Entró en el modelo de franquicias hace poco más de un año y abrirá dos puntos de venta antes de terminar el 2017

Por: Jéssica I. Montero Soto 10 noviembre

La franquicia nacional Yogurtini –dedicada a la fabricación y venta de helados de yogur– nació como marca en el 2014, se convirtió en franquicia a finales del 2015 y este año ya concretó tres contratos con inversión superior a los $60.000 cada uno.

También trabaja en la expansión de operaciones hacia Panamá y Nicaragua, donde tiene negociaciones para franquicias máster, es decir, con un inversionista que se encargará del crecimiento de la marca dentro de su país.

Es una de las franquicias nacionales que ha dado resultados tangibles en menor tiempo, según datos del Centro Nacional de Franquicias (Cenaf).

Otros casos recientes de consolidación rápida son Hamburguesía, cuya operación comenzó a franquiciar dentro y fuera del país casi al mismo tiempo, y Little Monsters, cuya idea de negocio consiguió conquistar seis franquiciados a partir de la Feria Internacional de Franquicias de este año.

"Costa Rica es un país con gran potencial, tiene actualmente 349 marcas, es uno de los mercados más grandes de Centroamérica en el tema de franquicias y tenemos un crecimiento acelerado de los negocios nacionales, sobre todo en los últimos años. Hemos logrado apoyar a casi 40 empresas para la estructuración formal de su franquicia, uno de estos casos de éxito es Yogurtini", afirmó Karol Fallas, directora ejecutiva del Cenaf.

Las heladerías Yogurtini aprovechan la felicidad asociada con los helados y la incorporan en sus puntos de venta (con decoración y ambientes festivos) y en el servicio.
Las heladerías Yogurtini aprovechan la felicidad asociada con los helados y la incorporan en sus puntos de venta (con decoración y ambientes festivos) y en el servicio.
Con ritmo ascendente

La primera licencia otorgada por Yogurtini se ubica en Belén, Heredia y abrió hace un año. Este viernes abrirá la segunda, en Plaza Rojitas, Turrialba.

La siguiente comenzará operaciones en diciembre, en el centro comercial Plaza Vivo, en Turrialba. Ambas son fruto de la participación de Carolina Durán, propietaria de la heladería, en la Feria Regional de Franquicias de 2016.

Simultáneamente, la empresaria está en conversaciones con un candidato para franquicia master en Nicaragua, y para acelerar el proceso de crecimiento, ya inscribió la marca en ese país y en Panamá.

La couta de franquicia de Yogurtini es de $13.000 y la inversión inicial depende del modelo seleccionado: $30.000 - $35.000 para un formato tipo ventana y $60.000 si se prefiere la superficie grande (unos 60 metros cuadrados).

Carolna Durán propietaria de la empresa Yogurtini Frozen Yogurt, es la encargada del concepto de negocio, la imagen de los puntos de venta y hasta las recetas de los diferentes helados, sean regulares, deslactosados o sin azúcar. Foto: Albert Marín.
Carolna Durán propietaria de la empresa Yogurtini Frozen Yogurt, es la encargada del concepto de negocio, la imagen de los puntos de venta y hasta las recetas de los diferentes helados, sean regulares, deslactosados o sin azúcar. Foto: Albert Marín.

“Las que hemos abierto son todas grandes. Estamos en conversaciones para un local de 14 metros cuadrados en Cartago. Siempre hay personas interesadas, el crecimiento es cuestión de tiempo y de que den el perfil que buscamos: operadores que tengan interés en la experiencia y el servicio. Somos un negocio al que la gente entra con actitud positiva y hay que devolverles eso mismo”, afirma Durán.

El sector de franquicias ha experimentado un crecimiento sostenido en los últimos siete años. El VIII Estudio del Mercado de Franquicias, presentado por el Cenaf el 7 de noviembre, concluye que el crecimiento interanual fue del 9% para este año.

Etiquetado como: