EMPRENDEDORAS

Empresas con esencia femenina: conozca algunos negocios forjados por mujeres destacadas

Ayer participaron en una rueda de negocios empresarias del área de la tecnología, alimentos, joyería, diseño de prendas; el talento es variado.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desarrollar un negocio propio es una tarea difícil, pues conlleva no solo muchas horas de trabajo, sino inversión, sudor, lidiar con 'moretones' por las caídas y fracasos que se llegan a experimentar, y -por supuesto- no pueden faltar las lágrimas.

Para las mujeres, establecer un negocio a veces puede resultar un reto mayor, pues -aunque tienen las mismas capacidades que los hombres- aún hoy en una sociedad más avanzada existen obstáculos que enfrentar debido a los numerosos 'roles sociales' que se ve obligada a cumplir una mujer.

Sin embargo, muchas han desafiado los patrones sociales y salido adelante con sus negocios.

Esto quedó demostrado ayer durante la rueda de negocios realizada en el Hotel Marriot, en Belén de Heredia, donde participaron mujeres empresarias que forman parte de la red We Connect Costa Rica, organización especializada en brindar respaldo al sector femenino empresarial.

Ellas se reunieron con empresarios de grandes corporaciones, quienes tienen el interés de que se conviertan, eventualmente, en sus proveedoras. Estas son algunas de las emprendedoras y sus negocios.

Tortillas La Malinche

Surgió en el país en 1981 cuando la mexicana Rebeca Kuri decidió desarrollar su propio negocio de tortillas de harina, 18 años después de haberse venido a vivir al país, tras casarse con el costarricense Carlos Alfaro.

Patricia Alfaro y su hermana Raquel recordaron cómo su mamá cocinaba en la casa las tortillas y, al inicio, las distribuían en bicicleta entre los vecinos de su barrio.

También iniciaron sus ventas en los restaurantes mexicanos. Hoy, Tortillas Malinche se encuentran en los supermercados y el negocio ha crecido: tiene 15 empleados.

Atrás quedó la cocina familiar. Actualmente operan en una zona industrial y el legado que dejó su madre hoy lo impulsan sus hijas: Patricia es la gerente general y Raquel es la encargada de ventas.

Las tortillas son muy variadas: las hay integrales, con apio, perejil, tomate y espinaca, pues la idea es ser una opción saludable de alimentación.

A Patricia no le bastó ser gerenta de esta empresa familiar, sino que también incursionó en otro negocio que consiste en la venta de los aceites esenciales naturales DōTerra, los cuales importa y vende entre sus amigas y conocidas. Según Alfaro, estos aceites ayudan a relajarse y a mejorar la respiración.

LCF Beachwear

Desde hace 10 años, Luisa Chen Fang, diseñadora de modas graduada en el 2000 de la Universidad Creativa, empezó su empresa de diseño y confección de vestidos y salidas de baño de alta costura.

Fundó la empresa LCF Beachwear, en alusión a su nombre.

Ella interviene en todo el proceso, nadie le ayuda. Su lugar de trabajo es la casa de habitación.

Al graduarse, no tenía claro a cuál área de diseño quería dedicarse, pero se dio cuenta de que tenía una mayor habilidad para realizar vestidos de baño y le encantó.

Ella vende sus creaciones a dueños de boutiques en Cartago, Pavas y Escazú; también una empresaria le ha comprado vestidos de baño para vender en Miami. Además, aprovecha para comercializar -junto a los trajes- las pulseras que diseña su hermana.

Su sueño es exportar oficialmente sus prendas hacia Estados Unidos y que sus productos sean reconocidos en ese mercado.

Ayer se reunió con el representante del Hotel Marriot para valorar la posibilidad de que sus vestidos de baño se comercialicen allí.

Chile Jelly

Amalia Ibarra fundó esta empresa hace 22 años luego de haber probado en Estados Unidos una jalea similar a las que hoy hace, tras vivir varios años en ese país.

Decidió crear su propia fórmula, cuyo ingrediente principal en todos los casos es el chile picante. Hay varias opciones: la fórmula original que es chile dulce mezclado con chile picante; hay otra con mango y también tiene con piña y de piña-jengibre.

Las jaleas son libres de gluten y se pueden usar en pizzas, en el pan, en ensaladas, en salsas, en aderezos, y en chiles rellenos.

La elaboración de los productos es de manera artesanal y se vende en diferentes supermercados del país como Automercado, Walmart y PriceSmart.

Ibarra recordó que, al principio, desarrollar el producto costó mucho trabajo, especialmente que la contextura de la jalea quedara "bonita" y se vieran bien las frutas (en el caso de los productos que las llevan).

La empresaria de 66 años rememoró cómo, en los inicios de la empresa, la jalea le quedaba líquida y que tuvo que madrugar muchos días para que adquiriera la forma deseada.

Sus hijas Karla y Christine también trabajan en la empresa.

Gracias a su negocio, Ibarra pudo financiar sus estudios en psicología.

Étnico

Es una empresa de joyas que nació hace un año y se lanzó oficialmente en el Mercedes Benz Fashion Week, realizado en mayo.

Está compuesta por las colombianas Carolina Orduz y su mamá Faidide Ramírez, quienes tienen 12 años de estar en el país.

También lo compone la productora audiovisual tica Helen Núñez.

Orduz estudió mercadeo y comercio internacional y su mamá Faidide ha trabajado toda su vida en la comercialización de joyas.

Sus creaciones -diseñadas por las tres- tienen un concepto neo-precolombino y lo que pretenden es rescatar la cultura latinoamericana (flora, fauna y riquezas naturales), por lo que en sus piezas usan piedras naturales como amatistas, ónices, turquesas, jade y, en ocasiones, recurren al uso de textiles.

Son hechas a mano y tienen un doble baño de oro de 24 quilates.

El producto se vende en hoteles boutique y en la tienda Tiffi, en Escazú; en 506 Luxury, en Paseo Metrópoli en Cartago; y en el Paseo de las Flores, en Heredia.

También venden accesorios como sombreros.

Las empresarias se reunieron con el representante de Marriot y hace dos meses recibieron la certificación de la organización We Connect.

Integratel

Otro negocio que también expuso sus servicios en la rueda de negocios es Integratel, en el que labora la empresaria Marcela Acuña.

La empresa se dedica a brindar diversas soluciones tecnológicas: administración de redes de tecnología de información, pues -en el mundo actual- estas cada vez más son propensas a ataques.

También ofrecen servicios de capacitación siempre en temas tecnológicos.

Ayer Acuña tenía previsto reunirse con representantes de Manpower, Citi, Cefa, Intel, Marriot, Clínica Bíblica y del Banco Interamericano de Desarrollo.