SE DENOMINA BAC SOLAR

BAC lanza sitio web para que pymes calculen radiación solar y valoren instalar paneles

Aparte del banco, en su desarrollo participaron la UCR, el Minae, la Fundación Crusa y la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo GIZ.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La empresa BAC-Credomatic desarrolló una herramienta digital gratuita que le permite a las pymes y a cualquier persona calcular la radiación solar de la zona en la que se ubica y obtener información sobre la viabilidad de instalar paneles solares fotovoltaicos.

El proyecto se desarrolló junto con la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Costa Rica (UCR), el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo GIZ y la Fundación Costa Rica-Estados Unidos para la Cooperación (Crusa)

Irving Calvo, jefe de banca para el desarrollo del BAC, expresó que la plataforma inaugurada hoy se trabajó desde hace poco más de un año y que el banco invirtió más de $25.000.

El objetivo es que la gente y las empresas le pierdan el miedo a la energía solar y a los paneles solares y que conozcan sus beneficios, dado que ─en general─ los negocios deben asumir gastos importantes en electricidad sin importar qué modalidad tarifaria empleen. 

La Escuela de Ingeniería Eléctrica de la UCR se encargó de desarrollar el motor de la calculadora.

Gustavo Valverde, investigador del Laboratorio de Potencia y Energía de dicha escuela, explicó que integraron los modelos matemáticos de los diferentes paneles fotovoltaicos que existen y la base de datos de irradiación solar del país.

Igualmente, para desarrollar el instrumento debieron tomar en cuenta la normativa vigente de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y el último reglamento de generación distribuida del Minae.

"La generación distribuida y en particular la fotovoltaica, que es la que más tiene ventajas en Costa Rica porque tenemos tanto potencial, lo que hace es democratizar la energía.

"Entonces, ya no es solo depender de un ente que nos provea esa electricidad, sino que ya nos permite a nosotros como usuarios generar nuestra propia electricidad y sabemos que es una electricidad limpia", dijo Valverde sobre la relevancia de esta alternativa energética. 

¿Cómo opera?

Para utilizarla, lo primero que se debe hacer es acceder al sitio BAC Solar.

Seguidamente, el interesado debe colocar su ubicación: el sistema cuenta con un mapa que le ubica en el sitio en el que se encuentra o puede digitarlo.

Posteriormente, debe seleccionar cuál es su proveedor de electricidad, así como qué tipo de tarifa utiliza: residencial, industrial, de comercio y servicios, entre otras.

Luego, debe agregar su consumo eléctrico en kilowatts de cada mes. Puede incluir hasta 12 meses.

Una vez que la persona introduce esa información, la plataforma le brindará diversidad de datos como:

-La cantidad de paneles solares que debería instalar.

-El tiempo para recuperar la inversión, si decide instalar los paneles.

-El costo total del préstamo y la cuota mensual que debe pagar.

-El ahorro mensual de energía.

-El ahorro de dióxido de carbono.

-También se generan gráficos y se detallan los parámetros que se usaron para realizar el cálculo.

Por ejemplo, una familia o empresa del cantón de Turrialba que consume en promedio 1.000 kilowatt hora mensual y tiene una tarifa residencial con el Instituto Costarricense de Electricidad, requeriría instalar alrededor de 10 paneles solares con una capacidad total de 3 kilowatt en 28 metros cuadrados.

Según el instrumento, ocuparía un préstamo de aproximadamente ¢4.325.880 y recuperaría la inversión en 10 años y seis meses.

La plataforma es gratuita y puede usarse en cualquier parte del país. (Reproducción EF)

Valverde indicó que uno de los mayores atractivos de la herramienta es saber cuál es el tiempo de recuperación de lo invertido para determinar si valdría la pena recurrir a esta opción. 

Según Calvo, hay planes de lanzar una "versión pro", que sería mucho más técnica, para ayudar a los proveedores a que hagan sus estudios de factibilidad.