Hágale saber directamente a su público meta la razón por la cual su producto es indispensable para ellos.

Por: Joanna Nelson Ulloa 2 julio, 2014
Su negocio puede crecer y atraer más clientes, si logra enviarle mensajes atractivos a su público meta.
Su negocio puede crecer y atraer más clientes, si logra enviarle mensajes atractivos a su público meta.

Atraer clientes y hacer que no solo compren, sino que amen el producto o servicio que se les vende es el sueño y meta de cualquier empresa.

Para ello, es importante prestar mucha atención al tipo de mensaje que se le envía al público meta y elaborarlo de una forma que los enganche.

Según el experto en mercadeo y autor del libro Market Like You Mean It, Al Lautenslager, estas son las ocho claves para lograrlo:

Primero: Ofrezca soluciones. Sin incurrir en publicidad engañosa, hágale saber a los consumidores que su producto es lo que requieren y que, al ser la respuesta a su necesidad, deben adquirirlo.

Por ejemplo, si hay un negocio enfocado en vender tenis para corredores y esos tenis se caracterizan por ser cómodos y están diseñados para evitar lesiones, debe destacar esas características.

Segundo: Diríjase a su público meta con mensajes de interés. Conozca qué atrae a su público. No les ofrezca algo que no les va a llamar su atención. Si su público meta son jóvenes que aman el fútbol, no pierda tiempo enviándoles mensajes sobre voleibol.

Tercero: Use títulos y subtítulos atractivos. La gente tiende a leer aquello que les llame la atención, que les intrigue o rete.

Cuarto: Envíe un mensaje claro, entendible e interesante. Lautenslager cita a David Ogilvy, considerado por muchos como el padre de la publicidad: “Cuando escribo un anuncio, no quiero que digas que lo encuentras creativo, sino que lo halles tan interesante que haga que compres el producto”.

Quinto: Use mensajes extremos. Lautenslager aconseja recurrir al uso de mensajes en los que se inste al público a evitar errores o que hacen ver cómo una mala decisión puede arruinar su negocio. Por ejemplo, un titular que diga: “Cómo llevar a su empresa al suelo en una semana”, llama la atención e invita a leer, asegura el autor.

Sexto: Enganche a la gente. Ofrézcales mensajes a sus clientes en los que los incentive. Por ejemplo, puede rifar sus productos o establecer descuentos a cierta hora e informarlo a través de las redes sociales.

Sétimo: Sálgase del molde, sea creativo. Use formas, tamaños y elementos raros o diferentes al enviar sus mensajes, que capturen a la gente.

El autor explica cómo una empresa en una ocasión tiró pasaportes falsos en el metro de Nueva York para dar a conocer a su público meta un nuevo producto que lanzó. Ese método poco usual dio resultados.

Octavo: Dígale a los consumidores directamente por qué deben usar su producto o servicio. ¿Qué tiene de particular? ¿Por qué debe adquirir su producto y no otro? Analice qué lo diferencia de la competencia y destaque ese elemento que hace a su producto esencial.