• Aprenda a invertir y a sacarle provecho a su dinero

    Con la llegada del aguinaldo, es tiempo de usar la cabeza y no despilfarrar el dinero; los bancos le ofrecen múltiples opciones para ahorrar

    ¿Cuál es mejor forma de ahorrar ahora?

    Aunque las tasas de interés son más atractivas en colones, la estrategia dependerá del plazo y la disponibilidad del dinero

    César Brenes Quirós
    Colaborador

    Si finalmente decidió a dar sus primeros pasos en el ahorro o si, más bien, aún no decide la próxima etapa de su estrategia para guardar dinero, esta pequeña guía le ayudará a descubrir qué producto le conviene más, a cuál plazo y en qué moneda.

    Los bancos coinciden en que el ahorro programado, la inversión a corto plazo en modalidades como Certificados de Depósito a Plazo (CDP) y el ahorro por medio de cuenta electrónica son las tres herramientas más buscadas por los usuarios en la actualidad.

    Con el ahorro programado, el cliente tiene la posibilidad de guardar de manera progresiva un monto determinado, el cual podrá aumentar o disminuir (hasta el monto mínimo establecido por el banco) y que podrá retirar al final del plazo seleccionado, junto con los intereses ganados.

    Por su parte, el CDP permite al usuario invertir en un periodo, cierta cantidad de dinero en un solo tracto, ganando los intereses correspondientes a ese plazo.

    Finalmente, la cuenta de electrónica facilita la administración de dinero, según sus necesidades.

    Otro instrumento a considerar es el fondo de inversión. Con esta opción, el cliente compra una participación en un fondo común (en el que participan otros inversionistas) y que invierte los recursos en títulos valores y otros activos, y luego paga los rendimientos a todos los participantes.

    Actualmente, un depósito a seis meses plazo en colones paga una tasa promedio de 5,07% en los bancos estatales y del 5,00% en los bancos privados. Mientras que en dólares, ese mismo certificado ofrece un rendimiento promedio de 2,30% en los primeros y del 2,04% en los segundos.

    Necesidad y disponibilidad

    Para decidir cuál de los instrumentos utilizar, Luis Rodríguez, director de servicios financieros e inversiones del Banco Nacional, recomienda escoger la modalidad de ahorro que mejor se ajuste a su disponibilidad de dinero.

    Por ejemplo, si usted puede hacer un ahorro por tractos mensuales, lo mejor es un ahorro programado o un fondo de inversión. En cambio, si ya cuenta con un capital y desea obtener un mejor rendimiento, se recomienda utilizar un CDP, pero dependerá del plazo máximo en el que pueda invertir ese dinero.

    Laura Moreno, gerente de banca de personas de BAC Credomatic, coincide con esa recomendación, y apunta que si el cliente tiene un dinero que no va a utilizar en un año, le serviría más un CDP a un plazo de 12 meses, caso contrario a que deseara acumular poco a poco, donde un ahorro automático le convendría más.

    “Muchas veces lo recomendable es no invertirlo todo en un solo producto y realizar diferentes inversiones, de acuerdo a la disponibilidad y el plazo que tenga el cliente con su dinero”, indica Rodríguez.

    En Scotiabank, se aconseja seguir  la llamada “ruta de ahorro”, que significar iniciar con una cuenta tradicional de ahorro programado, avanzar hasta un CDP para utilizar dinero en corto o mediano plazo y pensar en fondos de inversión a mediano y largo plazo.

    ¿Colones o dólares?

    En el Banco Nacional, un CDP vendido solo en Internet, paga una tasa de interés del 5,95% en colones y 3% en dólares, mientras un Certificado de Ahorro Sostenible genera 6,70% en colones y 3,35% en dólares. Esta tendencia se suele ver con frecuencia en otros bancos.

    Karol Morera, jefa comercial de Banco Cathay, confirma que durante 2016 el premio (diferencia entre tasas de interés) ha sido mayor para las inversiones en colones. En esa entidad, un certificado de inversión a plazo desmaterializado (a 36 meses) maneja una tasa de 5,73% en colones y 3,05% en dólares.

    No obstante, la decisión de en cuál moneda invertir se relaciona con los objetivos de ahorro y la moneda en que se generen los ingresos y gastos.

    En general, la recomendación de los banqueros es ahorrar en dólares solo si percibe ingresos en esa moneda, o si el dinero se necesita para un fin específico que requiera de esta divisa, como un viaje, la importación de un equipo o la prima de un carro o vivienda.

    Lo que no es aconsejable es ahorrar en dólares con ingresos en colones, sin un objetivo específico, ya que el diferencial cambiario –entre la compra y la venta del dólar– es alto, y no hay tasa que pague la diferencia y genere un rendimiento adicional.

    Ahora bien, ahorrar en colones se aconseja a toda persona que perciba un ingreso económico, y lo recomendable es que sea de por lo menos un 10% del ingreso.

    Además, si son inversiones de mediano plazo, previstas para realizar gastos en moneda nacional, la opción más rentable es invertir la mayor parte de los recursos en colones, mientras que si son inversiones de más largo plazo, lo mejor es elevar la proporción de recursos en moneda extranjera, principalmente por los beneficios de la diversificación.

    Tome en cuenta además, que debido a que las tasas de interés en colones están representadas en la Tasa Básica Pasiva, es de esperar de que siga bajando un poco a corto plazo, a menos que la situación fiscal del Gobierno se deteriore más.

    En dólares, existe una expectativa al alza, principalmente si la Reserva Federal de Estados Unidos decidió incrementar sus rendimientos.

    Adriana Rodríguez, gerente senior de análisis económico de Scotiabank, explica que una solución es tener ahorros en ambas monedas, tomando en cuenta que  la proporción de lo destinado a cada moneda dependerá del objetivo y plazo de la inversión.


    Tips para hacer un buen ahorro

    Siga estos consejos y saque el máximo provecho de sus ingresos.

    Hacer un presupuesto de sus ingresos y gastos, para determinar su disponibilidad de ahorro.

    De acuerdo a su expectativa de ahorro, debe buscar un objetivo que sea alcanzable y de corto plazo de cumplimiento con su ahorro.

    Busque un equilibrio entre gastos personales, estudio, deudas, recreación y ahorro.

    Si el cargo del ahorro es automático, debe asegurar que la cuenta en la que se la hará la deducción, tenga dinero disponible para hacer el mismo.

    Si tiene un nivel alto de endeudamiento en pasivos con tasas muy altas (por ejemplo, tarjetas de crédito), debe proponerse ahorrar para bajar o cancelar ese saldo, por lo que este tipo de ahorro no debe ser mayor a un año.