Tabacaleras se ajustan ante nueva ley

Aún no hablan de reducción en ventas, pero alistan nuevos productos para un mercado cambiante

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Tabacalera Costarricense S.A. (Tacsa) –afiliada a la transnacional Philip Morris International– está preparándose para eliminar las cajetillas con menos de 20 cigarrillos del mercado tico y retirar toda su publicidad de los medios de comunicación a partir del próximo año.

Por su parte, British American Tobacco Caribbean & Central America (Batcca) –el otro gran actor de este mercado en Costa Rica– implementó como medida prioritaria una campaña de información para sus clientes sobre los alcances de la nueva reglamentación antitabaco, que rige en el país desde el pasado 26 de marzo.

Aunque ambas consideran que es muy temprano para hablar de reducción en sus ventas a causa de la nueva ley, sí esperan un periodo de ajuste en el mercado.

“Los clientes y consumidores han estado confundidos y a veces atemorizados, pues se han visto expuestos a interpretaciones erróneas de la ley”, explica Gerardo Lizano, gerente de Asuntos Corporativos de Batcca.

En el país, se estima que este negocio genera ventas de al menos $277 millones al año y que el consumo per cápita alcanza los 1.127 cigarrillos.

Esta compañía domina una porción de mercado con sus cinco marcas Dunhill, Kool, Pall Mall, Delta y Viceroy, mientras que Tacsa comercializa Derby, Marlboro, Next y L&M.

Lizano confía en que, en el 2013, las ventas se mantengan similares a las de este año. Sin embargo, eso dependerá del crecimiento de un reto más grande que la nueva ley: el contrabando.

De hecho, el negocio ilícito ya les ha arrebatado el 10% del mercado, según Batcca.

Nuevos desarrollos

En el 2011, el Grupo British American Tobacco anunció la creación de Nicoventures Limited, nueva empresa que trabaja exclusivamente en el desarrollo de una gama de nuevos productos de nicotina de regulación aprobada. A pesar del esfuerzo, aún no se han lanzado nuevas opciones.

Mientras tanto, Tacsa está enfocándose en el desarrollo científico y comercialización de productos de nueva generación.

Según lo planeado, Philip Morris podría estar lanzando un producto de nueva generación hacia el final de 2016 o el inicio de 2017.

Una de las características que podrían tener estas opciones es la capacidad de calentar el tabaco, en lugar de quemarlo.

El interés por el segmento no es para menos.

La firma de investigación de mercados Euromonitor reportó que el año pasado esta industria movió $14.000 millones en Estados Unidos, es decir, un 2% de las ventas totales de tabaco en la nación norteamericana.

¿Impacto en comercio local?

En junio anterior, la Expo Hoteles y Restaurantes (Exphore) y la empresa de investigación API presentaron un estudio que reveló que el 80% de los hoteles y el 77% de los restaurantes del país consideraron la aprobación de la Ley General del Control del Tabaco y sus Efectos Nocivos en la Salud como un hecho positivo para sus negocios.

Empero, esto no necesariamente ha reflejado crecimiento en ventas o mayor afluencia.

Verónica Caballero, gerenta general de los bares Hooters, dijo que la venta de cigarros en sus restaurantes se ha mantenido sin variación.

Para otros locales, como los restaurantes de comida peruana Chancay, la ley solo vino a fortalecer su política libre de humo, según apuntó Jorge Figueroa, copropietario de esa cadena.

En cuanto a establecimientos de hospedaje, la afectación se ha notado principalmente en cuanto a sus bares y casinos. Ese es el caso de los ubicados en el Hotel Ramada Herradura, de acuerdo con su gerente, Gustavo Araya.

Sostenbilidad y financiamiento