COMUNICACIÓN

¿Busca inversionistas? Aprenda a hacer un elevator pitch

Un emprendedor interesado en obtener financiamiento u otro tipo de insumos sabe que poder obtener una cita con un posible inversionista es una oportunidad de un minuto.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En épocas donde el tiempo es un elemento fundamental, cualquier emprendedor tiene clara la lección: hay que ser capaz de contar de forma breve y clara en qué consiste proyecto, y hacer a la vez que esa descripción haga del proyecto algo irresistible, único. De ahí la importancia de conocer los pasos esenciales para poder elaborar una propuesta comunicativa conocida como elevator pitch.

Muchos podrán preguntarse que es un elevator pitch o en su traducción más usual: discurso de ascensor. No es otra cosa que un discurso de presentación sobre un proyecto o emprendimiento, ante potenciales clientes. No es un discurso de venta y recibe su nombre, en referencia al poco tiempo empleado para utilizarlo, asemejando a un viaje en ascensor. El principal objetivo es posicionar primero la imagen sobre la empresa y producto. 

La idea básica y resumida del elevator pitch es condensar un mensaje que llame la atención de alguien en pocos segundos o minutos, obteniendo como resultado una entrevista o reunión con esa persona para más adelante. El concepto se dio a conocer alrededor del año 1980 por Philip B. Crosby y se popularizó en la educación de negocios durante los años 1980 y 1990. 

"Esta es una metodología que involucra la habilidad para concretar o resumir información y darla a conocer de forma concisa, para vender un producto o servicio para dirigirse ante inversionistas y el objetivo principal es no solo darlo a conocer sino generar una segunda cita para poder dar a conocer mejor el proyecto y conseguir algún aporte", explica Cintia Garibay, coordinadora del programa Yo emprendedor.

Garibay menciona varios pasos a desarrollar. Inicialmente el discurso se elabora de forma escrita considerando quien es la audiencia, si es un inversionista, una incubadora de proyectos o una asociación de emprendedores. "Hay que determinar las palabras clave para captar la audiencia si es una competencia saber quien me escucha para adaptar al discurso por eso se maneja de un minuto a tres", detalla.

Otro elemento que no debe escapársele al expositor es tener un discurso actualizado, las condiciones de los negocios pueden variar de una semana a otra.

¿Qué debe contener? En primer lugar, una frase de apertura no debe ser muy larga sirve generalmente para llamar a la audiencia pregunta, frase ancla o analogía. Seguidamente debe explicar cuál es el problema que su idea o producto va a resolver. No hay que olvidar tampoco mencionar cuál es el beneficio que el producto brinda pero no profundizar tanto en los detalles.

"La ventaja competitiva aquí si se vale hablar de la competencia y decir porque su producto es mejor que el otro es decir porque mi producto deben confiar y no en el que ya existen", dice Garibay.

Mencione cuál es el objetivo del discurso, si bien se tiene un minuto pero lo que se busca es una segunda cita o una inversión de cuántos es. Y finalmente no deje por fuera al equipo que forma parte del proyecto, para que se distingan por la calidad de profesionales con que cuenta el proyecto.

Recomendaciones para revisar su discurso

1. Debe ser un mensaje breve.

2. Cerciórese de distribuir el tiempo adecuadamente, no destine más de lo necesario a cada elemento.

3. Use un lenguaje neutral. si el emprendedor es científico y se dirige a un inversionista no use lenguaje técnico,

4. Maneje de 130 a 180 palabras por minuto

5. Practique muchísimo frente al espejo y con una persona que le pueda hacer observaciones.

6. Tenga varias versiones según la audiencia a la que se vaya a dirigir.

7. Adecúe su discurso a un minuto que es el tiempo más utilizado.