También capacitan a empresas para ser más inclusivas y crearán una certificación para reconocer a aquellos negocios que sean deaf friendly.

Por: Joanna Nelson Ulloa 22 diciembre, 2016
Uno de los líderes de BoaPaz es José Francisco Noboa Wang, de 31 años.
Uno de los líderes de BoaPaz es José Francisco Noboa Wang, de 31 años.

Un nuevo proyecto llamado BoaPaz pretende empoderar a la población sorda del país para que puedan fundar sus propios negocios y desarrollarse como empresarios.

Asimismo, está educando a diferentes empresas, instituciones públicas y organizaciones para que le brinden oportunidades laborales a este sector y que adapten sus instalaciones a sus necesidades.

El colectivo, que pronto se convertirá en una cooperativa y que está compuesto por 25 miembros, reúne a personas sordas, oyentes e hipoacústicas (oyen, pero tienen una disminución en la sensibilidad auditiva).

Los queques son parte de la oferta de Café BoaPaz.
Los queques son parte de la oferta de Café BoaPaz.

¿Por qué nació el proyecto?

Las personas sordas e hipoacústicas usualmente son discriminadas laboralmente por su condición, por lo que tienden a estar desempleadas, ocupan puestos en condiciones de informalidad y no siempre tienen acceso a la educación.

Ejes de trabajo
También se venden brigadeiros.
También se venden brigadeiros.

El proyecto tiene diferentes áreas en las cuales se enfoca, como las siguientes:

-Headhunters: Consiste en la colocación de candidatos sordos o hipoacústicos en empresas que posean plazas vacantes. A la empresa se le otorga capacitación para acondicionar su sitio de trabajo en beneficio de los trabajadores sordos.

Por ejemplo, cuando sucede una emergencia, implementar otro tipo de alarmas que no solo sean sonoras, sino con luces, crear rotulación y enseñarles a los demás miembros de la empresa cómo dirigirse a una persona sorda (hablar despacio, hablar de frente para que puedan leer los labios, entre otros).

Uno de los alimentos que se ofrecen son bollos de pescado.
Uno de los alimentos que se ofrecen son bollos de pescado.

La fábrica de Conos Torelli contrató hace alrededor de seis meses a dos personas sordas como empacadores, gracias a las gestiones de BoaPaz.

Además, BoaPaz estableció una alianza con el Ministerio de Trabajo y con la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED) para el próximo año ayudar a colocar a personal sordo en empresas inclusivas y en otros negocios.

-Incubadora: Se reciben proyectos de emprendedores con una discapacidad auditiva y se les ayuda a generar un modelo de negocio, sumado a que se les da capacitación en otras áreas empresariales para que creen una empresa más sólida.

-Creación de tribus: Consisten en unidades de negocio lideradas por individuos sordos, en las que también colaboran personas con una discapacidad auditiva.

Una vez que sean una cooperativa, la idea es que cada tribu brinde un pequeño porcentaje de sus ganancias para hacer crecer la iniciativa.

-Certificación deaf friendly (amigable con las personas sordas): El proyecto también quiere desarrollar una certificación que se le otorgaría a aquellos negocios que se adapten a las personas sordas o con dificultades de audición.

La idea es convertir a Costa Rica en un país de turismo inclusivo, por medio de la gastronomía.

Su fundador

Esta iniciativa es liderada por José Francisco Noboa Wang, quien al ser prematuro (su madre dio a luz a los ocho meses), nació sin oídos y, por ende, sordo.

Sin embargo, lo operaron en tres ocasiones y le construyeron ambos oídos, de manera que hoy puede escuchar por un oído (es hipoacústico).

"Nací sin oído interno, ni medio ni el externo, solo un huequito en los dos lados y vino el doctor Francisco Ulloa Sáenz, del Hospital de Niños, quien me operó… Escucho con el oído izquierdo, con el derecho no", relató Noboa.

Como él escuchaba y también aprendió a leer labios, no tuvo mayores inconvenientes en su infancia y adolescencia. Esto hizo que no tuviera un ligamen con la comunidad sorda.

Pero, esto cambió cuando en la empresa de su familia (una distribuidora de medicamentos), contrataron a una mujer sorda, quien le hizo ver las limitaciones a las que se enfrenta este sector.

“Ahí conocí a la comunidad sorda, conocí los diferentes espectros, qué necesidades tenían. Hay una gran tasa de desempleo o se vuelven ninis (término que significa "ni estudian ni trabajan")…”, expresó Noboa.

Igualmente, otras personas lo motivaron a desarrollar el proyecto, por lo que decidió renunciar a la empresa de su familia para dedicarse de lleno a BoaPaz.

Otros integrantes del proyecto son Ana Carola Paz, Josué Maroto, Daniel Cascante, Jeremy Chacón, Ignacio Navarrete, Yuli Hidalgo, Daniel Suchar y Estefanía Carvajal.

Café BoaPaz

El primer emprendimiento (tribu) creado se denomina Café BoaPaz, que se encarga de elaborar bocadillos, cafés y refrescos especiales para empresas que tengan actividades o eventos y, a su vez, se llevan a espacios de coworking (espacios de trabajo compartido).

Dentro de los alimentos que ofrecen se encuentran brigadeiros, gomitas de café, "brigachurros", queques, guabao (pan al vapor) de pollo, de pescado y vegetariano, entre otros.

Está encabezado por Eva Czayka Gutiérrez, quien es sorda, y en el negocio participan otras personas sordas o con limitaciones de audición, incluido Noboa.

El emprendimiento empezó a funcionar en octubre y la idea es que en el futuro opere en un local comercial y que sea un sitio de encuentro tanto para la comunidad sorda como oyente del país.

ContactoSi le interesa participar en BoaPaz, puede comunicarse con José Francisco Noboa al correo electrónico noboajose@gmail.com.

También puede visitar el Facebook de Café BoaPaz: https://www.facebook.com/cafeBoaPaz/

EF 20 aniversario