EDITORIAL

Crecimiento y diversificación


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Esta semana vimos como Florida Ice & Farm Co. (Fifco) adquirió North American Breweries (NAB) por $388 millones. Esta es solo la más reciente de una serie de adquisiciones que ha venido realizando Fifco y la cuarta desde octubre del 2010. Estas adquisiciones son congruentes con la estrategia anunciada antes de no depender solo de la cerveza o de solo un país. Son pasos valientes y decididos, en tiempos de crisis financiera y bajo crecimiento económico. Con esta última adquisición, Fifco duplicará tanto su capacidad de producción de bebidas como sus ventas.

La diversificación de productos y de mercados es, sin duda, una manera muy efectiva de minimizar riesgos. En tiempos de bajo crecimiento y marcada incertidumbre, una estrategia que combine el crecimiento con la diversificación hace mucho sentido.

Sin embargo, el mercado de valores en esta ocasión, al igual que en las anteriores, no reacciona ni subiendo ni bajando el precio de las acciones de Fifco.

Los comentarios de los conocedores del mercado local son desalentadores.

Ciertamente el mercado carece de profundidad, pero el precio de las acciones de este emisor en particular ha oscilado mucho en los últimos 8 años, y nadie parece saber porqué. Sería lógico esperar que anuncios de adquisiciones tan grandes como las realizadas durante los últimos 25 meses, producirían cambios en el precio de las acciones, aquellos que opinen que la empresa se fortalecerá tenderían a comprar acciones, aumentando el precio y los que opinen lo contrario tenderían a generar una baja en el precio. La aparente inmunidad del precio a los hechos relevantes sugiere, o que los inversionistas no entienden a la empresa y su mercado, o que el precio no se fija por oferta y demanda.

Es notable también, que hace 10 años, antes de iniciar la campaña de adquisiciones, Fifco vendió un 25% de su patrimonio a la holandesa Heineken. Esto sugiere que hay algo más que productos y mercados, detrás de estas adquisiciones. Bien podría ser que estas transacciones conlleven un alto contenido de conocimiento.

Tanto al comprar como al vender patrimonio, una empresa inteligente adquiere conocimiento. Conocimiento del negocio y del mercado sin duda, pero también conocimiento tecnológico de procesos productivos, manejo de las cadenas de valor, y avanzadas herramientas analíticas que ofrecen posibilidades de predecir riesgos y oportunidades, aumentado así las posibilidades de crecimiento y éxito empresarial.

INCLUYA SU COMENTARIO