MENCIÓN POR GESTIÓN

Juan Carlos Crespo

Al rescate de la centenaria “señora”

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Sin dudarlo, Juan Carlos Crespo define la tienda La Gloria como una señora de 110 años de edad, que piensa como una dama de entre 25 y 30 años, profesional, activa e independiente, y que busca lucir lo mejor posible.

Empero, también sin pensarlo mucho, el empresario reconoció que esa ambición característica del nuevo siglo fue la que metió en aprietos a la señora, que sufrió una quebradura, lo cual, a su edad, casi resulta fatal.

Crespo logró evitar que La Gloria se hundiera en la altísima marea de deudas y de malas decisiones que alcanzó en el 2003 a la centenaria empresa de cuatro generaciones.

Ya para el 2005 el empresario había logrado negociar las deudas con los proveedores, paso que implicó la creación de fuertes alianzas para volver al inventario que la tienda había ofrecido históricamente.

Sin embargo, Crespo afirmó que la acción que salvó a La Gloria de cerrar sus puertas fue entrar en un convenio preventivo de acreedores que finaliza en el 2017, el cual bajó la temperatura de la relación con los bancos, al presentar un plan de pago que fue aceptado por todas las partes.

“Ahí fue cuando la empresa empezó a recuperarse. De camino fuimos cerrando sucursales, vendimos dos edificios e hicimos una implosión. Volvimos, como negocio, a nuestras raíces elementales, de don Santiago Crespo, de excelente surtido y servicio al cliente”, explicó Crespo.

Al día de hoy, el gerente general de La Gloria ha sido capaz de lograr un flujo de caja y utilidades suficientes para honrar los pagos de acreedores, que le permite generar una capitalización que ha hecho crecer nuevamente al negocio.

El giro del negocio ha jugado un papel trascendente en la regeneración de La Gloria. Incluye, el portafolio del producto que se ofrece al cliente, y una buena relación surtido, calidad y precio.

En el camino, la empresa desarrolló el proyecto de uniformes escolares, el cual Crespo califica como un éxito rotundo.

Según sus palabras, La Gloria pasó de no saber de dónde iba a sacar para pagar la planilla semanal a sus empleados, a planificar otra vez el futuro del negocio para los próximos cinco años, con la mira puesta en una empresa altamente eficiente, productiva y con inmejorables relaciones humanas con su personal, los clientes y el Estado.

Crespo confía en que el modelo que desarrolló sea lo suficientemente apetitoso para lograr una nueva expansión del negocio en el futuro cercano. Por ahora, no hay planes de crear nuevos puntos de venta.

“El proyecto ahora es construir una empresa modelo desde todo punto de vista”, recalcó Crespo, al destacar que la señora centenaria ya goza de salud.

Edad: 53 años | Puesto: Gerente general de Tienda La Gloria | grado académico: Maestría en administración de negocios con énfasis en mercado de la Universidad de Oklahoma, Estados Unidos. | otros cargos: Miembro de la Asociación por el Rescate de la Avenida Central de San José. Fue miembro de la Junta Directiva de la Fundación Neotrópica.

Sostenbilidad y financiamiento