Más torres verticales acaparan San José

En el último año se registran 14 en construcción de este tipo

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Civitar Desarrolladores estima iniciar la construcción de Ü Nunciatura el próximo mes, una torre residencial de 26 pisos con al menos 202 unidades habitacionales, ubicada en Rohrmoser, Pavas.

Este sería su tercer proyecto vertical habitacional en San José, donde también construyeron Nunciatura Flats y las torres iFreses (en Montes de Oca), en cuestión de cinco años.

Las torres verticales son una tendencia de aprovechamiento de terreno en la ciudad, en donde se requiere cada vez más ordenamiento urbano y opciones con accesibilidad a centros de trabajo, educativos, servicios, traslado y otros.

El nuevo complejo de Civitar significaría una inversión inicial de $20 millones, con opciones de vivienda desde los $94.000 con financiamiento.

Y desde ya, la firma planea una próxima torre vertical de vivienda en el este de la capital, explicó Esteban Céspedes, gerente general de la firma.

Precisamente, en Costa Rica, la tendencia en desarrollo vertical se ha presentado principalmente en el sector residencial y uso mixto.

De acuerdo con datos del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), las obras en altura han mantenido un crecimiento desde el 2013.

No obstante, la mayor cantidad han sido residenciales. Ese año, se registraron 23 construcciones de altura en todo el país; sumaron 33 en el 2014 y 39 en el 2015.

Mientras tanto, en ese periodo, solo se registraron 7 proyectos de uso mixto, cinco de esas en el 2014.

Sin embargo, el dinamismo crece. Por ejemplo, este mes, se anunció la construcción de lo que será el edificio más alto del país llamado Sabana Capital, en La Sabana, desarrollado por HSolís Inmobiliaria.

LEA: HSolis Inmobiliaria construirá la torre de uso mixto más alta del país

Justamente, en el cantón central de San José se registran más construcciones verticales de acuerdo con el CFIA, desde el 2013.

“Debido a que los terrenos disponibles para construcción cercanos a las fuentes de trabajo son menores, el aprovechamiento de construcción en altura permite que en menos terreno se puedan desarrollar más soluciones habitacionales”, comentó Olman Vargas, director ejecutivo del CFIA.

Asimismo, tan solo en el último año, se registran 14 torres habitacionales solo en la zona central de la capital, la mayoría en Pavas y La Uruca, informó el consultor Francisco Navarro.

Entre estos proyectos se encuentran Condomio Rohrmoser, Bambú Eco Urbano, Condado del Valle, Ambar Torres Sabana, Cocorocas, Azenza Towers y Latitud Los Yoses.

LEA:Este de San José capturó más residenciales en los últimos dos años

“Las ubicaciones de Hatillo y San Sebastián (como Bambú Eco Urbano y Condado del Valle) llegan a llenar una demanda generada por el sur de la ciudad. El sur por muchos años creció de manera exponencial, llevando viviendas cada vez más alejadas del centro de la ciudad y afectando así tierras cultivables y zonas montañosas”, comentó Navarro.

Por otra parte, para Vargas, pese a las bondades de la tendencia vertical aún hay retos.

“Desde un punto de vista técnico, se considera que la construcción en altura es una solución para todos los niveles sociales; pero es un reto para el mercado inmobiliario del país desarrollar proyectos que estén dentro de los niveles de crédito que es accesible para cada distinto grupo social”, destacó.

Sostenbilidad y financiamiento