Vehículos chinos ganan espacio en las carreteras nacionales

Ventas aumentan hasta un 20% anual

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las agencias que venden vehículos chinos en el país están logrando que sean cada vez más los conductores que dejen a un lado las marcas tradicionales y opten por algunos de sus modelos.

Firmas como Great Wall, Veinsa, Distrito Automotriz, Cori Motors y China Motors registran un crecimiento sostenido en las ventas y prevén un aumento de hasta un 20% para el próximo año.

¿Qué han hecho para mejorar las cifras? Estas empresas se concentran en mostrarle al consumidor que tendrá un vehículo seguro, económico, eficiente y moderno pero sobre todo con respaldo.

Jairo Tapias, gerente de Ventas de Great Wall, manifestó que con el paso de los años los costarricenses han tenido una apertura importante hacia la compra de marcas de vehículos chinos.

Esta firma –que entró al mercado en el 2002– ofrece ocho modelos con precios que van de los $18.000 hasta los $36.000. Colocó cerca de 1.500 unidades en carretera en los últimos cinco años.

“En el 2016, planeamos colocar 500 unidades. Ofrecemos vehículos con cinco estrellas de seguridad, alta tecnología, emisiones 4 / 5, confort y financiamiento disponible”, destacó Tapias.

Hoy, la empresa tiene su sucursal en La Uruca pero planea abrir pronto en Guanacaste y Guápiles al detectar clientes potenciales en las zonas rurales.

En ese sector josefino también Cori Motors tiene su único punto de venta, una firma que empezó a operar en el 2009 en el país y reporta un crecimiento anual en las ventas de cerca del 20% con las marcas BYD y Fotón.

La empresa basa su estrategia en ofrecer sus vehículos y microbuses como un producto nuevo, con estándares de seguridad requeridos, alta tecnología y el respaldo de una marca con una gran trayectoria internacional.

“Vimos en el mercado la oportunidad de brindar vehículos de calidad, de alta tecnología y a excelentes precios. Para el 2016, esperamos seguir con el mismo ritmo de crecimiento, ampliar nuestra presencia a nivel nacional e introducir más modelos”, detalló Pedro Dobles, gerente general de Cori Motors.

Esta firma maneja dos marcas y ofrece un total de ocho modelos que tienen un precio que oscila entre los $13.900 y $39.500.

China Motors tiene operaciones en Costa Rica desde 1995, cuando iniciaron la venta de buses y microbuses. Luego incorporaron pickups , SUV y, en noviembre pasado, un vehículo.

“Hace 20 años, la gente desconocía las diferencias en calidad de las marcas chinas, con el tiempo adquirieron mayor confianza por el stock de repuestos, el servicio posventa y la relación calidad precio. Ahora hay una aceptación mayor”, dijo Lucía Chaverri, gerente general de la firma.

China Motors tiene en su portafolio siete marcas y nueve modelos. El más barato es el automóvil Weichai Enranger con un precio de $20.900 y los más caros son los buses, con un valor de $90.000.

La firma tiene tres sucursales en Tibás, Escazú y Cartago, ha colocado más de 700 unidades en los últimos cinco años y prevé crecer en el 2016 entre un 5% o 10%.

Oferta más robusta

Distrito Automotriz y Veinsa Motors empezaron a vender los vehículos chinos con el afán de robustecer el portafolio que ya le ofrecían a los costarricenses.

La primera agencia es reconocida por comercializar en el país la marca Suzuki pero también se encargan de colocar JAC y Changan, fabricadas en China.

Allan Altamirano, vocero de la compañía, explicó que observaron una evolución en la industria automotriz china que los hizo valorar marcas y fabricantes durante aproximadamente cinco años.

“Encontramos a JAC y Changan, que tienen todo el respaldo, desarrollo e innovación que nuestro mercado demanda”, agregó.

Distrito Automotriz reporta un crecimiento sostenido del 20% anual en los últimos cinco años. Y para el próximo año prevé una cifra similar o mayor con el lanzamiento de nuevos modelos.

El vocero de la empresa añadió que parte importante de los buenos resultados es el respaldo que ofrece la agencia al tener más de 90 años de operar en el país.

La línea comercial de Distrito Automotriz tiene precios que van desde los $12.000 y, en el caso de la línea de vehículos, desde $12.500.

Veinsa Motors, por su parte, comercializa siete marcas en las que se incluyen la china Geely, la cual vende desde el 2006.

Roberto Álvarez, director comercial de Veinsa, mencionó que decidieron traer la marca a Costa Rica debido a que tiene gran prestigio a nivel mundial y es conocida por su alta innovación.

Ellos venden cuatro diferentes modelos con precios que van desde los $13.900 hasta los $24.900. En los últimos cinco años han colocado en las carreteras nacionales más de 2.000 unidades.

“Hemos tenido una gran aceptación de la marca a nivel nacional ya que son autos económicos, de bajo consumo y bajo mantenimiento. La expectativa es seguir creciendo y vender unas 500 unidades en el 2016”, comentó.

Veinsa apuesta por ser la única empresa que brinda una garantía de cinco años para vehículos chinos y el respaldo de la agencia con su taller de servicio y venta de repuestos originales.

“Eso le da la confianza al cliente de que está adquiriendo un producto de alta calidad”, afirmó el ejecutivo.

Sostenbilidad y financiamiento