Comentario sobre el editorial anterior:Un agro más productivo. Edición 1.046

Por:  25 octubre, 2015

La posición es clara. Repite las ideas de apertura, competencia y tecnología; que bien pueden incluir a los cultivos transgénicos que amenazan al ambiente por la apertura. Es mucho mas fácil aumentar la productividad en un cultivo nuevo como la piña, que en uno viejo como el banano; donde el potencial ya lo explotó, la United Fruit, y no un productor nacional en una “zona de confort”.

Son los cultivos de exportación aquellos en donde se ha aumentado la productividad, porque el mercado lo paga. Tenga presente que en los cultivos tradicionales no hay un aumento correspondiente. Y que esos cultivos no reciben el beneficio de la investigación científica, a pesar de que son indispensables para nuestra alimentación. Tenga presente que “los mercados” se refiere mayormente al mercado de los Estados Unidos y el de Europa; que es a donde van nuestras exportaciones. Nosotros producimos para el consumidor americano y europeo, pero todavía comemos principalmente arroz y frijoles; que no aumentan su productividad y a los que parece ir la referencia a “nichos insostenibles de mercado”, o “zonas de confort”. Yo no se cuánto confort puede haber en un frijolero de Upala, con costos mucho mayores a uno de América Central, obligado por la competencia del mercado común centroamericano sin capítulo social, a producir al mismo precio. Finalmente, con respecto al “bien común”, tenga usted presente que hay una crisis global y un cambio del clima. Y que si llegara a ser que no podemos importar el arroz y los frijoles, de los cuales ya solo producimos menos de la mitad del consumo, el pueblo costarricense sufriría de hambre. Eso es el bien común y no una zona de confort.

Etiquetado como: