SE UBICA EN UN NIVEL "MEDIO BAJO"

Costa Rica alcanza quinta posición en ranking de emprendimientos dinámicos de Latinoamérica

A pesar de ello, ocupa el puesto 43 a nivel mundial de 60 países estudiados.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Costa Rica está posicionada en el quinto puesto a nivel latinoamericano en la clasificación de emprendimientos dinámicos del mundo, debajo de países como Chile, Brasil, Argentina y México.

En comparación con el ranking del año anterior, el país subió una posición.

Así lo evidencia el documento Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico 2017, elaborado por el Programa de Desarrollo Emprendedor (Prodem) del Instituto de Industria  de la Universidad Nacional de General Sarmiento, de Argentina.

A pesar de que en Latinoamérica el país está bien ubicado, a nivel mundial se localiza en el sitio 43 de 60 países estudiados.

El estudio categoriza a los países en varios niveles: alto, medio alto, medio, medio bajo y bajo.

Costa Rica está en un nivel "medio bajo", mientras que de los países latinoamericanos mencionados solamente Chile está en el nivel medio y es el que tiene el puntaje más alto en la región. Este último país está en la posición 33.

Singapur, Estados Unidos, Finlandia, Países Bajos, Irlanda, Suecia, Alemania, Reino Unido, Canadá, Japón, Austria y Noruega son las naciones que están mejor calificadas y que tienen un nivel “alto”.

Entre tanto, Bolivia, Ecuador, Panamá, Venezuela y Guatemala son los países que tienen las posiciones más bajas.

En general, los países de América Latina se ubican, con la excepción de Chile, en los niveles medio bajos y bajos, a una distancia considerable de los líderes del mundo.

LEA: Mipymes generan 31% del empleo y aumentan ventas al Estado

Chile encabeza la lista en Latinoamérica, mientras que Guatemala se ubica en el último puesto de la región y a nivel global. (Prodec)

Emprendimiento dinámico

De acuerdo con el informe, los emprendimientos dinámicos son iniciativas y negocios nuevos con potencial de transformarse, tras sus primeros años, en pequeñas y medianas empresas competitivas, con capacidad de crecimiento.

Asimismo, la propuesta de valor de estas pymes está cimentada en la diferenciación e innovación.

El perfil de sus fundadores es de jóvenes con edades entre 26 y 35 años, con estudios universitarios y que vienen de hogares de clase media.

Las dimensiones que se analizaron en el informe son diez.

Entre ellas están: condiciones de la demanda, estructura empresarial, plataforma de ciencia, tecnología e innovación, capital humano emprendedor, condiciones sociales y educación.

También se estudian las condiciones culturales, financiamiento, capital social y políticas y regulaciones.

En el estudio se menciona que en 10 de los 15 países latinoamericanos examinados el capital humano emprendedor representa una “debilidad”.

No obstante, ciertos países, como Colombia, Costa Rica y Chile, mejoraron en esta dimensión desde el 2012 hasta ahora.

A su vez, se destaca que hay problemas para “avanzar y sostener los progresos en educación emprendedora”.

Por ejemplo, 11 de las 15 naciones latinas empeoraron en este campo. Panamá, Uruguay y Colombia son los que más bajaron.

En la dimensión denominada “plataforma de ciencia, tecnología e innovación” se dice que hay mejoras, pero que no bastan y que este es el asunto en el que los países sacan menor nota.

Al respecto, el informe indica que las mayores bajas en puntaje están en Costa Rica, El Salvador, Panamá y República Dominicana.

Dentro de los motivos se señala una disminución en el número de investigadores y en el gasto de inversión y desarrollo en el ámbito público y privado.