Ad Astra: siguiente paso sería un proyecto demostrativo de la energía de hidrógeno en Curridabat

Después de presentar estudio de factibilidad a Municipalidad


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La empresa Ad Astra Rocket propondría un plan piloto demostrativo de la energía generada con hidrógeno, luego de cumplir y presentar el estudio de factibilidad contratado por la Municipalidad de Curridabat.

"Según nuestra metodología de gestión de proyectos, al final de esta fase (del estudio) se estaría proponiendo la recomendación y el diseño conceptual de una eventual continuación del proyecto, la cual posiblemente involucre el diseño detallado de una aplicación piloto demostrativa", afirmó Juan Del Valle, director de operaciones de Ad Astra Rocket Company Costa Rica y coordinador del proyecto.

En un hecho relevante publicado este miércoles 27 de enero, la compañía costarricense anunció que, en primera instancia, se realizará un estudio de factibilidad sobre el potencial del cantón para incorporar las tecnologías de hidrógeno para generar energía.

El contrato entre Ad Astra y el municipio es por por ¢21 millones y se concretó a través de una licitación abreviada.

VEA TAMBIÉN Ad Astra y Municipalidad de Curridabat estudian uso de hidrógeno para generar energía en ese cantón

Del Valle respondio a EF que el monto indicado corresponde únicamente a la fase de estudio de factibilidad y diseño conceptual.

"Esta fase por ahora es la única que nos ha sido adjudicada por la Municipalidad después de la licitación pública publicada en diciembre pasado. Tiene una duración de tres meses calendarios y arrancó el pasado 4 de enero", dijo el ejecutivo.

Los plazos y el presupuesto de esta eventual segunda fase serán elaborados al final del actual proyecto, basado en los resultados obtenidos y criterios técnicos. Además, seerá sometido a la Municipalidad para su consideración.

El mecanismo contractual para una fase posterior y su vía de ejecución son decisiones que corresponderán a la Municipalidad.

Del Valle detalló que el proyecto actual contempla un diagnóstico del potencial del cantón de Curridabat para la generación de energías renovables, y la selección de una o varias alternativas en que las tecnologías del hidrógeno podrían jugar un papel en el aprovechamiento de estos recursos.

Los cronogramas de implementación de eventuales proyectos demostrativos o piloto dependerán de los resultados de los estudios que apenas comienzan. "Estamos en una etapa muy preliminar como para adelantar criterios", insistió Del Valle.

VEA TAMBIÉN Opinión: Hidrógeno, vector energético

Agregó que la aplicación de las tecnologías del hidrógeno requiere, en la mayoría de los casos, la adquisición de vehículos o equipos especializados que permiten almacenar la energía renovable en forma de gas, y también otros equipos para poder aprovechar esta energía nuevamente.

La forma exacta en que esto ocurriría dependerá de los resultados específicos de cada una de las etapas del proyecto.

"El aspecto que balancea esta necesidad de realizar un cambio de tecnologías son los beneficios económicos, ambientales y de salud pública que conlleva el sustituir el consumo de combustibles fósiles que deben ser importados en su totalidad", afirmó Del Valle.

Aclaró que el objetivo del contrato firmado con la Municipalidad es elaborar un estudio de la aplicación de las tecnologías del hidrógeno en la generación de energías renovables dentro del cantón de Curridabat.

"Esto se enmarca dentro de una visión que tiene la administración municipal de participar a los ciudadanos del cantón como productores, no solo consumidores, de los recursos que requieren", destacó.

El hidrógeno se puede obtener por la descomposición química del agua. Puede ser comprimido y almacenado en tanques por varios meses hasta que se necesite y se puede utilizar como cualquier combustible. De hecho la industria automotriz está avanzando varios prospectos de vehículos usando hidrógeno.

VEA TAMBIÉN Carros autónomos se roban el show en el Salón del Automóvil de Tokio

Del Valle recaltó que se busca analizar las formas en que las tecnologías del hidrógeno podrían ayudar a un mejor aprovechamiento de los recursos energéticos por parte de los ciudadanos. Esto podría darse de varias formas, dependiendo de los resultados del estudio y el camino escogido.

Ejemplificó que los habitantes del cantón podrían generar energía solar o eólica en cada casa o comercio, en un esquema similar a los planes de generación distribuida actualmente existentes.

Los remanentes energéticos no utilizados podrían utilizarse para generar hidrógeno, el cual podría eventualmente utilizarse para generar electricidad en momentos de ausencia de sol o viento, o para otras aplicaciones: combustible alternativo para automóviles, autobuses o vehículos municipales de hidrógeno; o utilizar el hidrógeno directamente como insumo para procesos industriales.

La generación del hidrógeno y su aprovechamiento podrían ser individualmente en cada unidad inmobiliaria (casa, comercio), o centralizada en un punto dentro del cantón que aproveche los excedentes energéticos combinados del resto de unidades.

"El aprovechamiento de la energía almacenada en forma de gas hidrógeno no se limita únicamente a aplicaciones de energía eléctrica", detalló Del Valle. "Incluye también el uso de combustibles alternativos en vehículos eléctricos de hidrógeno, insumo industrial como combustible para calderas o utilización dentro de variados procesos".

Sostenbilidad y financiamiento