Ley antitabaco genera ganancias y pérdidas para restaurantes y hoteles

Bares y restaurantes se debaten entre mejoras en la salud, pero también bajas en las ventas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Poco más de un año después que entró en vigencia la Ley 9.028, conocida como ley antitabaco, comienzan a vislumbrarse los primeros efectos positivos y negativos para el sector de hoteles y restaurantes del país.

Algunos empresarios admiten que han percibido una mejora en la salud de sus empleados y tienen clientes más satisfechos por los ambientes limpios.

Sin embargo, otros han disminuido sus ventas, debido a que algunos acostumbraban tomar licor y fumar, y ahora evitan visitar bares o disminuyen su tiempo de permanencia y consumo al no poder encender un cigarro.

Incluso, se quejan de que el contrabando de cigarrillos ha subido.

Leopoldo Sanz, director de Asuntos Corporativos de Tabacalera Costarricense, detalló que un estudio de Euromonitor reveló un aumento del 19% en el tráfico ilegal de cigarrillos desde la entrada en vigencia de la Ley.

La Ley General de Control del Tabaco y sus Efectos Nocivos en la Salud entró en vigencia en marzo del 2012 y establece una serie de multas que van desde un 10% de un salario base hasta 10 salarios base, según sea la falta. .

Posiciones encontradas

Adrian Vera, gerente general de Alimentos y Bebidas del Grupo Colonial, comentó que la Ley ha beneficiado a los clientes no fumadores. No obstante, las ventas del bar disminuyeron un 30%.

Grupo Colonial integra al Casino Club Colonial, al hotel Sleep Inn y al restaurante Magnolia.

Gonzalo Figueroa, socio gerente del restaurante Tierra Sur, consideró que a nivel de facturación de la Ley es perjudicial, pero a nivel de la salud, beneficiosa.

“Creo que el texto es coherente con los estándares de salud de un país desarrollado”, opinó.

Otros locales, por el contrario, ven consecuencias positivas.

El bar y restaurante Gran Papá ya venía implementado la política de no fumado antes de la Ley, por lo que no se dio impacto negativo alguno, confirmó la dueña Ana Cristina Brenes.

“Eran muy pocos los que no aceptaban la política de no fumar. Los clientes actualmente salen a la acera con su cigarro sin problema”, añadió.

Sin embargo, Alejandro Madrigal, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore), afirmó que algunos asociados les han comentado que los clientes salen a fumar y se van sin pagar.

Tanto el Gran Papá como el restaurante Don Wang destacaron que la Ley ha permitido mejorar la salud del personal.

Denia Argüello, gerenta de Don Wang, resaltó como positivo que sus empleados se enferman e incapacitan menos.

A nivel económico, señaló que ya no desperdicia una zona por ser exclusiva para fumadores y también se ahorra los ceniceros y el gasto en su limpieza.

Madrigal admitió que no han medido con números el impacto económico de la Ley, pero aseguró que sí hay una afectación significativa en los negocios.

Texto confuso

Manuel Burgos, presidente de Cacore, comentó que aún no tienen claro el objetivo primordial de la Ley, pues lo que ha conseguido es sacar a la calle a los fumadores, pero no velar por la calidad de vida de fumadores y no fumadores, ni ayudar a la economía del sistema de salud del país.

Por su parte, Gustavo Araya, vicepresidente de la Cámara de Hoteles, externó que la Ley se fue a los extremos.

Pese a que los hoteles quedaron por fuera de los lugares donde se prohíbe fumar (solo se incluyen habitaciones), Araya informó que se han dado denuncias de huéspedes por confusiones que creen que en parqueos o en el lobby no se puede.

Sin embargo, muchos hoteles cuentan con bares y restaurantes donde sí aplica la Ley y donde se han visto afectados por una baja en el consumo.

Otra de las confusiones que se dan es la exhibición del producto en los puntos de venta, pues muchos creen que está prohibido, indicó Sanz, de la Tabacalera.

Madrigal, director de Cacore, informó que la Cámara está redactando una solicitud al Ministerio de Salud para que publique un listado de productos de tabaco legalmente inscritos y aclare otras de las confusiones.

Consideró que la Ley debe afinarse en aspectos sobre libertad de comercio y definición de zonas de fumado y no fumado.

Se prohíbe fumar

La ley antitabaco establece las siguientes multas:

10% de un salario base a las personas físicas que fumen en los sitios prohibidos.

15% de un salario base a las personas que incumplan el deber de colocar los avisos de “Prohibido fumar”.

50% de un salario base al responsable de una entidad donde se incumplieron los sitios de fumado, al que fabrique, importe o venda alimentos o juguetes que tengan la forma o el diseño de productos de tabaco, a quien venda cigarros sueltos o en cajetillas de menos de 20 unidades, entre otras ilegalidades.

10 salarios base a quien incumpla los trámites respectivos ante el Ministerio de Salud.

Fuente Ley antitabaco N° 9.028.

Sostenbilidad y financiamiento