TOME MEDIDAS LEGALES

¿Sabe cómo proteger sus productos originales contra el plagio?

El mayor problema que enfrentan actualmente las empresas es la lentitud del sistema judicial 



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) que producen artículos originales se enfrentan regularmente con el plagio de los diversos artículos de diseño original que ponen a la venta.

Un caso ya comprobado y con denuncia en los tribunales, es el de Arteria, una empresa dedicada al diseño utilitario con identidad, que sufre desde sus inicios el plagio de los diversos productos que fabrican.

Carlos Mena, uno de los socios propietarios de Arteria, explica que desde que iniciaron su participación en ferias en el año 2008 comenzaron a notar la aparición de productos casi iguales a los suyos.

De sus principales productos como las camisetas con textos o los delantales, se han encontrado con algunos casi iguales de no ser por un mínimo detalle que busca hacer la diferencia.

"Sabemos que el asunto de los costarriqueñismos es un tema sensible porque muchas personas señalan que son de todos", explica Mena. "Pero con el negocio aprendimos que el primero en tiempo es el primero en derecho. Incluso hay otra gente que ya registró algunas marcas que quisimos usar y no pudimos hacerlo".

Esta empresa tiene dos denuncias interpuestas ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y adicionalmente han participado junto a sus personeros en las investigaciones fuera de San José.

LEA TAMBIÉN: ¿Sabe cómo registrar su marca? Conozca el paso a paso

Para Mena, ellos solamente reclaman el derecho que les otorga el tener una marca registrada.

"Tanto el Registro Nacional como el Ministerio Público deberían procurar darnos esa protección junto porque a estas alturas ya el OIJ ha incurrido en tiempo y en informes de más de 40 páginas, esperando las acciones del caso”, afirmó.

Proveedores en la mira

El de Arteria es sólo uno más de los casos de plagio.

Desde 2009 el Ministerio Público dispuso un cambio en su política de investigación en la persecución de los delitos contra la propiedad intelectual.

Justo en ese mismo año se presentaron 2.221 casos ante el Ministerio Público y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), por infracciones a la Ley de procedimientos de observancia de los derechos de propiedad intelectual, falsificación de señas y marcas e infracciones a la Ley derechos de autor y derechos conexos.

Cueropapelytijera es otro de los negocios que está comenzando a experimentar problemas, en este caso, con el desarrollo del color para los cueros que utilizan. Esta empresa surgió como una idea de Sofía Protti dedicada al diseño, desarrollo y comercialización de productos utilitarios de cuero.

Al llegar a sus nueve años de funcionamiento, encontraron dos incidentes que les hicieron replantear sus pasos.

Protti cuenta que  encontraron bolsos que tienen un diseño muy parecido a los que producen, con unos leves cambios como la tira para guindar (una pulgada más ancha y llevan una flor al frente del bolso).

"Aparte del diseño, nosotros venimos trabajando en el desarrollo de color junto con el proveedor", relató Protti. "La paleta de colores con que fabricamos en el país no es de uso común en otras tiendas; solo en casas internacionales. Y aunque mantenemos relación comercial con el proveedor, ellos han vendido los colores que desarrollamos nosotros a otras personas".

Para esta tienda, el primer reto que tienen es asegurar todo lo relacionado con la producción exclusiva de cuero de colores y, en segundo lugar, empezar a establecer demandas sobre la gente que copia los diseños.

Proteja sus ideas

Existen pasos básicos que debe dar el dueño de una pyme para proteger sus productos o marca contra las imitaciones.

El primero de ellos es acudir ante un abogado para que lo asesore con el procedimiento de inscripción de la marca ante el Registro Público en la sección de Propiedad Industrial, recomendó Leonardo Castro, de Oller Abogados.

"También es importante que dicho asesor realice un estudio preliminar de las marcas que se pretenden inscribir, para descartar la existencia de cualquier registro con nombres o características similares", añadió Castro.

VEA TAMBIÉN: Vigile detalles y evite que un ataque informático dañe al negocio

El asesor deberá indicarle a la pyme la existencia de la clasificación internacional de Niza, una tipología de productos y servicios que se aplica para el registro de marcas. 

Así podrá determinar cuál es la clasificación de sus productos o servicios. Una vez que se terminen los análisis previos, se presentan los documentos de registro respectivos.

Cuando un empresario detecta copias de su producto, lo primero que se deberá hacer es advertir –mediante una carta de "Cese y Desistimiento"– que se abstenga de continuar reproduciendo, comercializando y almacenado productos o servicios vinculados con la marca protegida y registrada. Eso si es que conoce a la persona física o jurídica que está incurriendo en dichas conductas.

En caso de que la persona prevenida haga caso omiso, lo que corresponderá será acudir a las instancias judiciales, concretamente al Ministerio Público en condición de denunciante o acusador particular (querellante).

No hay que olvidar que cualquier idea original que se materialice debe protegerse. "No hay nada más valioso que la innovación ni nada más susceptible de plagio y apropiación indebida", dijo Castro.

Qué debe defender

En virtud de los tratados internacionales que Costa Rica tiene suscritos, estas son las protecciones que su empresa puede activar para defender sus creaciones:

  • Patentes: nuevos inventos o mejoras a un invento que ya existe.
  • Marcas y Nombres Comerciales: palabras, símbolos y diseños que se emplean para diferenciar los productos o servicios de una empresa frente a sus competidoras.
  • Derechos de Autor: obras literarias, artísticas, planos, dramáticas o musicales así como apps y programas de software.
  • Diseños Industriales: visualizaciones de productos nuevos que incluyan su forma, configuración, patrón, imagen o ahora diseño 3D.