TECNOLOGÍA EN SU EMPRESA

Precauciones que su pyme debe tomar al instalar software

Evite la sustracción de su información y que su computadora se infecte con códigos maliciosos.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si compró  o va a comprar una computadora o tableta y quiere instalarle o reinstalarle un software propietario o libre, existen una serie de consideraciones que debe tomar en cuenta para evitar llevarse la sorpresa de que el programa añadido es ilegítimo o posee algún vicioque puede hacer colapsar a su equipo.

Pablo Abin, director regional de antipiratería de Microsoft, expresó que -si se trata de software propietario- este debe adquirirse en un comercio serio, confiable.

“Hemos visto casos de clientes que, por no tomar en cuenta dicha precaución, terminan siendo víctimas de la piratería”, advirtió.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que el software comercial obviamente tiene un valor. Pero, si usted hace una comparación entre las diferentes empresas y el precio en un lugar es ínfimo, lo más probable es que se trate de software pirata, es decir, obtenido ilegalmente.

Además, cuando se adquiere una computadora nueva, esta tiene que traer el software original preinstalado.

Este tipo de software se denomina Original Equipment Manufacture (OEM) y debe venir acompañado de una etiqueta de Microsoft original o una etiqueta de Certificado de autenticidad (COA) pegada en el chasis de la PC.

Miguel Ángel Mendoza, especialista en seguridad informática de Eset Latinoamérica, manifestó que si se trata de software libre, se debe descargar desde los sitios oficiales que ofrecen esta opción.

En esos casos se debe verificar la integridad de los archivos a través del checksum  (chequeo o de verificación), que consiste básicamente en comprobar que un archivo no ha sido alterado a través de una cadena de caracteres generada por un algoritmo hash.

También, si el software se instala a través de un gestor de paquetes del sistema operativo, resulta necesario descargar los programas desde los repositorios oficiales disponibles.

Mendoza añadió que, antes de que se instale cualquier tipo de software, debe verificarse si es compatible con el sistema operativo de la computadora y que se cuente con los requisitos esenciales para que funcione sin problema.

Consecuencias del uso de software ilegal o alterado

Cuando se instalan programas de procedencia dudosa, pueden suceder distintas situaciones: 

1-Sustracción o pérdida de información importante de su empresa.

Cuando se adquiere software de sitios no confiables –tanto físicos, como en línea- estos suelen ser modificados para que aparte de efectuar sus funciones normales, ejecuten actividades maliciosas dentro de los equipos en los que se hallan.

Esto podría traducirse en pérdidas monetarias, por la sensibilidad de la información en sus operaciones o por la agresividad del ataque, pues pueden derivar en afectaciones que van desde la imposibilidad de obtener actualizaciones hasta en la desestabilización de la estructura del programa y fallas en el funcionamiento o en el desempeño.

2- Presencia de códigos maliciosos que afecten su equipo.

Existen varias clases de códigos maliciosos o malware que pueden afectar su computadora.

-Virus: son los más populares. Es un programa malicioso creado con el fin de infectar un sistema para realizar alguna acción, sin la anuencia del usuario, dañar el sistema de archivos, robar o secuestrar información, hacer copias de sí mismo e intentar esparcirse a otras computadoras utilizando diversos medios, hacer que su computadora participe de una acción delictivas, entre otras acciones.

-Gusanos:  a diferencia de los virus, no requieren de un archivo anfitrión para actuar, es decir, no hay que ejecutar ningún programa para que funcione. Se reproducen automáticamente y afectan el funcionamiento de los equipos.

-Troyanos: aparenta ser una aplicación inofensiva, pero realiza tareas maliciosas (robo de información y de claves bancarias, por ejemplo) sin que el usuario se percate. Hay de varios tipos, como los downloaders (que descargan otras amenazas desde Internet para instalarlas posteriormente), droppers (que instalan otros programas maliciosos incluidos en su código fuente), clickers (generan tráfico hacia sitios o avisos publicitarios) y bancarios (roban datos del usuario relacionados con sus entidades financieras).

-Adware: su propósito es descargar o desplegar publicidad que no ha sido requerida por el usuario.

-Spyware:compilainformación de los usuarios y la envía al atacante o infractor.

-Bots: brindan la posibilidad de que el infractor controle varios equipos de manera remota y para diversos objetivos.

-Ransomware: este bloquea el equipo o cifra la información (que está en la computadora o celular inteligente) y pide al interesado un desembolso de dinero para descifrarla.

3- Riesgos legales.

La instalación de software pirata puede generar perjuicios en el ámbito legal.

Abin, de Microsoft, advirtió que en Estados Unidos las leyes le exigen a los fabricantes extranjeros que exportan sus productos tener al día las licencias del software que usen en sus operaciones, lo cual incluye el que da soporte a tareas administrativas. 

En el país, este tema se regula en la Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos y en la Ley de Procedimientos de Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual.

Antivirus y firewall

No deje a su computadora desprotegida. Tenga siempre instalado un antivirus y manténgalo actualizado.

“Esto se puede hacer en forma automática (recomendada) o manual”, dijo Abin.

También se debe contar con software de filtrado de conexiones de red (firewalls).

“Contribuye a mitigar la propagación de códigos maliciosos y permite bloquear conexiones hacia y desde algún equipo que no tenga la autorización para hacerlo o que se encuentre infectado por algún tipo de malware”, señaló Mendoza, de Eset.

En Costa Rica,  59% del software se emplea ilegalmente, según un estudio de la International Data Corporation (IDC) y de la Business Software Alliance (BSA).

Según Abin, se estima que en el 2014, las empresas en todo el mundo gastaron casi $500.000 millones para lidiar con los problemas ocasionados por el malware que se instala de manera deliberada en el software pirata.

De ese monto, las empresas tuvieron que pagar un total de $127.000 millones para solucionar los problemas de seguridad y $364.000 millones para resolver las violaciones de datos, de acuerdo con un estudio conjunto realizado por la International Data Corporation (IDC) y por la Universidad Nacional de Singapur.