CASO DE ÉXITO

Regalos personalizados Liamor: una nueva forma de regalar a la medida

Este nuevo concepto de regalo tiene también como objetivo generar encadenamientos y beneficiar a pequeños productores


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Lianna Mora venía incubando una idea de negocios y, cuando decidió hacerla realidad, la contretó en el emprendimiento Regalos personalizados LiAmor.

Mora había trabajado seis años en Oiko Credit, una cooperativa internacional de finanzas que apoya proyectos empresariales con contenido social, como gerente regional de desempeño social y desarrollo de capacidades.

"Cuando decía canastas de regalo, la gente solo pensaba en las canastas que antes eran tradicionales durante la Navidad. Pero yo quería ir más allá y ofrecer un producto distinto y personalizado, que además tuviera componente social, porque no concibo una idea de negocios que no lo tenga", explicó Mora.

LEA TAMBIÉN:Pimiento Rosa: la pasión de cocinar por encargo

Tenía muchas ganas de tener un negocio propio y durante el tiempo en que estuvo trabajando se dedicó a ir buscando proveedores, aunque su trabajo anterior le sirvió mucho pues ahí logró conocer a muchos micro y pequeños emprendedores.

Hoy, Regalos Personalizados LiAmor está caminando a paso firme. Comenzó desde diciembre a comprar inventarios y a partir de enero comenzó desde Facebook y Twitter a posicionar las canastas de regalo personalizadas.

"Cuando hablamos de que son personalizadas decimos es porque el cliente puede pedirla de lo que quiera", explicó Mora. "Por ejemplo, hace poco alguien quería enviarle un regalo a un amigo que es fanático de la entrega de los Premios Oscar, entonces preparamos un bol que llevara palomitas, bebidas, chocolates y que lo hiciera sentirse como en el cine".

Y así, sucesivamente, se dedican a complacer a los clientes.

Hay canastas de regalo para gente que disfruta haciendo jardinería, para los que les encantan los productos alemanes, para quienes vienen saliendo de una gripe y hasta para decir "Lo siento" cuando hemos cometido algún error.

Eso sí, antes de enviarla, el contenido de la la canasta es revisado por quien la encargó.

Para comercializar el producto Mora se vale de diversos mecanismos, uno de ellos asistir a una feria de El Mercadito para buscar aliados, pero también del uso de sus redes sociales, así cómo de los mensajeros que reparten las canastas. Ellos aprovechan las visitas para distribuir tarjetas de Liamor.

Otros elementos que le han sido de gran utilidad en el inicio de este negocio son los conocimientos que Mora ya traía de su trabajo anterior, lo cual le permitió construir su tabla de costos.

Pero a eso hay que añadirle que contaba con un capital inicial de riesgo del que aun mantiene buena parte y ya ha comenzado a reinvertir las ganancias.

VEA TAMBIÉN: La Limeña: el negocio de llevar productos típicos a los nostálgicos

"Me siento contenta, porque no sólo las ventas vienen mejorando, sino que ya he podido reinvertir y además he ahorrado porque muchas de las cosas presupuestadas finalmente he podido hacerlas yo misma como el sitio web", dice.

Además, cuenta con el apoyo de su madre Myriam Vargas, quien la asesora, hace compras y le ayuda a preparar los pedidos grandes, como los que solicita un cliente empresarial con el cual están trabajando recientemente.

"La gente viene aceptando muy bien el concepto y lo bonito es que cada pequeño logro para uno como emprendedor es enorme y es un incentivo para seguir de forma que cumplo mis objetivos y tengo más tiempo de hacer lo que me gusta como explotar mi creatividad asegura".

Actualmente, Regalos Personalizados LiAmor realiza entregas en todo el país para personas y empresas. Además en todas las canastas de regalos se incluyen productos de micro y pequeña empresas costarricenses, cumpliendo así con el sueño que su propietaria se planteó desde un inicio.