PROYECTO PÚBLICO-PRIVADO

Municipios del Pacífico Central disminuyen trámites para pymes

Se redujeron pasos que eran redundantes y se introdujo la tecnología para agilizar gestiones.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Durante el camino para crear un negocio exitoso y formalizarse, a veces las pymes deben enfrentarse a un exceso de trámites, lo cual provoca atrasos en el desarrollo del negocio y hasta causa frustración.

Desde el 2015, un proyecto está trabajando con las municipalidades del Pacífico Central para agilizar las gestiones y, además, capacitar a las pymes para que se formalicen y mejoren sus negocios.

Producto de ello, ya se están generando algunas reducciones en el número de requisitos de las diligencias, así como una disminución en los costos para el usuario y el gobierno local.

El proyecto se denomina “Mejoramiento del clima de negocios en comunidades rurales mediante el fortalecimiento de la gestión municipal”, en el  que participan la Fundación Crusa y Fundes.

Este forma parte del programa Alcanzando Escala, en el que intervienen el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), perteneciente al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y el programa gubernamental Tejiendo Desarrollo.

LEA TAMBIÉN: Proyecto 'Cooking Labs' atraerá turismo a Osa por medio de la gastronomía

Mejoras

Los cambios ejecutados en siete gobiernos locales tienen que ver con la supresión de pasos en los trámites, que eran redundantes, pasaron a utilizar expedientes digitales en lugar de físicos y se unificaron los formularios para hacer las solicitudes.

A su vez, se introdujo el escaneo de documentos, el uso del correo electrónico, la firma digital y los interesados en realizar trámites pueden acceder a los requerimientos y documentación en los sitios web de las municipalidades. 

El proyecto cuenta con diversas etapas y algunos de los trámites en los que gestaron mejoras fueron los siguientes: licencia municipal, visado de planos, licencia de construcción, uso de suelo, licencia de obras menores y concesión en la zona marítimo terrestre.

En la primera etapa ─que inició en el primer ciclo del 2015─ participaron las municipalidades de San Mateo, Orotina, Esparza y el Concejo Municipal de Monteverde.

En dichos gobiernos locales se logró reducir el 70% en los plazos para resolver los trámites, hubo una disminución del 34% en los requisitos y los costos de los trámites bajaron un 11% para los usuarios y un 44% para el municipio.

En la segunda etapa ─que finalizó en diciembre del 2016─ tomaron parte los municipios de Garabito, Parrita y Quepos.

En estos sitios disminuyó en un 60% la duración de los trámites municipales y el número de requisitos bajó un 47%.

El costo económico de las diligencias disminuyó un 17% para los usuarios y un 37% para las municipalidades.

Por ejemplo, si usted antes deseaba obtener la licencia comercial (patente) en Garabito le pedían 13 requisitos, ahora son 7.

La ejecución de ese trámite duraba 11 días y hoy dura un día.

En cuanto al costo, el interesado pasó de pagar ¢118.550 a ¢107.780. El costo para la municipalidad de realizar esta gestión era de ¢27.980 y ahora es de ¢8.142.

La tercera etapa del proyecto inició en febrero de este año e involucra a las municipalidades de Puntarenas, Montes de Oro y Paquera.

LEA TAMBIÉN: Mayoría de emprendimientos informales son encabezados por mujeres

Apoyo a las pymes

El programa también apoya a las micro, pequeñas y medianas empresas de la región en el cumplimiento de requisitos legales para su funcionamiento.

Entre esos requisitos están la obtención de la licencia comercial o patente municipal, registro en la Caja Costarricense de Seguro Social, inscripción en la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda y el registro como pyme en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio.  

También se otorgaron créditos para capital de trabajo.

Hasta ahora se han asesorado a 85 pymes: 25 en el ciclo inicial y 60 actualmente.

Estas 60 pymes están relacionadas a las agrocadenas de marañón, aguacate de bajura y miel.

El propósito principal es el desarrollo y comercialización de productos de valor agregado. Esto significa que no solo vendan un bien como tal, sino que amplíen su gama de posibilidades.

Por ejemplo, que a los productores de aguacate no solo les compren el aguacate en sí, sino que nazcan nuevos productos cuya materia prima sea el aguacate.

Otros apoyos estuvieron ligados al desarrollo y mejora de prácticas empresariales relacionadas con el costeo del producto, efectuar un presupuesto de ventas, realizar un análisis financiero, llevar a cabo encadenamientos comerciales, tanto privados como públicos, entre otros.

Zayda Valverde, de la pyme Chileras Sassy, expresó que, aunque ya tiene seis años de contar con su empresa, en las capacitaciones aprendió cómo planificar mejor y cómo tener más orden financiero para lograr mejores resultados.

Chileras Sassy recibió asesoría en temas financieros. (Cortesía del programa Mejoramiento del clima de negocios en comunidades rurales)

“En general, aprendimos a planificar a corto, mediano y largo plazo nuestro proyecto productivo y la importancia de darle valor agregado a los productos para sacar los mejores rendimientos", dijo Dagoberto Venegas, emprendedor de la pyme Apiarios Don Dago, que opera en el cantón de Esparza (Puntarenas).

Venegas agregó que ahora obtendrá mayor producción de la actual cosecha de miel.

"Espero aumentar los apiarios para la próxima y también aumentar los canales de comercialización durante el año”, dijo el empresario.

Dagoberto Venegas, de Apiarios Don Dago, fue una de las pymes capacitadas en temas de planificación. (Cortesía del programa Mejoramiento del clima de negocios en comunidades rurales)