El coworking va evolucionando, de forma que ya no solo se ofrecerá el espacio como tal, sino que brindará servicios de asesoría para los emprendedores

Por: Joanna Nelson Ulloa 23 diciembre, 2016
Los espacios de trabajo compartido son utilizados en el país por profesionales del campo de la tecnología, diseño, arquitectura y por consultores independientes.
Los espacios de trabajo compartido son utilizados en el país por profesionales del campo de la tecnología, diseño, arquitectura y por consultores independientes.

Atrás quedó la idea de que el único lugar para trabajar es en una oficina de cuatro paredes y en la que se interactúa solo con compañeros de la empresa.

Hoy, las opciones son amplias y, dentro de ellas, cobra fuerza el coworking, que se refiere a espacios compartidos de trabajo en los que emprendedores y profesionales de distintas disciplinas desarrollan sus tareas, lo cual brinda la oportunidad de establecer contactos con otros negocios.

En los últimos años, en Costa Rica ha crecido el número de alternativas de esta índole. Algunas de ellas son Impactico, Colabora, VMG Business Center, SkyLoft, CoworkCR, The Beach Office: Tamarindo Coworking, entre otras.

¿Cuáles son algunas tendencias de este sector para el 2017 y los años siguientes?

Seguidamente, le contamos.

1. Crecimiento de profesionales independientes que eligen el coworking.

Diana Rodríguez, gerenta general de VMG Business Center, dijo que se espera que continúe creciendo la cantidad de profesionales que usualmente emplean espacios compartidos, como aquellos que trabajan en el campo de la tecnología, diseño, arquitectura, mercadeo y consultores independientes.

Se trata generalmente de un público con empresas innovadoras, creativas y más flexibles, de ahí que sean el mercado ideal para estos espacios.

"Son más dinámicos, más abiertos a probar nuevas cosas, a ir de la mano con las nuevas tendencias. Las personas con profesiones más tradicionales como, por ejemplo, abogados, ingenieros, este tipo de carreras, tienden a buscar soluciones más tradicionales, aunque –por supuesto- hay excepciones también", expresó Rodríguez.

2. Surgimiento de coworking de nicho.

Mónica Hidalgo, cofundadora de Impactico, mencionó que en los próximos años se espera que, al igual que ha ocurrido a nivel mundial, se genere un coworking de nicho. Esto quiere decir que los espacios compartidos se irán especializando.

Por ejemplo, se generarían áreas de coworking que sean frecuentadas mayormente por profesionales de tecnología; o para personas que se dedican a temas relativos al ambiente; o espacios para comunicadores o para emprendedores sociales, entre otros.

Hidalgo explicó que no son espacios excluyentes, pero que dirigen su comunicación hacia gente con determinado perfil y naturalmente ese es el público que llega.

"Al ser así como evolucionó en otras ciudades, vemos una posibilidad alta de que así sea (en Costa Rica)", comentó Hidalgo.

3. Networking y ahorro de recursos continuarán como valor agregado.

Otra de las ventajas que se mantendrá para el próximo año es la opción de networking (establecimiento de contactos) que brinda el coworking, donde diversos negocios pueden interrelacionarse y aliarse para determinados negocios, por lo que se espera que se incrementen esos contactos.

Igualmente, permanecerán los beneficios del ahorro en servicios públicos (agua, luz, Internet, seguridad, limpieza, alimentación) que ofrece esta opción, en contraposición a si se alquilara un local o establecimiento exclusivo para una empresa.

Isidoro Díaz, cofundador de Impactico, dijo que, de acuerdo con sus cálculos, quienes optan por un espacio en sus instalaciones obtienen un ahorro que va del 25% al 40%, dependiendo de la cantidad de miembros del equipo.

Rodríguez, de VMG Business Center, estima ahorros de hasta un 40% en servicios públicos y en el caso de alimentación de hasta $400 mensuales.

El ahorro en alimentación se debe a que algunos emprendedores suelen visitar cafés y restaurantes para trabajar y, para mantenerse allí deben estar consumiendo, por lo que incurren en ese tipo de gastos. En los lugares de coworking generalmente se ofrecen bebidas (como café y refrescos) que están incluidos dentro de la cuota que se les cobra, por lo que hay una disminución de costos.

4. Crecimiento de pymes e incluso de transnacionales que apuestan por el coworking.

Este 2017, se espera que no solo haya más pymes interesadas en este tipo de centros de trabajo, sino que incluso empresas grandes (algunas de ellas transnacionales) se inclinen por trabajar en estos lugares alternativos.

"El coworking funciona como un punto focal de innovación. Se puede dar una dinámica interesante entre una empresa grande, consolidada, madura y emprendedores y empresas en etapas tempranas para trabajar en conjunto en proyectos de innovación", mencionó Daniel Monge, otro de los cofundadores de Impactico.

5. Sobrevivirán los espacios que se adapten a las necesidades de los usuarios.

Rodríguez enfatizó que perdurarán aquellos espacios de coworking que verdaderamente se adapten a las necesidades cambiantes de las empresas y emprendedores.

Por ello, no deben ser rígidos, sino que deben estar anuentes a variar sus condiciones en beneficio de sus usuarios.

Por ejemplo, si la empresa crece, brindarle más espacio o si decrece, ofrecerle un espacio más pequeño, cosa que no suele suceder cuando se alquila una oficina tradicional.

6. Evolución del coworking para otorgar nuevos servicios.

Según Monge, el coworking va evolucionando, de forma que no solo se ofrece el espacio como tal, sino que se otorgan servicios de asesoría, incubación, competencias de negocios con el fin de crear capacidades para los emprendedores.

En el caso de Impactico, la idea es ofrecer ese tipo de opciones a los usuarios de sus áreas de trabajo.

En el 2016, Impactico lanzó competencias de negocios y el próximo año trabajará con más aceleradoras de la región para capacitar a los emprendedores.