EMPRENDEDORES

Fracasar es solo el primer paso para alcanzar el éxito

El fracaso dejó de ser un tema tabú para convertirse una posibilidad de compartir con otros la experiencia y enfocarse en buscar lo requerido para triunfar.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Es el mayor temor de quienes sueñan con iniciar un camino en el que su negocio sea su idea. El fracaso es una palabra temida hasta hace poco, en que comienza a convertirse en un elemento que alude a la experiencia y a la posibilidad de encaminarse a solidificar un negocio.

Lidiar con el fracaso tiene ahora otros tintes. Siempre afecta pero al mismo tiempo ayuda a la autoevaluación y a desarrollar la persistencia, elemento fundamental en un emprendedor.

"El fracaso más grande es no empezar, no hacer, no emprender. Lo que siempre decimos es que lo opuesto del éxito es no intentar. Pero si es importante que quienes inician un emprendimiento lo hagan sabiendo que lo más probable es que la idea inicial no sea la que se ejecute al final y que no deben ver estos cambios como fracasos sino como mejoras", asegura Andrés Riggioni, director General de Gizn, una empresa de mercadeo para emprendedores.

"Tienen que verse como emprendedores que ahora cuentan con la experiencia de conocer la manera en que no funciona una idea y más bien van a trabajar en la que si funciona. En mi experiencia casi el 100% de quienes inician un negocio no terminan con la misma idea, aprenden a construir sobre el camino", agregó Riggioni.

Poder compartir estas experiencias fallidas y conocer otros ejemplos es algo que puede hacerse en FailCon, una serie de conferencias globales en las que los protagonistas del mundo tecnológico comparten historias de las veces en que han fallado. A esa corriente se sumó The Canada office of Engineers Without Borders, que desarrolla de proyectos en África y que ha lanzado Admiting Failure, una organización que motiva a que otras empresas contribuyan con historias de sus propios fracasos para que los emprendedores aprendan de ellos.

Hasta existe una revista digital como Failure, que reúne crónicas sobre la ineptitud humana, incluyendo una columna titulada This Day in Failure (Este día en el fracaso), y es una señal de que ahora las personas están más dispuestas a fracasar en algún nivel.

Uno de los problemas más comunes que suelen tener los emprendedores es sobreestimar su capacidad de resolver el problema. "Uno piensa que puede tener ahorros para 3 o 4 meses de necesidades, cuando realmente el obtener ganancias puede tomar un año o dos años. Por eso uno observa que de la mayoría de emprendedores en Costa Rica al menos 2/3 emprende desde otro trabajo trabajando de dia y haciendo el negocio de noche y los fines de semana", dice Riggioni.

¿Cómo enfrentarse a estos reveses? De muchas formas, inicialmente buscando el recurso que falta para hacer girar el negocio. "Hay que saber que hace falta mucho más que la introspección para resolver. Hay que pensar en mentorías externas, gente que pueda asesorar. La mayoría de emprendedores exitosos siempre hacen referencias a otros emprendedores exitosos, Lo principal es identificar el recurso que falta  ya sea capital humano, onformación del mercado. Haque buscar hacia adentro y hacia afuera", agrega el experto.

En la mayoría de los casos, la preocupación financiera es muy grande al no existir recursos para seguirlo intentando. De ahí que a la hora de tomar un riesgo como parte del encuentro de nuevas soluciones hay que tratar de minimizarlo.