Inversión hotelera experimenta un renacer en Costa Rica

Desde enero de 2012 y hasta 2015 se registran 45 nuevos hoteles y $975 millones de inversión

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • /negocios/distribuye-inversion-hotelera_ELFINF20130621_0001_5.jpg
    326x204
    ¿Cómo se distribuye la inversión hotelera?
    / 22 JUN 2013

index

Con una inversión de $40 millones, el hotel Sheraton inició operaciones este junio en Escazú y con su apertura se suman 172 habitaciones más para el negocio turístico del país.

En Guanacaste, la marca Andaz Papagayo abrirá sus puertas en diciembre próximo tras realizar una inversión de $70 millones y proyectar la creación de 300 puestos de trabajo.

Siempre en la costa, esta vez en Puntarenas, Croc’s Casino Resort apura la construcción en Jacó para quedar listo en diciembre del 2014, en un proyecto que requerirá $48 millones de inversión y 196 cuartos disponibles nuevos.

Son tres ejemplos de una larga lista de inversiones hoteleras a lo largo y ancho del país, abiertos en el último año y medio, en construcción o ya planificados para inaugurarse de aquí a diciembre del 2015.

Empresarios hoteleros, corredores de bienes raíces y personas vinculadas al sector aseguran que el país está viviendo un renacer de la inversión de hoteles y complejos turísticos.

Para darle crédito a sus palabras, EF realizó un análisis de todos los proyectos anunciados y en operación desde enero del 2012 hasta diciembre del 2015 y comprobó que, si bien el ritmo de nuevos proyectos es menor al experimentado antes de la crisis del 2009, es un hecho que se está en un buen momento para la industria.

Veamos.

En este periodo, el sector dispondrá de más de 4.000 nuevas habitaciones (el 2011 cerró con 20.791) entre al menos 45 nuevos inmuebles, de los cuales 22 tienen más de 60 cuartos.

Además, se habrá invertido como mínimo $975 millones, dinero con el cual se podrían construir casi dos veces la carretera San José-San Ramón, según el fracasado proyecto de OAS o representa un poco más de los recursos que prestó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para rehabilitar la red vial nacional.

Ante todo, cautela

Los números alimentan la posición de expertos de que el turismo vive un nuevo auge en inversiones, pero este apogeo está caracterizado por ser más comedido, mejor pensado y más estratégico.

“La crisis del 2009 dejó cicatrices que no desaparecerán; muchas empresas quedaron endeudadas y se tiene un sector bancario más celoso de la forma en que presta dinero”, admitió Hermes Navarro, líder de Gestión Turística del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

La crisis estancó la oferta o inventario neto de llaves hoteleras de cinco estrellas y del segmento de sol y playa, que es hoy, el de mayor demanda.

Eso opina Carlos Hernández, portavoz de Pellas Development Group.

Él achaca el buen momento a varios factores: la tendencia de crecimiento sostenido en la llegada de turistas desde el 2011, que la conectividad aérea es cada vez mejor gracias al aeropuerto de Liberia que, además, fue ampliado y modernizado.

Finalmente, Hernández sostiene que el marco regulatorio, de zonificación y leyes ambientales que goza el país, limita la velocidad de expansión de la oferta hotelera.

Si de estrategia se habla, los empresarios turísticos creen que ahora los hoteles procuran generar opciones personalizadas, a entender de forma más profunda el estilo de vida de sus viajeros.

Esto expresa Álvaro Valeriani, vicepresidente de mercadeo de Hyat Place y Andaz Papagayo, dos de los proyectos nuevos.

“Ahora es una inversión orgánica, casi siempre añadida a un sistema probado de ventas internacionales y con conceptos sólidos”, agregó Gustavo Segura, presidente de Grupo Punta Islita.

Pese a estas consideraciones, los desarrolladores aceptan que el atractivo del país prevalece y que las campañas de mercadeo a escala internacional, aunado a las condiciones naturales del destino, favorecen la visión positiva de inversionistas para volver su mirada a Costa Rica, tal como dijo Rory Hascall, presidente de Croc’s Casino Resort.

Lo anterior se ve reflejado en el irregular pico de metros cuadrados tramitados por los hoteleros ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) en el 2011 cuando creció un 249% respecto del año anterior, cuando más bien sufrió una merma de 55% en comparación con el 2009.

En cuanto al 2012, los datos del CFIA hablan de una disminución del 14%, lo que para especialistas responde a que muchos de los proyectos tramitados hace tres o cuatro años, apenas se están desarrollando en la actualidad.

Si de empleos se trata, esta actividad (hoteles y restaurantes) generó para el último trimestre del 2012, un total de 102.255 empleos directos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Actualmente, el ICT reporta 22.445 habitaciones en todo el país y, pese al surgimiento de nuevos espacios, entre el 2008 y el 2013 se han registrado 14 alojamientos cerrados, equivalente a 297 cuartos menos disponibles.

Empero, con la nueva oferta del periodo en estudio, el número de cuartos estaría subiendo un 19,4% con respecto al 2011.

¿Ciudad o las costas?

De los 22 hoteles de reciente apertura o cercanos a operar con más de 60 habitaciones, la mitad está o estará situado en la Gran Área Metropolitana (GAM) y, de estos, la mayoría en el sector oeste de la capital.

Es un indicador positivo pero que a la vez preocupa. Por un lado, el hecho de que se construyan hoteles en la ciudad, significa que el país está consolidando el segmento de turismo corporativo y para ello se ofrecen alojamientos de servicio limitado para el ejecutivo pero con altos estándares.

Un ejemplo es el Sheraton, recién abierto y cuyo plan venía gestándose antes de la crisis –hace cinco años que adquirió los terrenos– pero que al sobrevenir la recesión, se detuvo.

Su gerente general, Darío González, reconoce que se percibe una reactivación y oportunidades para el turista de negocios.

La inminente apertura del Centro Nacional de Convenciones hacia finales del 2014 también ha incentivado la actividad en el último tiempo, según aceptan los desarrolladores.

A pesar de esto, si el crecimiento sigue sin planificación se podría llegar a una sobreoferta y, por consiguiente, a una saturación del mercado, como está pasando con Panamá, recordó Alberto Orlich, director de desarrollos de Kirebe, responsable de Wyndham Garden Escazú.

“Hay que tener cuidado de no sobreconstruir para que el periodo de estabilización (de oferta y demanda) no sea tan largo”, comentó.

Lo mejor es desconcentrar la oferta hacia otros puntos de la GAM, como lo hizo Caribe Hospitality al levantar el Courtyard by Marriot cerca de El Coyol de Alajuela.

Es una zona, comentó su gerente de mercadeo, Mariano Bonilla, de acelerado crecimiento industrial y de servicios, pero con déficit de habitaciones.

En su opinión, de mantenerse el ritmo de construcciones en el oeste, llegará un momento en que el mercado no lo soportará.

Los datos del CFIA comprueban lo anterior, pues San José acapara un 20% de los permisos tramitados entre el 2007 y mayo del 2013, aunque ampliamente superado por Guanacaste.

Arena, sol y mar

El otro 50% de las nuevos hoteles están o estarán en las costas, principalmente en Guanacaste.

El pasado 2 de noviembre entró en operación el hotel Riu Palace por $85 millones y 538 habitaciones. Es el segundo proyecto local de esta corporación española que inauguró, en el 2009, otro hotel de 701 cuartos; ambos en playa Matapalo de Guanacaste.

Riu está afincada en una propiedad de 320 hectáreas y las construcciones ocupan cerca de 155.000 metros cuadrados, es decir, menos del 5% del total.

Ha sido una marca tiznada de cuestionamientos desde la construcción del primer edificio.

Problemas ambientales, de condiciones laborales, líos sanitarios, polémicas sobre el papel del Concejo Municipal en torno al plan regulador y dudas acerca de si el tamaño del proyecto es el tipo de desarrollo turístico que el país quiere, han perseguido el desarrollo de este complejo.

No obstante, ambos están operando luego de una inversión que, en su conjunto, alcanza los $260 millones.

Por su parte, Pellas Development Group espera abrir su Dreams Las Mareas Resort & Spa para el último semestre del 2014. Estará situado en playa El Jobo, en La Cruz de Guanacaste y será la primera inversión de un ambicioso plan que incluirá además un hotel boutique de lujo, área de viviendas de clase media, un campus de turismo médico y de retirados (con hospital incluido), un centro comercial y un muelle turístico con servicio de ferry entre San Juan del Sur de Nicaragua y La Cruz.

Es un proyecto a 15 años plazo que implicará una inversión superior a los $1.000 millones, detalló su vocero, Carlos Hernández.

Otro consorcio con agenda llena es Enjoy Group, presidido por el empresario y exministro de Turismo, Rubén Pacheco.

El grupo administra ya varios hoteles, entre ellos, el Hilton Papagayo y el Hilton Garden Inn en Liberia, el Doubletree Resort en Puntarenas y el Palma Real en San José.

Su enfoque futuro estará centrado en el desarrollo de hoteles tipo boutique . Planea abrir 10 de ellos al 2020, tanto en el país como en la región.

El primero en la lista es el Mangroove de $30 millones, en playa Panamá, que abrirá puertas en enero del 2014.

“Estamos en proceso de negociación con varios proyectos más, que podrán ver sus aperturas a partir del 2015”, especificó Pacheco.

El grupo apuesta por crear un circuito de hoteles en playa, montaña y ciudad entre 60 y 120 habitaciones.

Para el 2014, está previsto también el Paradisus Papagayo a cargo de la firma Sunvesta. Se trata de un centro vacacional de 381 habitaciones de lujo.

Es, según explicó su director, Andrés Montejo, parte del plan de expansión de la marca que incluyó la apertura del Paradisus Cancún, el del Carmen, la Perla y La Esmeralda, todos en México.

El de Costa Rica funcionará bajo el sistema de todo incluido, tendrá un centro de convenciones y más de siete restaurantes.

Será una inversión de $175 millones.

Otro megaproyecto que promete dos desarrollos hoteleros para el 2015 es el Guanacaste Country Club (GCC), cuyo inicio de construcción ha sufrido atrasos debido a un reenfoque de estrategia, reconoció uno de sus socios, Craig Williamson.

GCC se localizará en una propiedad de 834 hectáreas en Liberia, de las cuales se utilizarán para la construcción 247. Frank Biden (hermano del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden), Wesley Stumbo (socio de la desarrolladora Bluegrass Equity) y el empresario Williamson son los inversionistas principales del proyecto.

Pequeños

Aunque Guanacaste es sinónimo de arena y mar, no todos las opciones apuntan hacia estas opciones de disfrute.

Río Perdido es un complejo turístico situado en Bagaces de Guancaste, en una propiedad de 240 hectáreas.

Su apertura ocurrió en julio del año pasado y es una muestra de que el crecimiento en la inversión puede derivar en destinos no tradicionales.

La primera fase ocupa un 5% de la propiedad asentada en una reserva. Posee restaurante, piscina, spa , atracciones de aventura que se complementarán, según explicó su gerente comercial, Luigi Quesada, con un hotel que se irá ampliando en varias etapas.

El grupo propietario, Árbol Cuatro Escudos, invertirá $8 millones para levantar 20 habitaciones en un alojamiento de cuatro estrellas. La idea es abrirlo en enero del 2014.

EF supo que varias empresas tramitan permisos ambientales con el objetivo de construir hoteles en diferentes partes del país, la mayoría de ellos de menor tamaño.

Se sabe de las gestiones que se realizan para Condo-hotel El Obelisco, en Escazú; el del Hotel Ecológico, el cual se ubicaría en Naranjo de Alajuela, y otro llamado Impala, en Corrededores de Puntarenas.

En el sector de Monteverde, se gestionan permisos para hacer el Monteverde Country Lodge y en Golfito se estaría desarrollando otro llamado Zancudo Lodge.

Por su parte, otros ya en operación anunciaron expansiones. Entre ellos, el Real Intercontinental en Escazú, que recientemente cerró una inversión de $8 millones en un nuevo centro de convenciones con capacidad para alojar a más de 2.000 personas.

Entretanto, Grupo Marta –compañía dueña de Best Western Jacó y Best Western Irazú– destinó cerca de $1,5 millones para convertir al primer hotel en un centro todo incluido, además de remodelar las instalaciones del segundo y crear un centro de convenciones.

Wyndham Herradura –antes Ramada Herradura– gastó más de $1 millón para cambiar la marca y realizar remodelaciones a final del año pasado.

El Arenal Nayara, ubicado San Carlos, creará 89 puestos nuevos de trabajo con una ampliación de 26 habitaciones.

Autograph Collection

Y si de nuevas inversiones se trata, el Grupo Punta Islita, con sede en Guanacaste, lo hará por $2 millones en un proyecto que le permitirá visibilizarse aún más en el mercado internacional.

Así lo explicó su presidente, Gustavo Seguro, al comentar que el grupo adquirió la franquicia Autograph Collection, firma propiedad de Marriott Corporation, que reúne a hoteles independientes, tipo boutique y lujosos de todas partes del mundo en un solo portal.

El objetivo de Islita es aumentar los estándares y eso lo obtendrá con la inversión en agenda.

A Autograph Collection pertenecen, por ejemplo, 13 hoteles del sur de Estados Unidos, dos de México y siete de España.

Los hay en diferentes categorías; por ejemplo, artísticos, culinarios, históricos, de aventura y de naturaleza.

Protagonistas del repunte hotelero

22 de los 45 nuevos hoteles contabilizados para el periodo 2012-2015 en el país registran más de 60 habitaciones.

HotelDesarrolladorInversiónHabitacionesEmpleos generadosUbicaciónCategoría AperturaEstado actual
Studio Hotel Adolfo Onofrio Annese$6 millones82 58 Santa Ana, San José 5 estrellas Febrero, 2012 Operando
Aloft Lindora Terranum$15 millones150 50 Santa Ana, San José 4 estrellas Mayo, 2012 Operando
Wyndham Garden Kirebe$12 millones111 70 Escazú, San José 5 estrellas Noviembre, 2012 Operando
Hyatt Place Hyatt Hoteles & Sinergo Development$20 millones121 60 Curridabat, San José 5 estrellas Noviembre, 2012 Operando
Park Inn Hogares de Costa Rica$20 millones125 100 Don Bosco, San José5 estrellas Enero, 2013 Operando
Monalisa Casino No disponibleNo disponible87 57 Carmen, San José N.D. Abril, 2013 Operando
Sheraton San JoséEXE Development$40 millones172 300 Escazú, San José 5 estrellas Junio, 2013 Operando
Avenida Escazú (nombre por anunciar) Portafolio InmobiliarioNo disponible100No disponible Escazú, San José 5 estrellas Enero, 2015 Planificación
Hilton Garden Inn Grupo Leumi$13,4 millones118 70 Sabana, San José 5 estrellas Diciembre, 2015 Construcción
Riu Palace SF Costa Rica Hotelera de Guanacaste$85 millones538 400 Carrillo, Guanacaste 5 estrellas Noviembre, 2012 Operando
Andaz PapagayoHyatt Hoteles & Sinergo Development$70 millones153 300 Liberia, Guanacaste 5 estrellas Diciembre, 2013 Construcción
Mangroove Enjoy Hotels$30 millones85 200 Carrillo, Guanacaste 5 estrellas Enero, 2014 Construcción
Paradisus Papagayo Bay Resort Sunvesta Holding$175 millones381 449 Papagayo, Guanacaste 5 estrellas Octubre, 2014 Construcción
Dreams Las Mareas Pellas Development Group$125 millones447 615 La Cruz, Guanacaste 5 estrellas Diciembre, 2014 Construcción
Guanacaste Country Club (nombre por anunciar) Craig Williamson$160 millones260 No disponible Liberia, Guanacaste 5 estrellas Enero, 2015 Planificación
Guanacaste Country Club (nombre por anunciar) Craig Williamson$65 millones60 No disponible Liberia, Guanacaste 5 estrellas Enero, 2015 Planificación
Marriott Papagayo Caribe Hospitality$67,2 millones340 No disponible Papagayo, Guanacaste 5 estrellas No disponible Planificación
Puntarenas Beach No disponibleNo disponible66 11 Puntarenas 4 estrellas Enero, 2012 Operando
Arenas Playa BlancaNo disponibleNo disponible162 146 Puntarenas 3 estrellas Diciembre, 2013 Construcción
Croc’s Casino ResorDag y Rory Hascall$48 millones196 300 Jacó, Puntarenas 4 estrellas Diciembre, 2014 Construcción
Courtyard by Marriott Caribe Hospitality$14 millones128 60 Alajuela 4 estrellas Setiembre, 2012 Operando
City Express Hospiteum Corporation$9,6millones13425 Heredia 4 estrellas Noviembre, 2012 Operando
Sostenbilidad y financiamiento