Crisis y gobierno corporativo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

La actual crisis económica y financiera mundial se ha descrito como la más seria después de la Gran Depresión, y se ha culpado a las juntas directivas de las empresas involucradas en los fracasos corporativos más escandalosos, de debilidades en su gestión y un mal manejo de su gobierno corporativo.

La institución multilateral, Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OECD, por sus siglas en inglés), ha realizado una importantísima investigación en este tema. Sus “Principios de gobierno corporativo”, lo utilizan como referencia una infinidad de países para crear marcos regulatorios y códigos voluntarios de mejores prácticas de gobierno corporativo. Entre los principales hallazgos publicados de este análisis son:

• Estructuras de gobierno corporativo . Se concluyó que las estructuras de Gobierno Corporativo instaladas en las organizaciones no cumplieron sus propósitos de salvaguardarlas contra la toma de riesgo excesivo, en especial a las empresas financieras. También se determinó que, en sí, los principios de la OECD no requerían cambios sustanciales; lo que falló fue su efectiva implementación y cumplimiento.

• Regulación versus Códigos . La crisis abrió de nuevo la vieja discusión acerca del costo beneficio de la regulación versus los códigos voluntarios basados en principios. El estudio concluyó que ambos pueden coexistir, pero los reguladores deben revisar su capacidad de supervisión y velar por la implementación adecuada de la legislación existente. Los códigos voluntarios se deben monitorear para que se cumplan y se mantengan actualizados.

• Remuneración de ejecutivos . Se concluyó que debe reforzarse el principio que considera el tema de remuneraciones de ejecutivos como responsabilidad de la junta directiva, indicando que debe definir primero los objetivos estratégicos de la empresa y el tono de riesgo que se está dispuesta a tomar, y diseñar luego el paquete de compensación que considere el apetito por el riesgo así determinado. Hubo casos de instituciones financieras donde se motivaba y premiaba a los ejecutivos a tomar altos niveles de riesgo, las cuales, eventualmente, terminaron quebrando o siendo absorbidas por otras instituciones para evitar su quiebra.

Riesgo y calidades

• Estructura de manejo del riesgo . Una de las lecciones más importantes tras la crisis fue la necesidad de que la Junta Directiva establezca y dé seguimiento a un sistema comprensivo de manejo del riesgo. Se recomienda como buena práctica, que el área de manejo del riesgo reporte directamente a la junta directiva, tal como se ha recomendado con respecto a que la auditoría interna reporte al comité de auditoría.

Hubo casos en que la junta directiva nunca fue informada, o lo fue en forma tardía sobre los altos riesgos que se estaban tomando a nivel operativo, un claro fallo en el principio de gobierno corporativo que recomienda una adecuada divulgación de los riesgos de la empresa.

Es importante hacer notar a los reguladores y creadores de política, que un sistema comprensivo de riesgo no significa su total eliminación, ya que el riesgo es la fuerza motora que guía la actuación empresarial y de emprendimiento. El objetivo es lograr que el riesgo se entienda, administre y cuando es apropiado, se comunique.

• Calidades de los directores . Varias juntas directivas de instituciones financieras se percataron muy tarde sobre la necesidad de conocimientos especializados por parte de sus miembros, en relación con instrumentos financieros sofisticados que se estaban manejando. Por lo cual, se recomienda como buena práctica, que los comités encargados de reclutamiento revisen y detallen los conocimientos y calificaciones que se espera que tengan los miembros de sus juntas, y así identificar a candidatos idóneos.

Se observó que la forma como afectó la crisis a unas instituciones financieras y a otras no, fue el resultado directo de cómo estaba estructurada la alta dirección y el sistema de manejo del riesgo de ellas; en este sentido, algunos bancos importantes sí fueron capaces de identificar los altos riesgos que enfrentaban y tomaron medidas para mitigarlos desde mediados del 2006, antes de la crisis.

Sostenbilidad y financiamiento