están cerrando sus puertas es más por un problema de administración y de operación, que con un tema de mercado y consumo”, señaló Roberto González, presidente de Intelectiva.

De esta manera coincide con el criterio de algunos de sus competidores, como Popeyes y Rostipollos, que tampoco detienen sus planes de expansión.

¿Qué va a pasar tras la venta?

El grupo mexicano definió un plan a seguir que será liderado aquí por Isidro Perera, quien asumió como gerente de la firma a inicios de año. Su trabajo será supervisado por el director de Intelectiva, Rafael Abreu, durante las que visitas que realice al país.

Entre los diferentes proyectos destaca la intención de que los 33 restaurantes que operan en Costa Rica funcionen bajo el modelo que emplea KFC a nivel mundial, llamado In Store Prepared (ISP).

Con él buscan tener una imagen más fresca, actual y acogedora por medio del uso de pantallas planas, sistema wifi y un play digital para niños, entre otros.

Este modelo ya está disponible en los locales ubicados en San Rafael Abajo de Desamparados y en el de San Rafael de Escazú.

A esto se añade que la compañía planea aumentar la cantidad de locales que tienen disponibles, sin descartar una mayor presencia en zonas fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM).

“Nos hemos comprometido y año con año estaremos invirtiendo en nuevas tiendas. En este año y el próximo, estamos hablando por lo menos de una apertura de cuatro o cinco restaurantes nuevos”, afirmó González.

Los programas de fidelidad y las facilidades tecnológicas para sus clientes, es otro de los temas que deberán solucionar los nuevos dueños de KFC en Costa Rica, debido a que a los que se empleaban eran usados en todos los restaurantes que tenía QSR Internacional.

El presidente de la firma mexicana agregó que trabajarán intensamente para darle un valor agregado por medio de la creación de promociones que se ajusten a las necesidades de sus clientes.

Otro de los aspectos en los que buscarán mejorar es en el servicio al cliente y en ofrecer constantemente nuevos productos según el gusto de sus visitantes.

Grupo Intelectivo halló en sus 665 colaboradores un espíritu de crecimiento y entrega a la marca, por lo que empleará diversos métodos para potenciar el talento y así tener empleados más satisfechos con su trabajo y que brinden el servicio más rápido y mejor.

Su competencia

En el mercado de comida rápida, específicamente en la venta de pollo y productos a base de este, Popeyes y Rostipollos, son dos de los competidores para KFC.

La primera de esas firmas tiene siete restaurantes operando y espera abrir próximamente dos más, uno en Desamparados y otro en Heredia; superando así los $5 millones que ha invertido en el país hasta la fecha.

“El mercado de comidas rápidas es muy competitivo pero mucho depende de la oferta que se le brinde al consumidor. Nosotros nos enfocamos en ofrecer al cliente ofertas de valor que sean atractivas”, dijo Virya Navarro, gerente de Mercadeo de Popeyes.

Mientras que antes de que finalice el año, Rostipollos desembolsará $1 millón en la apertura de tres restaurantes que se ubicarán en las cercanías de la Basílica de Cartago y en el City Mall y Plaza Real, en Alajuela.

Cada uno de los locales medirá unos 280 metros cuadrados y se invertirá $350.000 en cada uno. Asimismo se espera que dé empleo a entre 60 y 65 personas.

Para la cadena de restaurantes este tipo de aperturas son parte del crecimiento normal que tiene la empresa y prevén que se mantenga el ritmo en el 2016.

En el tiempo

1952

Kentucky Fried Chicken surgió como marca en 1952, cuando abrió el primer restaurante en Estados Unidos

1970

Inauguró el primer establecimiento en Costa Rica en el Paseo Colón. Luego abrió en Avenida Segunda, en Barrio La California , San Pedro y otros.

1994

QSR lnternacional adquirió los derechos de la franquicia de KFC para Costa Rica. Esta también posee los derechos en otros países de latinoamérica.

Agosto, 2015

La marca decide renovar algunos de sus productos más icónicos; entre ellos, los Twisters Wraps y el Sándwich Coronel. Argumentaron que el público lo solicitó.

Setiembre, 2015

Cierre de las negociaciones: QSR cede los derechos de la franquicia en Costa Rica a la mexicana Grupo Intelectiva.

FuenteS Archivo GN y KFC.