Por: Redacción EF 18 diciembre, 2016
La unión del ser humano con lo digital para realizar cambios fundamentales en los negocios será la nueva tendencia.
La unión del ser humano con lo digital para realizar cambios fundamentales en los negocios será la nueva tendencia.

La transformación digital es un hecho irreversible y una de las más radicales se ha dado en el tejido empresarial. Para 2018 una de cada tres empresas tendrán dentro de su estrategia corporativa la transformación digital. Esto quiere decir que, para satisfacer las necesidades y exigencia de los clientes, las compañías deberán incorporar nuevas tecnologías que promuevan la eficiencia en sus negocios.

Las TIC son un conjunto de aplicaciones y sistemas que permiten agilizar la sistematización de enormes cantidades de información para relacionarnos con nuestros clientes.

Entre las tecnologías más importantes están el big data , que facilita el análisis de grandes volúmenes de información para transformarlos en conocimiento útil, la computación en la nube, que posibilita el almacenaje y consulta de recursos informáticos y la movilidad.

El procesamiento de grandes cantidades de datos permite mejorar la toma de decisiones estratégicas, al acceder a información precisa de fuentes estructuradas (bases de datos) y no estructuradas (redes sociales, por ejemplo), que nos ayudan a conocer mejor el perfil de nuestro cliente.

Cabe destacar que la transformación digital puede abarcar una transformación interna, como la digitalización de los procesos; o externa, con la digitalización de la experiencia del cliente.

Dicha transformación nos alcanza a todos, la decisión es si tomamos provecho de esta. En Ricoh, hemos apostado por el cambio y pasamos de ser una firma prominente en la venta de fotocopiadoras en todo el mundo, para convertirnos en una empresa de soluciones digitales que ayudan a pequeños y medianos negocios a mejorar su competitividad y ser parte de esta nueva transformación.

Estamos desarrollando en alianza con Cognitiva Latinoamérica, la creación de sistemas capaces de comprender información estructurada a partir del lenguaje humano natural, así como información no estructurada en redes, fotografías, videos, revistas y otros.

Entre los beneficios de la computación cognitiva están el análisis y desarrollo de perfiles de comportamiento del consumidor, desarrollo e innovación para nuevos productos en la empresa, optimización de servicios y generación de canales de atención a clientes, entre otros.

La importancia para las compañías no solo es la aparición de estas nuevas tecnologías, sino la capacidad de las personas, empleados y organizaciones de hacer cosas increíbles con ellas.

La unión del ser humano con lo digital para realizar cambios fundamentales en los negocios será la nueva tendencia.