En los nietos y nietas los signos de trastornos metabólicos no fueron tan graves como en la primera generación

Por: Carolina Ruiz Vega 16 julio, 2013
obesidad
obesidad

Rasgos moleculares presente en el esperma de los hombres obesos podrían conducir a la obesidad y a la diabetes de sus próximas dos generaciones de descendientes, aún si estas personas están comiendo de forma saludable.

Así lo determinó una investigación de la Universidad de Adelaide, que explica que la dieta que se consume puede cambiar la composición molecular de los espermatozoides.

“En los hombres obesos, los cambios en sus moléculas microARN podrían programar al embrión para que desarrolle obesidad o enfermedad metabólica más tarde en la vida", dijo en el sitio de la universidad el autor principal del estudio, Tod Fullston, quien sostiene que “para la descendencia femenina, existe un mayor riesgo”.

En los nietos y nietas los signos de trastornos metabólicos no fueron tan graves como en la primera generación.

Fullston dice que incluso si el padre obeso no muestra ningún signo de diabetes o de la enfermedad metabólica, estas enfermedades podrían ser heredadas por sus descendientes.

Etiquetado como: