Pequeños productores de plantas y follajes ampliaron exportaciones a mercados no tradicionales

Algunos de los destinos son Rusia, Polonia y Sudáfrica

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /negocios/plantas-flores-follajes_ELFCHA20130315_0002_5.jpg
    326x204
    Sector de plantas, flores y follajes en continuo crecimiento
    / 17 MAR 2013

index

Sudafricanos, polacos y turcos son algunos de los compradores más recientes de las plantas, flores y follajes producidos por pequeños y medianos empresarios costarricenses.

Este sector logró encontrar en los mercados no tradicionales un canal de crecimiento, principalmente, durante los últimos tres años.

Por mercados no tradicionales se entiende aquellos que generan una menor cantidad de divisas por el bajo volumen de envíos, por lo que se excluye a América, la mayoría de la Unión Europea y algunas zonas de Asia, como China o Japón.

En esas economías, el sector se topó con un consumidor dispuesto a costear el valor extra que implica enviar un producto muy delicado a distancias tan largas.

Sin embargo, aunque la diversificación disminuye parte de las dificultades de estos productores, no las subsana del todo.

Del 2008 al 2012, las divisas generadas por exportaciones de plantas ornamentales decrecieron un 0,1%, mientras que para follajes decrecieron un 41,7%.

La barrera del transporte

Solo en el área de plantas ornamentales existen al menos 40 empresas que exportan, de las cuales el 90% son pymes, detalló Diego Gil, propietario de Ornamentales del Río y vicepresidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Plantas, Flores y Follajes; similar realidad se observa para los productores de follajes y de flores.

Por tratarse de pequeños negocios, una de las principales dificultades de insertarse en estos mercados es el transporte, no solo por la distancia, sino por lo delicado del producto.

El tema de la distancia es solventado por el comprador, que está dispuesto a pagar más.

Ornamentales del Río ha hecho envíos a Corea del Sur, Sudáfrica, Polonia y Rusia.

Para solventar el tema de distancia, en muchos casos, se emplean contenedores con control atmosférico del ozono, también con mayor costo.

No todas las plantas soportan estas condiciones, así que los productos que tradicionalmente se envían son caña india o adalias.

¿Por qué estos países deciden comprar plantas de destinos tan lejanos?

Arturo Fernández, dueño de Orplant, comentó que Costa Rica se encuentra entre los mayores productores de plantas ornamentales del mundo, por lo que desde hace varios años se ha ganado un lugar en el mercado.

Este empresa envía producto a 11 destinos poco comunes, pero solo exportan las plantas llamadas Dracaenas deremesis y parte de los envíos se hacen vía aérea.

Michael Brodersen, gerente de operaciones de Marketplace, también señaló como dificultad la diferencia de culturas y de formas de negociación.

Esta empresa exporta plantas ornamentales a Corea del Sur desde hace un año.

Ferias: vitrina al mundo

Los productores consultados informaron que las ferias que realiza la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) han sido la principal vía para hacer negocios con estas economías.

Algunas de ellas son Fruit Logistica, Anuga, y la Misión Comercial de Compradores (BTM) en Alemania, y Sial Paris, en Francia.

Otra vía de diversificación es a través de la casa matriz, caso de Exportadora Imperio Verde.

Esta empresa exporta sus productos a Japón, Corea de Sur y Sudáfrica, vínculos que obtuvieron a través de su casa matriz ubicada en Holanda.

Sandra Cascante, encargada de exportaciones, informó que estos envíos representan alrededor del 5% de sus ingresos.

Mercados paliativos

Para estos exportadores los mercados no tradicionales representan entre el 1% y el 5% de todos sus envíos.

Aunque el número es aún bastante bajo, Gil lo ve con buenos ojos, pues son zonas que se van consolidando y ofrecen una oportunidad para no depender solo de Estados Unidos y Holanda, sus principales destinos.

El sector tuvo una dura y larga salida de la crisis del 2009 y hoy no atraviesa su mejor momento. En los últimos cuatro años las exportaciones cayeron 0,1%.

Similar realidad viven los exportadores de flores, cuya generación de divisas cayó 1,9% en el mismo lapso y quienes también han incursionado en países poco comunes.

La cantidad de hectáreas producidas se redujo prácticamente a la mitad el último lustro y en solo tres años las productoras más grandes abandonaron el país.

“Todo va sumando y ayuda al crecimiento; hoy estos mercados no son mucho, pero siempre es importante diversificar”, opinó Gil.

Sostenbilidad y financiamiento