TECNOLOGÍA

Cinco tips, usos y ejemplos de cómo aprovechar una aplicación móvil en el negocio

Defina si quiere una app informativa, interactiva o transaccional y tenga claro quién es su público.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las apps son importantes para aumentar sus ventas y generar fidelidad entre sus clientes, pero debe aprender a sacarles el mayor provecho y actualizarlas periódicamente para que sus usuarios se mantengan interesados.

Hay varios aspectos que se deben examinar antes de decidir diseñar una:

1-Analice a su público meta:

Christian Salas, propietario de la empresa CS Global Media, recomienda estudiar si el público meta de los productos o servicios que se ofrecen son realmente usuarios de dispositivos móviles.

No es práctico desarrollar una app muy sofisticada, si sus consumidores son reacios a la tecnología.  

Investigue primero cuáles son sus gustos e intereses.

Tome en cuenta que hoy día el uso de dispositivos móviles se ha popularizado.

En Costa Rica, 7 de cada 10 usuarios descargan y emplean apps de restaurantes, bancos, taxis, y gasolineras, entre otras, de acuerdo con el estudio Red 506, efectuado por la firma Dichter & Neira Research Network para EF.

2-Asegúrese de contar con un sitio web amigable con los móviles

Yeudy Molina, gerente de la empresa StartX Software Consulting e ingeniero en computación, mencionó que las empresas no deberían aventurarse aún a lanzar una app si no cuentan con un sitio web que se adapte a los móviles o, peor aún, si no cuentan del todo con uno.

Los usuarios buscan a través de los navegadores información de las empresas y la encuentran en los sitios y, si este no es compatible con su móvil,  deciden marcharse.

El sitio web es relevante porque le permitirá conocer a través de qué dispositivos móviles su público le visita.

Esto se logra conocer cuando la página cuenta con métricas.

 

3-Identifique en qué dispositivo lanzar la app

Con la información que obtiene de su sitio web y, luego de hacer un análisis, puede determinar en qué dispositivos le conviene más desarrollar la app: en los que tienen sistema operativo Android, iOS, o en ambos, o en otros.

Además, con un experto en la materia, puede definir si desarrolla una nativa, web o híbrida (ver recuadro abajo).

4-Tenga un presupuesto

Los costos variarán según el tipo de app que escoja.

Por ello, debe tener claro cuánto dinero puede destinar para su diseño y desarrollo y averiguar bien todas las opciones que existen en el mercado.

5-Determine cuál es su objetivo

Ronald Espinoza, director de Bluumi Costa Rica, aconsejó estudiar si su propósito es brindar información de su empresa, permitirles a los usuarios realizar transacciones, interactuar con ellos o todos estos puntos.

Usos

Como se mencionó, existen diversos objetivos de una app, según lo defina la empresa.

 

-Informativa:

Esto significa que habrá información y datos de qué es la empresa y a qué se dedica, se pueden incluir noticias y novedades.

Espinoza explicó que tienden a ser más pasivas, en las que la gente solo se informa de algún tema.

 

-Interactiva

Como su palabra lo dice, el usuario interactúa con el contenido que la empresa despliega en la aplicación: puede llenar formularios, publicar en redes sociales, jugar.

Existe la alternativa de desarrollar estrategias de fidelización: colocar promociones y descuentos especiales.

Se aprovechan las herramientas de geolocalización, de manera que si el usuario pasa cerca de una sucursal del negocio pueda recibir una notificación con información.

-Transaccional:

El usuario efectúa transacciones como compras, depósitos, recargas, realiza citas, y hace reservaciones, entre otras.

Se usa mucho en las apps de entidades financieras.

 

Ejemplos

 

Según la ocasión o necesidad, puede desarrollar algunas de estas apps:

-Para promocionar un evento: algunas empresas crean apps para eventos especiales que realizan cada cierto tiempo o una vez al año.

Por ejemplo, si hay un congreso o una actividad, se lanza la app con cierta anticipación y se incluye información de la agenda, de los expositores, del lugar, sobre la forma de registrarse (a veces se usa un código QR).

En este caso, la app va a tener un mayor uso durante el evento.

 

-Catálogo de productos y servicios: se aprovecha para divulgar qué productos y servicios se ofrecen. En ella se puede incluir la imagen del producto, el precio, una descripción de este y hasta videos.

En algunos casos, se puede habilitar que el usuario compre.

 

-Juegos: hay empresas que se dedican precisamente a desarrollar  juegos móviles.

También puede añadirse un juego a la app de una empresa en una sección para entretener al usuario, pero sin que el juego sea el enfoque principal.

“Hay apps con juegos de “culebrita” en los que el usuario va comiéndose el logo de la empresa, como diversión para los usuarios”, ejemplificó Salas.

-Institucionales: existen apps para centros educativos, cuyo público son los padres de los menores. A ellos se les mantiene informados de fechas de pago y de las diferentes actividades de la institución.

Pueden tener algunos íconos públicos y otros privados, que se acceden por medio de una clave que se le otorga al padre o a la madre.

-Para restaurantes y bares: el cliente puede efectuar reservaciones, ordenar comida para que se la lleven a su casa o trabajo, revisar el menú disponible, hacer preguntas.

 

Un aspecto importante en toda app es estar actualizándola y enviarle notificaciones al usuario.

Además, para evitar que la aplicación se ‘pegue’ o sea muy lenta al descargarla o usarla, se aconseja incluir imágenes y archivos lo más livianos posibles.

 

Algunos tipos de apps

Tipo

Características

Nativa

Se desarrolla exclusivamente para un dispositivo y con el lenguaje propio que usa este.

Por ejemplo, si se va a crear una app para dispositivos Android, se emplearía Java.

Si es un dispositivo iOS se usaría Objective-C o Swift. Para móviles Windows se usaría .Net.

En este caso, la app se va a adaptar totalmente al dispositivo.

Podría resultar un poco más caro, ya que deberían crearse apps diferentes para cada dispositivo.

Web

Se accede a la app por medio de un navegador, como Firefox, Google Chrome, Internet Explorer, Safari u otro.

El usuario puede interactuar con el sitio. El típico ejemplo son los sitios web de los bancos para efectuar consultas y pagos.

Dependen de la conexión a Internet para poder emplearse.

Híbrida

Combinan elementos de la app web y de la nativa.

En este caso, con un mismo código fuente, se genera la programación para cualquier tipo de plataforma.

Este tipo de app, sin embargo, puede tener un desempeño menor que una app nativa.