INCUBADORA DE LA SEMANA

El CIE-TEC ofrece nuevo servicio de preincubación para ideas de ciencia y tecnología

También se acogen emprendimientos que tienen su modelo de negocio validado y un producto mínimo viable.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si quiere recibir apoyo en el desarrollo de su emprendimiento científico o tecnológico o si ya tiene una idea más consolidada y quiere mejorarla, puede acercarse al Centro de Incubación de Empresas del Instituto Tecnológico de Costa Rica (CIE-TEC). 

Esta incubadora nació hace 22 años y por ella han pasado cientos de emprendimientos en diversas áreas como software, animación, videojuegos, servicios, productos alimenticios y ligados a la agricultura, entre otros.

Juan Carlos Martí, coordinador del CIE-TEC, expresó que una de las novedades de este año consiste en que se  empezó a ofrecer la etapa de preincubación, la cual tiene una duración de cuatro meses y medio y es gratuita.

En ella se le otorga acompañamiento a los emprendedores que tienen un proyecto con una propuesta de valor basada en el campo de la ciencia y la tecnología. Durante ese período se ofrecen talleres de pensamiento creativo y sobre cómo desarrollar su modelo de negocio.

Martí expresó que algunos proyectos preincubados pueden seguir a la fase de incubación, aunque no todos lo requieren.

"El objetivo es validar las propuestas de valor, que realmente lo que están haciendo los emprendedores haya gente dispuesta a adquirirlo", dijo Martí.

En agosto de este año entraron 76 proyectos a dicho período de preincubación y lo finalizaron alrededor de 12, de los cuales uno o dos ingresarían a la incubadora.

En enero del próximo año se hará la convocatoria para participar en el nuevo proceso de preincubación, que arrancaría en febrero.

En lo que respecta al nivel de incubación, las iniciativas que se aceptan son aquellas que tengan su modelo de negocio validado y que se trate de emprendimientos viables, prometedores.

"Es un emprendimiento que quemó etapas de conocer cuáles son sus clientes, cuál es el tamaño de su mercado, llevar un producto mínimo viable, un prototipo, que esos posibles clientes estén de acuerdo con adquirirlo", manifestó Martí.

El interesado debe ir a la incubadora o enviar un correo y, tras una evaluación, se decide si se le acepta o no. 

A quienes participan en la incubadora se les brinda apoyo para formalizar su empresa, para vender y en temas de innovación. En algunos casos, se les ofrece el espacio físico para que puedan trabajar allí, con todos los servicios básicos.

Según el sitio web de la incubadora, se debe pagar un monto mensual por los servicios de incubación, el cual se establece en un contrato.

Martí mencionó que el porcentaje de éxito de las empresas que entran a la incubadora ronda el 67%.

El Centro también ofrece constantemente cursos y talleres sobre temas de mercadeo, manejo de redes sociales, administración, entre otros.

LEA TAMBIÉN: UNA-Incuba ofrece asesoría a emprendedores nuevos y en áreas tradicionales o innovadoras

La experiencia de The Gluten Free Factory

The Gluten Free Factory, pyme que vende premezclas libres de gluten de pan, pancakes y waffles, brownies, y pizza, se encuentra incubada en el CIE-TEC.

Esta empresa fue fundada por el tecnólogo de alimentos Paulo Vargas quien, cuando era estudiante de la carrera tecnología de alimentos en la Universidad de Costa Rica, se percató de cómo el mercado de alimentos para personas celíacas (que poseen algún nivel de alergia al gluten) tenía un amplio potencial.

En el 2008, su propuesta ganó el Concurso Nacional de Emprendedores del TEC y como resultado de ello inició su proceso de incubación en el 2010, recordó Vargas, gerente general de la empresa.

Actualmente, la empresa tiene su planta de producción en la incubadora y han recibido asesoría en temas de producción, finanzas, administración, mercadeo y a través de esta plataforma han tenido la oportunidad de visibilizar su negocio. 

Vargas anunció que el próximo año se trasladarán a otro sitio, de forma que ya se independizarían del CIE-TEC.

El negocio ha obtenido varios galardones y ya ha traspasado las fronteras nacionales, pues aparte de vender sus productos en los supermercados ticos, la empresa exporta a Centroamérica, a Perú y pronto venderá en Colombia.

El próximo año comercializará sus alimentos en Estados Unidos, a través de Amazon.

La empresa introducirá nuevos productos este mes al mercado local, siempre libres de gluten, que incluyen premezclas para tres leches, para queque de vainilla y una presentación de pancakes de un kilogramo, tras estudiar que estas opciones eran demandadas por la población celíaca que consume sus creaciones. 

EF 20 aniversario