¿Cuándo tengo que cambiar de modelo de negocio? Esté atento a su desempeño y al del mercado

El cambio es una constante en el desarrollo de un negocio, si no hay renovación no hay crecimiento


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Saber el momento en que es necesario cambiar el modelo de su negocio depende de una revisión constante de resultados internos y de factores externos. 

Muchos emprendedores se confían de las buenas cifras que van obteniendo, pero hay varios elementos importantes para anticipar el ciclo de "declinación empresarial".

Para Manuel Montero, de Propyme, es fundamental que toda empresa cuente con un plan de negocios, que incluya estrategia de mercadeo y financiera, diversificación de sus productos, mucha investigación de mercados, estudio de la competencia e innovación y desarrollo.

LEA TAMBIÉN: Cuatro claves para evitar que cualquier situación se convierta en una crisis y dañe su negocio

El modelo de negocios se refiere a la forma cómo se obtienen los ingresos.

Un buen ejemplo de cómo una empresa no previó la necesidad del cambio es Blockbluster, una cadena de alquileres de vídeos. En sus inicios, el fundador de Netflix se acercó para proponerles un nuevo modelo de negocio (obtener ingresos mediante envíos de videos usando la tecnología).

El propietario de Blockbuster declinó la propuesta y hoy no tiene ya una sola tienda abierta, mientras Netflix es una firma de video streaming en pleno crecimiento a nivel mundial.

El hecho de que una empresa funcione comercial y financieramente bien no significa que lo hará indefinidamente. Por ello la constante evaluación de factores internos y externos es clave para anticipar la pérdida de clientes o el fortalecimiento de la competencia.

VEA TAMBIÉN: ¿Quiere un emprendimiento financieramente sano? Tres tips para lograrlo

Si la empresa se da cuenta demasiado tarde, podría entrar en insolvencia financiera y posteriormente quebrar. 

"Un empresario nunca debe sentirse conforme con la cantidad de ventas y clientes.  El mercado es sumamente cambiante y solamente prevalecerá quien aprenda a anticipar las necesidades de los clientes actuales y potenciales", explica Montero.  

Por ello la inversión en investigación, innovación y desarrollo contribuirá a la constante reinvención de la empresa. El reto de los emprendedores está en cambiar la mentalidad cortoplacista por una estrategia de planificación empresarial.

Montero señala que es fundamental, además de sondear lo que que pasa dentro y fuera del mercado, generar planes de renovación e invertir en el desarrollo de productos que satisfagan necesidades y generen deseo en los consumidores.

Es muy común que algunas empresas entren en una zona de confort. "Sin embargo deben entender que nada dura para siempre. Sobrevivirá quien innove y se reinvente", concluyó.