DIAGNÓSTICO 2014

Emprendimientos disminuyeron 35% en Costa Rica desde 2012

Según informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Costa Rica presentado por la UCR, la Cámara de Industrias y ParqueTec


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La actividad emprendedora en el país decreció alrededor de un 35% desde el 2012 hasta la actualidad, según lo evidencia el nuevo informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Costa Rica presentado la semana anterior.

Este estudio es impulsado por la Cátedra de Innovación y de Desarrollo Empresarial de la Universidad de Costa Rica, por la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) y por la incubadora Parque Tec. La empresa encargada de la aplicación de la encuesta fue IPSOS Costa Rica.

El documento -titulado Reporte Nacional 2014: La Situación del Emprendimiento en Costa Rica- revela que esa reducción se dio en las diferentes etapas de los emprendimientos. El anterior reporte fue presentado en el 2012.

El estudio se basa en una encuesta efectuada a nivel nacional a 2.003 personas mayores de 18 años,  entre junio y agosto del 2014.

-Los emprendedores que se encuentran en etapas iniciales –que no han pagado salarios por más de tres meses- pasaron de ser un 10% a un 7,5%.

-Los emprendedores en su etapa de gestación (que han pagado salarios por más de tres meses, pero menos de 3,5 años) eran un 5% y ahora representan un 3,8%.

Estos dos grupos suman un 11,3% actualmente, que constituye 300.000 personas entre 18 y 64 años.

-Igualmente, los emprendedores con negocios establecidos (que han pagado salarios por más de 3,5 años) bajaron de 3,5% a 2,53%. Esto significa que casi 46.000 personas no siguieron con su negocio.

-Los emprendedores iniciales del sexo masculino pasaron de ser 19,7% a 11,66%. Mientras tanto, los que estaban más consolidados pasaron de ser 3,5% a 3,25%.

-En el caso de las mujeres emprendedoras que están empezando, se registró un leve aumento: de un 10,6% que había en el 2012, ahora hay un 11,02%. Sin embargo, en lo referente a las emprendedoras establecidas, con negocios más sólidos, más bien hubo una disminución: pasaron de ser 3,1% a 1,87%.

- La tasa de mortalidad de los emprendimientos subió de 77% a un 78%.

Lo más positivo

El informe muestra un lado positivo: aumentaron los emprendimientos que se originan por oportunidad, en contraposición con aquellos que nacen por mera necesidad.

Precisamente, un 63,5% de los emprendedores en etapas iniciales indicaron que se hallan motivados por una mejor oportunidad de negocios (su objetivo es ser independientes o aumentar sus ingresos).

Un 19,3% alegó que decidió emprender por necesidad, pues esa es su única manera de subsistir.

¿Cómo es el emprendedor tico?

Es mujer u hombre, de aproximadamente 36 años (en el caso de emprendimientos iniciales), de nivel socioeconómico medio, cuyo negocio se centra en el área de servicios y en el sector dirigido al consumidor. Además, tiene un nivel educativo con grados superiores a los obligatorios.

En el caso de los negocios establecidos, la edad promedio es de 45 años.

La inversión para iniciar un emprendimiento es en promedio de $35.000, que se divide de la siguiente manera: $15.000 provienen del mismo emprendedor y $20.000 de inversionistas informales, familiares o amigos.

En cuanto a qué tanto empleo genera cada emprendimiento, en realidad es poco: el 95% de los emprendedores en etapas iniciales y el 85% de los establecidos señalaron que tenían de uno a cinco empleados.

Además, los emprendedores no tienden a exportar, pues el 89,5% de aquellos negocios establecidos no lo hace. Igualmente, un 73% de los emprendimientos iniciales no venden sus productos ni servicios fuera de las fronteras ticas.

Innovación en los emprendimientos

El estudio concluye que los emprendimientos en el país son poco innovadores, pues las tecnologías que se emplean –a nivel general- no son actuales, aunque ha habido mejorías.

Un 58,3% de los emprendedores iniciales expresaron que su tecnología no es nueva, tiene más de cinco años.

En el 2012 la cifra de emprendedores que estaban empezando que dijeron no tener tecnología novedosa fue un 79,8%, por lo que hay una reducción del 21,5%

No obstante, en los emprendimientos establecidos, el nivel de innovación más bien baja: un 91% de estos negocios dijeron que su tecnología era superior a los cinco años. En el 2012, el porcentaje fue menor: de un 80,1%.