Empresarios demandan políticas de Estado que aumenten producción de aceite

Por: Leticia Vindas Quirós 27 abril, 2014
 Biodiesel H&M opera desde hace cuatro años en Santa Clara de Santa Carlos. El negocio inició fabricando agregados de concreto y luego incorporó la producción de biodiesel a base de aceites recuperados y sebo de res.
Biodiesel H&M opera desde hace cuatro años en Santa Clara de Santa Carlos. El negocio inició fabricando agregados de concreto y luego incorporó la producción de biodiesel a base de aceites recuperados y sebo de res.

Energías Biodegradables de Costa Rica nació en la cocina de la casa de Eladio Madriz.

Él y su familia decidieron ingresar en este negocio desde hace casi 10 años utilizando el aceite de su casa.

Actualmente, producen de 10.000 a 15.000 litros diarios de biodiesel , además de biodesmoldantes (aditivo para la construcción), aceite agrícola para control de hongos, entre otros productos biodegradables, a base de aceites nuevos y recuperados que obtienen de diferentes partes del país.

Madriz comentó que cada vez son menos las personas que mantienen el mito de que este combustible es dañino para el motor de un vehículo.

Al mes, unos 4.000 automóviles de todo tipo utilizan el producto de esta empresa. Uno de sus clientes es el Consorcio Operativo del Este, que opera las rutas de buses de San Pedro, Sabanilla y Zapote.

Sin embargo, aunque Madriz desea aumentar la producción de su empresa, no le es posible.

No se trata de falta de infraestructura, de poca capacidad de inversión o de baja demanda.

Madriz y otros productores de biodiesel del país no pueden aumentar actualmente el volumen de su negocio por la falta de materia prima, ya sea aceites recuperados o nuevos, de donde se deriva este combustible.

En Costa Rica, existen pocas empresas que se han integrado a la producción de este biocombustible. Gracias a consultas a investigadores y empresarios del ramo, se dio con cuatro compañías productoras en el país: Central Biodiesel HTP, Biodiesel H&M, Energías Biodegradables de Costa Rica y Diesello Verde.

Biodiesel H&M es otra de las empresas que no pueden producir más porque carecen de mayor volumen de materia prima.

Esta compañía es hermana de Grupo H&M, productora de agregados de concreto.

Hace unos cuatro años conocieron el caso de una empresa en Colombia que producía biodiesel y se plantearon hacer lo mismo aquí para el abastecimiento de su propia flotilla.

Comenzaron con unos cuantos litros, que estaban lejos de ser la mezcla actual, pues debieron pasar por un proceso de muestreo, prueba y error hasta lograr el balance más adecuado para los vehículos. Hoy producen 100.000 litros al mes, de los cuales utilizan la mitad para su propio abastecimiento y el resto lo venden.

Falta de aceite

La falta de materia prima para fabricar este combustible orgánico se debe a dos motivos.

El primero es la ausencia de cultura entre las personas, principalmente, restaurantes, de almacenar los aceites de la cocina para luego darles un uso.

Aunque los productores de biodiesel compran ese aceite, algunos negocios prefieren botarlo antes de almacenarlo hasta que pueda ser recogido e, incluso, carecen de infraestructura para guardar cantidades grandes.

Sin embargo, el principal inconveniente es la ausencia de una política de Estado que incentive la producción de aceites nuevos, con la cual podrían garantizarse un abastecimiento fijo.

EF trató de contactar a los voceros de Central Biodiesel HTP y Diesello Verde, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Las empresas que comercializan biodiesel en Costa Rica ofrecen un combustible puro, es decir, se trata de aceite tratado que carece de algún derivado de petróleo.

En el país, cualquier individuo o empresa puede producir biocombustibles puros y venderlos, no solo a base de aceites, sino de cualquier materia orgánica apta para esos fines.

También puede mezclarlos con algún derivado de petróleo pero solo para consumo propio, ya que todo lo referente a la comercialización de hidrocarburos es competencia exclusiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Costa Rica tiene un Plan Nacional de Biocombustibles en el que se propone que Recope asuma una producción y comercialización masiva de biocombustibles mezclados pero, por ahora, se ha limitado a una producción experimental en su plantel en Barranca de Puntarenas.

Sin la presencia de esta política, los empresarios dependen de las empresas y hogares que deseen venderles el aceite.

La academia, en conjunto con el sector público y privado, han desarrollado investigaciones para producir aceite para biocombustibles a base de higuerilla, tempate, palma africana y algas.

Sin embargo, no se ha logrado implementar de lleno alguno de estos cultivos.

“No hemos podido convencer a las autoridades de ninguno de los últimos tres gobiernos para que nos ayuden con un programa para recolectar estos aceites o incluso producirlos nuevos”, externó Madriz, de Energías Biodegradables de Costa Rica.

El uso de biocombustibles mezclados con derivados del petróleo cobra importancia de cara a la meta del país de ser carbono neutral para el 2021, pues el biodiesel emite 98% menos de contaminación.

“Hoy es un proyecto rentable, pero no tanto como debería serlo. Lo mantenemos porque es una promesa a futuro y porque creemos en ofrecer una alternativa de combustible más amigable con el ambiente”, comentó Óscar Herrera, encargado de la planta de Biodiesel H&M.

Posibles fuentes

El biodiesel y el etanol pueden fabricarse con diferentes fuentes de ácidos grasos. Los componentes extra de la mezcla dependerán de la calidad que el productor necesite darle.

Algunas opciones experimentadas en el país son las siguientes:

Algas: Se trata de un tipo de alga específica que contiene altos niveles de aceite. Se mantienen en cultivos destinados para este fin.

Higuerilla: Es un arbusto del cual se extrae el aceite de ricino. La producción nacional está en etapa de experimentación.

Aceite: Es el más utilizado en el país y proviene usualmente de aceites de cocina recuperados. Tras un proceso de reacción, el aceite se separa en biodiesel y glicerina.

Fuente Consultas a empresas.