Columna Enfoques: La emergencia


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La llegada del huracán nos hace ver la imposibilidad de vivir sin riesgo, aunque la obsesión del control de algunos siempre trata de echarle la culpa a alguien. Otto nos demuestra que las leyes de la naturaleza escapan a nuestro control total y que la incertidumbre de la existencia nos permite luchar por nuestras vidas personales y colectivas.

El fenómeno atmosférico también ha servido para mostrarnos que tenemos capacidades y fuerza movilizadora para enfrentar los riesgos. Las instituciones públicas han dado muestra de previsión y han seguido el desarrollo del fenómeno con atención y cuidado para proteger a los ciudadanos.

La evacuación de poblaciones, la prevención de aludes e inundaciones y hasta el cuidado de los animales han estado en el primer lugar de la agenda de los funcionarios públicos.

La Fuerza Pública, la Comisión Nacional de Emergencias, el MEP, la Cruz Roja y todas las instituciones de salud, así como el Instituto Metereológico Nacional han coordinado sus esfuerzos alertando a todos con prudencia y serenidad. Las acciones informativas de la Comisión Nacional de Emergencias merecen destacarse.

Menciono también al Presidente de la República, quien ha cumplido sus deberes como director de la orquesta.

Mientras en otros países la naturaleza sorprende trágicamente a los ciudadanos, los costarricenses demostramos que tenemos amplias capacidades de prevención y de mitigación del daño que traen los acontecimientos de la naturaleza.

Contamos con instituciones civiles especializadas en la atención de las emergencias, en tanto que en otras naciones, recae en los ejércitos, los cuales carecen de las capacidades necesarias para este tipo de acontecimientos.

En los próximos días estas instituciones deberán abocarse a la atención de los daños que dejará el fenómeno climático y todos estaremos obligados, como sociedad civil, a brindar nuestra colaboración para fortalecer aún más los lazos de nuestra convivencia.

Sostenbilidad y financiamiento