TECNOLOGÍA EN SU PYME

Facebook no es un website: ¿por qué es importante que la pyme tenga su propio sitio?

Las redes sociales y el sitio web deben usarse de manera complementaria, pero no privilegiar una herramienta sobre la otra o descartar su uso.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Algunas empresas utilizan Facebook como si fuera su sitio web, debido a que consideran que resulta más barato o por facilidad y descartan del todo abrir una página web para su comercio. Sin embargo, sin un sitio web están perdiendo la oportunidad de llegar a un mayor número de consumidores.

No se trata de escoger entre las redes sociales (como Facebook) y un sitio web, sino de contar con ambas plataformas como parte de la estrategia digital del negocio.

Deben verse como herramientas complementarias: ambas son de utilidad en campos distintos y es necesario integrarlas.

Si aún no tiene un sitio web, le contamos algunas ventajas de este, para que valore crear su propio sitio:

1-El sitio web le pertenece a usted, a su empresa.

En cambio las redes sociales, no. En las redes sociales usted está sujeto a los términos y condiciones de estas, que pueden variar en cualquier momento.

"Facebook es una plataforma de un tercero y el sitio web es una plataforma que administra la empresa que lo tenga", expresó Patricio Espinoza, mercadólogo de la agencia digital PlanMC2

Además,  si bien la opinión de los usuarios es importante, en las redes sociales hay una mayor exposición a comentarios negativos.

En el sitio web usted tiene una mayor nivel de control en la creación del contenido.

2- Facebook no siempre es el vendedor estrella, mientras que el sitio web puede llegar a serlo.

Facebook no siempre funciona con el medio ideal para vender su producto o servicio, sino que el sitio web -si se posiciona bien- puede cumplir mejor ese papel.

"Facebook es uno de los canales que dirigen el tráfico a un sitio web, para que el sitio web venda", explicó Espinoza. "Obviamente, sí se pueden hacer aplicaciones para las redes sociales que cumplan la función de ventas que la empresa quiera desarrollar en el sitio web. Pero, como tal, no debería ser visto como un sitio web en sí...".

Por ejemplo, el sitio web se adapta mejor si usted decide en algún momento vender sus productos en línea, con la posibilidad de usar la tarjeta de crédito, de débito o herramientas de pago como PayPal. Es mucho más incómodo hacerlo por las redes sociales.

3. Un sitio web puede ayudar a incrementar la credibilidad de su empresa.

Tener un buen sitio web también le brinda confianza al consumidor y lo hace pensar que se trata de una empresa seria, que se tomó su tiempo en crear una estrategia digital, que no teme ser conocida y contactada.

Para muchos clientes las empresas que no tienen un sitio pueden parecer poco seguras o los hace pensar que son arcaicas y que quizás no sean capaces de satisfacer sus necesidades.

4- Entre más herramientas tecnológicas use, tiene más posibilidad de alcanzar a los consumidores.

Recuerde que al hacer mercadeo se deben usar diferentes instrumentos, no casarse con uno solo.

Hay personas que no usan del todo las redes sociales, pero sí navegan en la web. Estos últimos van a preferir buscarlo en un sitio web.

A través del sitio puede recopilar más fácilmente la información de los interesados en su producto o servicio. Por ejemplo, con la existencia de un formulario de contacto en su sitio, que puede ayudarle a crear una base de datos de sus clientes o potenciales clientes.

¿Cómo potenciar su sitio web?

Si decide crear su sitio web o ya tiene uno, no puede ser cualquier sitio. Es importante que este posea una serie de características que le van a ayudar a que sea visitado.

Las bases de un sitio web son la usabilidad (la experiencia del usuario) y la interfaz del usuario, por lo que tiene que ser dinámico e interactivo y que el usuario no se pierda, sino que encuentre lo que busca.

Además, el sitio debe ser amigable con los motores de búsqueda (como Google) y con los usuarios, lo que incluye diseño, posicionar los elementos con base en técnicas como los patrones visuales y que ofrezca el contenido de manera fácil para los usuarios y así evitar que se vayan.

También es relevante que el sitio se cargue rápidamente, que tenga un buen diseño gráfico (buena selección de colores, imágenes de calidad), que se actualice constantemente (así ayuda a que se vaya posicionando en los primeros lugares de los buscadores) y que ofrezca contenido de interés para el cliente.

Espinoza manifestó que las empresas no deben olvidar que el sitio web se debe crear en función de los intereses y gustos del usuario, es decir, del público meta del negocio, no tanto en función de lo que le gusta más al dueño de la empresa.