Por:  19 agosto

¿En qué consiste una empresa fintech ? Es una empresa que trabaja con tecnología en el sector financiero. Y por lo general, la tecnología con la que trabaja o que desarrolla ocasiona alguna innovación o disrupción en la industria.

El boom de fintech se dice que se inició en el 2010, según varios analistas financieros. Sin embargo, tras un análisis más detallado, vemos que estas empresas existen desde muchos años atrás.

Ejemplos

E*Trade, por ejemplo, vino a revolucionar la industria de compra-venta de instrumentos financieros (bonos, acciones y opciones) desde 1996. En esa época, la industria estaba dominada por grandes puestos de bolsa, como Schwab, que cobraban por su asesoría, análisis y por comprar-vender instrumentos financieros. En esa época, una transacción de compra de títulos podía costar más de $100. E*Trade con su plataforma tecnológica vino a “democratizar” la industria con transacciones por las cuales cobraba $9,99

PayPal, en 1998 desarrolló su tecnología de medios de pago. En su momento las grandes marcas, Visa, Mastercard y American Express no le pusieron mucha atención y el resto es historia. La aceptación de PayPal y la disrupción que ocasionó en el mercado sentó las bases para que pequeñas empresas comenzaran a generar sus productos financieros.

Fue así como nacieron empresas como Lending Club y Lending Tree, que literalmente vienen a eliminar la intermediación financiera poniendo de acuerdo a personas que tienen exceso de dinero con personas que tienen necesidades y usos para ese dinero.

Estas plataformas causan un importante cambio en la forma en la que la banca tradicional que lleva a cabo su función de intermediación financiera.

Innovación

La necesidad también comienza a generar una gran cantidad de productos innovadores en países africanos y asiáticos. Apoyados en tecnología y empresas telefónicas, empresarios han logrado bancarizar a una gran cantidad de la población poniendo en sus dispositivos móviles las ya conocidas billeteras móviles que guardan el dinero. Hoy empresas con m-Pesa es un caso de éxito y de estudio a nivel global que opera con muchísimo éxito en países como Kenia y Tanzania.

Las fintech están revolucionando el mundo financiero. Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista muestra un crecimiento enorme en Latinoamérica de este tipo de compañías en prácticamente en todos los sectores de la industria financiera: pagos, préstamos, cuentas, transferencias, gestión patrimonial, etc.

Recientemente me invitaron a participar como panelista en el Congreso Latinoamericano de Banca Digital, Innovación y Tecnología. Fue un evento interesante ya que una gran cantidad de los asistentes eran banqueros, que estaban allí para comprender como sus bancos pueden trabajar con empresas fintech .

Los bancos pueden y deben capitalizar las fortalezas de las empresas fintech para su beneficio. BBVA, por ejemplo, publicó su librería de API y en pocos meses ya tenía más de 1.500 programadores desarrollando programas sobre su plataforma. Esto les da una ventaja enorme pues pronto tendrán una gran cantidad de apps y de otras herramientas financieras en torno a sus sistemas.

Las fintech , a diferencia de los bancos, no están sujetas a una gran cantidad de regulaciones lo que inevitablemente las hace más ágiles y rápidas.

Cualquier empresario fintech con el que uno habla menciona dos aspectos clave para el éxito de estas empresas: “time to market” y escalabilidad. Sin embargo, no hay que perder de vista, que existen discusiones en torno a regulación de estas empresas, sobre todo en cuanto a temas relacionados con antilavado de dinero. Por el momento continuaremos viendo el crecimiento de esta industria y el de los bancos que sepan aprovechar esta corriente que está revolucionando la industria financiera.

Temas relacionados con innovación, blockchain , regulación y productos de empresas fintech abordaré en mis siguientes artículos.

El autor es CEO de Impesa.