Dr. Jimmy: un negocio familiar que se reorganiza para convertirse en franquicia

Luego de 35 años en funcionamiento, esta clínica veterinaria, comienza a extenderse y piensa en cruzar las fronteras 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Aunque la historia se remonta a 1980, es hace dos años que comienza a reescribirse de manos de la segunda generación de la familia Cordero.

El Dr. Jimmy Cordero abrió una clínica veterinaria en tiempos en que eso no estaba de moda y no resulta tan común como hoy en día. Con un nombre reconocido en Heredia, el relevo y la responsabilidad de que el negocio familiar siguiera creciendo se le entregó a su hijo del mismo nombre.

Hace poco más de dos años fue él quien inició una reestructuración para relanzar lo que hoy es Dr. Jimmy Centro Veterinario.

"Aunque comencé estudiando zootecnia, cuando comprendí que tendría que formar parte del negocio familiar me pasé a estudiar administración de negocios, para poder hacer equipo con mi papá y encargarme de la parte admnistrativa", dijo Jimmy Cordero hijo,  gerente del Centro Veterinario.

Agregó que los veterinarios no saben de retail, del manejo de inventarios, de recursos humanos, o de capacitación del personal.

"En fin no tienen las herramientas para manejar muchos aspectos como mercadeo, relaciones con proveedores o promociones", añadió.

LEA TAMBIÉN: Tras perderlo casi todo, familia resurge al crear accesorio para niños que hoy comercializa

Cuando se inició la reestructuración administrativa, hicieron estudios de mercado y pudieron reconocer que son una de las clínicas pioneras en el uso de sistemas de información para manejo clientes desde el año 2000 y en un sistema especializado para veterinarias expedientes médicos.

"Esos estudios de mercado fueron nuestra referencia y pudimos constatar como nuestra clínica era la número uno en el mercado de Heredia", dijo Cordero. "Es así como nace la idea del cambio de imagen. Cambiamos el logo y el nombre. Ahora usamos Dr. Jimmy como marca porque en Heredia la gente hace referencia al nombre más que a la veterinaria".

Todos estos cambios dieron como resultado que se echara a andar el proceso de convertirse en una franquicia. Eso si, con el nuevo concepto con el cual se instalaron recientemente en el City Mall en Alajuela.

VEA TAMBIÉN: Mar Profundo se consolida en el mercado de venta y exportación de mariscos

Este local es diferente por ofrecer la parte de venta en forma de autoservicio.

Se incorporó también la parte médica en un pequeño centro veterinario que tiene todos los servicios que ofrece un hospital y todo de cierta manera donde le diera ese concepto diferente copiado algunos patrones de tiendas grandes en Estados unidos. 

Dentro de los servicios que regularmente ofrecen se encuentran rayos X y ultrasonido, laboratorio, servicio de emergencias, valoración y diagnóstico, cortes de pelo y venta de alimentos.

Cuentan además con 12 colaboradores y tres veterinarios incluido su fundador el Dr. Jimmy Cordero. 

En lo que a capacitación del personal se refiere, se le ha dado énfasis a la capacitación del personal respecto del conocimiento de los productos que se venden en la veterinaria de manera que puedan hacer recomendaciones correctas.

Además eso les valió la certificación de Bayer en el conocimiento de productos y medicamentos.

"En proceso de franquiciarnos va lento pero a partir de que ya tenemos un concepto definido nos asesoramos con varias personas que ya se han franquiciado y también hemos tenido pequeños contactos con Costa Rica Emprende para que nos apoyen. La idea es antes del 2018 ya tener todo listo", señaló Cordero.

Los objetivos a corto plazo para Dr. Jimmy Centro Veterinario incluyen abrir otros locales alrededor del país y, por supuesto, ya estudian el mercado internacional en Nicaragua y Panamá.