Este es uno de los proyectos que participa en la incubadora Costa Rica Open Future.

Por: Joanna Nelson Ulloa 7 octubre, 2015
La aplicación se denomina Workride y pretende disminuir los costos de alquileres de parqueos y de transporte privado en los que incurren las empresas. Además, busca atenuar el congestionamiento vial y que las personas puedan reducir su huella de carbono.
La aplicación se denomina Workride y pretende disminuir los costos de alquileres de parqueos y de transporte privado en los que incurren las empresas. Además, busca atenuar el congestionamiento vial y que las personas puedan reducir su huella de carbono.

Una mañana, Raúl Martín Zamora iba manejando su vehículo por Curridabat rumbo a su trabajo y, al voltear al lado, pudo ver a una de sus compañeras de la empresa quien venía conduciendo desde Cartago, también hacia el mismo sitio.

Por un importante trayecto ambos vehículos se mantuvieron prácticamente a la par, para finalmente arribar a la misma hora.

¡Qué desperdicio!”, pensó Martín.

Raúl Martín Zamora es administrador de empresas y tiene 27 años. Es uno de los líderes de Workride.
Raúl Martín Zamora es administrador de empresas y tiene 27 años. Es uno de los líderes de Workride.

¿Qué habría sucedido si ambos se ponen de acuerdo para viajar juntos?

Se habrían reducido los gastos en combustible, quizás se habría disminuido el estrés que a veces se genera al manejar solo por casi una hora de viaje, la contaminación ambiental hubiese sido menor y no habrían tenido que ‘competir’ para conseguir un parqueo.

Esta experiencia y el hecho de que en su trabajo brindaran incentivos -como bonos de gasolina- para aquellos trabajadores que hicieran carpooling (viajes colectivos o uso compartido del automóvil), motivó a Martín a pensar en una forma más eficiente de aprovechar este método de transporte.

¿Cuál fue su idea?

Crear una plataforma que organizara este tipo de viajes, con el respaldo de su socio Rodrigo Estrada Alfaro, programador de 27 años.

Menores costos para las empresas

Las desventajas de viajar solo y la falta de una cultura de trasladarse con otros no solo las perciben los mismos conductores, sino que afectan a las empresas.

Martín, de 27 años y administrador de empresas, investigó que algunas firmas que operan en oficentros o en centros corporativos incurren en gastos onerosos de alquiler para que sus empleados cuenten con espacios de parqueo.

En algunos casos deben pagar entre $100 y $150 al mes por cada espacio.

Si una empresa alquilara 25 espacios, en un año podría gastar entre $30.000 y $45.000 en parqueos.

Otros negocios deben contratar busetas que transporten a sus empleados, lo cual también implica gastos.

Si se incentivara más la realización de viajes colectivos entre los empleados, estos costos podrían reducirse.

Ante esto, surgió Workride: una aplicación dirigida a las empresas -especialmente a las más grandes- para estimular el carpooling y que sería usada por los empleados de estas.

Ello permitiría generarle ahorros a los negocios en el alquiler de parqueos y en la contratación de menos busetas. Los empleados, por su parte, podrían encontrar más fácilmente parqueos al llegar a su trabajo y también disminuir costos en combustible.

Además, habría beneficios para el medio ambiente y se ayudaría a atenuar el congestionamiento vial.

¿Cómo funciona?

Uno de los problemas que a veces impide que se lleve a cabo el carpooling es la falta de confianza en las personas con las que se podría viajar, por el temor de que vayan a incurrir en alguna conducta impropia.

Por otro lado, hay personas a las que no les gusta comprometerse a llevar a alguien, ya que no quieren perder la posibilidad de desplazarse hacia donde quieran después del trabajo.

La aplicación pretende darle solución a estos dos obstáculos, ya que opera en una comunidad cerrada (las empresas), en las que generalmente existen relaciones de confianza pues las personas se conocen. No sería una app de acceso público.

En cuanto al segundo problema, la idea es que la aplicación le permita al usuario tener varias opciones de compañeros de viaje, no solo uno.

Se instalaría en los dispositivos móviles de los empleados -como el celular- y allí el interesado podría ver qué otros empleados tienen una ruta de traslado similar a la suya y ponerse de acuerdo para viajar juntos.

El interesado envía una solicitud para viajar con un compañero y la otra persona tiene que aceptar.

Los usuarios tienen la posibilidad de chatear entre ellos para afinar detalles sobre el punto de encuentro, la hora en la que se recogería al otro y si surgen eventualidades (como atrasos).

En un futuro, para mejorar la eficiencia de la app y que los empleados tengan mayores posibilidades de encontrar con quién viajar, si la empresa trabaja en un oficentro en el que hay otras empresas, se podrían generar interconexiones entre estas si el usuario lo acepta.

También se pretenden promover incentivos entre los empleados que más recurran al carpooling, como bonos de gasolina y cambios de aceite.

Igualmente, las empresas podrían valorar darles parqueos preferenciales a quienes usen esta forma de transporte, o “premios” como trabajar un día desde la casa, o un día de vacaciones extra.

En cuanto al modelo de negocios, Workride le cobraría a las empresas un monto mensual según la cantidad de usuarios.

Paso por incubadora y pruebas

En junio, Workride fue uno de los proyectos aceptados dentro de la incubadora Costa Rica Open Future, a cargo de Telefónica y en la que intervienen varias instituciones públicas.

La startup finalizará su proceso de incubación en diciembre.

Según Martín, desde su ingreso a ella, el proyecto ha ido creciendo y han recibido el apoyo de mentores y expertos. Además, considera que su paso por la incubadora le ha dado más fuerza y notoriedad a la iniciativa.

“Hemos evolucionado mucho y logrado llevar mucho más adelante lo que es el modelo de negocios”, expresó Martín.

Próximamente, empezarán a probar la plataforma en la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED) y en la empresa Pernix.

Su plan es que Workride sea lanzada el próximo año.