¿Su pyme tiene un plan de responsabilidad social? Impleméntelo y obtenga beneficios

El mercado beneficia cada vez más a las empresas que desarrollan este tipo de proyectos. Conozca los pasos para ejecutar su propio plan.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Tener un plan de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es mucho más que una tendencia, es un elemento que puede traerle diversos beneficios a su negocio. Para una pyme el retorno de aportar a construir una mejor sociedad es alto, pues necesita de una sociedad próspera para hacer crecer su propio negocio.

A la hora de desarrollar un plan de RSE no influye tampoco el tamaño de su negocio. La RSE no es una moda, sino una área de trabajo y conjunto de prácticas que llegó para quedarse, y cuya adopción por parte del sector privado está siendo más demandada por los mercados.

Los beneficios que pueden obtenerse son variados pero podemos señalar los internos y los externos. Para Irene Fariña, fundadora de Philantropics, una firma boutique de consultoría y capacitación especializada en temas de desarrollo social y estratégico, internamente un plan de RSE puede generar motivación para el personal, optimización de recursos y buen manejo y - o disminución de costos en temas como gasto energético e hídrico, hasta el mismo mejoramiento de la calidad del producto o servicio, por citar algunos.

VEA TAMBIEN: Startup 'Trash' convierte las bolsas plásticas en modernos bolsos y carteras

"Al trabajarse un plan de RSE, externamente puede obtenerse atracción de talento, más clientela y proveedores que cada vez más prefieren comprar o hacer negocios con empresas socialmente responsables. También esto puede diferenciar su pyme de la competencia, fortalecer su imagen y relacionarlo con grupos de interés clave. Esto adicional a la posibilidad de contribuir e incidir en el desarrollo y mejoramiento de las comunidades donde operan y del país en general", añadió Fariña.

Desarrolle su propio plan

Y aunque cada empresa y organización son diferentes, un buen punto de partida es el plan de negocio que tengan. Con él pueden tener una guía para alinear la estrategia de RSE con las metas de la empresa. De lo contrario, es difícil incursionar en RSE eficientemente si el tema está desvinculado del plan de negocio.

"Cuando están trabajando en desarrollar su proyecto es importante que realicen un mapeo y priorización de stakeholders o partes interesadas. Dependiendo del ciclo donde se encuentre la pyme, podrá decidir trabajar con ciertos grupos más que con otros a corto y largo plazo. Pero por regla general, es importante priorizar los grupos internos (colaboradores, Junta Directiva, etc.), para asegurar que éstos comprenden la importancia de los esfuerzos de RSE y que están comprometidos con ellos", indicó Fariña.

Una vez que se consolide el tema internamente, se pueden acercar a grupos externos como clientes y proveedores. El involucramiento de estos grupos no es excluyente. Hay empresas que logran integrar muy bien prácticas con los stakeholders internos y externos simultáneamente desde el inicio de la estrategia.

VEA TAMBIÉN: Empresas con mejor RSE tienen presidentes ejecutivos con hijas

Otro paso indispensable es que la pyme busque el auto-conocimiento en términos de fortalezas, oportunidades, debilidades y riesgos, así como también que se preocupe por conocer el entorno inmediato y nacional de su operación.

"De esa forma podrá optar por involucrarse en iniciativas que aprovechen sus capacidades y áreas de mayor experiencia, y, a la vez, no compitan o dupliquen esfuerzos existentes. Esto último es clave para maximizar el impacto y evitar iniciativas ocurrencialistas que incidan poco en temas clave para la operación, la comunidad y el mercado", dijo la consultora.

El secreto, a la hora de trabajar su plan de RSE, es medir muy bien las propias capacidades, disponibilidad de tiempo y recursos para que no compitan contra la consolidación y crecimiento del negocio sino que lo complementen.