ALEXANDER MORA, PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN.

Brecha digital en Costa Rica está en la banda ancha

Presidente de Camtic opina que conectar no es suficiente

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La tecnología no solo define productos y servicios que cambian la forma de vida. También varía las necesidades.

La brecha tecnológica en Costa Rica está viviendo este proceso, al pasar de un tema de acceso, a uno de uso y velocidad.

Para Alexander Mora, presidente de la Cámara de Tecnologías d e la Información y Comunicación (Camtic), el desafío en el país es reducir la brecha digital y estimular el uso de las TIC en la población.

Para Mora, la estrategia implica política pública que estimule el acceso a Internet de banda ancha y smartphones para reducir la brecha digital y una política tarifaria que estimule el consumo de contenido y servicios.

En un mundo cada vez más conectado, el 2014 se perfila como un año interesante para la industria digital.

¿Cómo ha cambiado el sector digital luego de dos años de ruptura del monopolio celular?

Sí ha impactado al sector (la ruptura del monopolio). Hay que recordar que el país traía un enorme rezago que en el mercado móvil y una baja penetración. Cuando iniciamos la apertura teníamos menos del 50% de penetración celular. El efecto de ese problema fue que las empresas de contenido y servicios del sector digital se enfocaron poco en desarrollar una oferta de productos y servicios al usuario final.

“En Costa Rica, el grueso del mercado de productos y servicios ha sido el sector empresarial. Las empresas hacen tecnología y la venden a otras, que la consumen para darle servicios a sus clientes. El sector digital costarricense no ha estado fuertemente enfocado en proveer servicios y soluciones al usuario final y eso está comenzando a cambiar”.

Al 2012, el 17% de los suscriptores de celular usaban Internet móvil; hoy entramos a la era de 4G LTE. ¿Cómo dar el salto hacia apps ticas para el usuario final?

Aunque tengamos un 116% de penetración celular, todavía la mayoría de los celulares no son inteligentes, sino máquinas que sirven para hablar y enviar mensajes. Nosotros, como ecosistema digital, tenemos que empezar a presionar tanto del lado de los operadores en sus políticas de negocio, como del lado del Gobierno en su responsabilidad de asegurar el cierre de la brecha digital.

“El Gobierno tiene que entender que hoy día la brecha digital se comienza a redefinir. La brecha está en aquellos que no tienen un smartphone y no tienen acceso a Internet banda ancha. Tenemos que enfocarnos en el tema cualitativo. Ya tenemos una cobertura (de redes) de todo el país y una penetración de móviles de 1,2 por persona.

“No tiene sentido llegar a 1,3 celulares por persona en el país. Lo que tiene sentido es hacer que la penetración de la banda ancha y smartphones llegue o sobrepase el 100%.

“ Para ello, se ocupa la decisión de los operadores de ser agresivos y eso implica precios y tarifas planas. No me canso de decir que un defecto que se está armando en el mercado es que los operadores estén abandonando las tarifas planas”.

En su opinión, ¿cómo afecta el modelo de pago por descarga al sector digital?

Tiene que haber una política de Estado que promueva la tarifa plana de Internet. Necesariamente va a enfriar el mercado (la tarifa de pago por consumo) y profundizará la brecha digital.

“Hay dos dimensiones de ese tema. El cliente se enfrentará a un servicio de Internet banda ancha móvil que va a ser mucho más caro. La otro es que si yo tengo un servicio pospago tendré que comprar paquetes y dependiendo del uso configuro (el teléfono) para comprar más saldo cuando este se acabe. Pero hay mucho cliente de pospago que no va a poder hacerlo. Además, viene el reto del cliente prepago al que rápidamente se le irá el saldo y vamos a ver que una buena parte de la gente se va devolver (estar desconectada)”.

¿Qué ha faltado para ligar al sector digital con la industria de telecomunicaciones?

Me parece que los operadores han estado desvelados y han basado su estrategia de competencia en activar móviles; es decir, en acceso. Viniendo de una penetración tan baja, tenían que comer mercado rápido. En esta etapa, lo único que han usado para competir ha sido precio, cobertura y acelerar la firma de contratos. Ya esa estrategia está terminando.

“Creo que los operadores están llegando al momento en que deben hacer alianzas con desarrolladores y proveedores de contenido y servicios. Esto para generar un consumo distinto, de datos y contenido. Están en una posición importante, porque pueden traerse a su facturación parte de esos ingresos de consumo”.

¿Ve al 2014 como el año de crear apps para el usuario final ?

El 2014 tiene que ser ese año.

¿Está listo el sector para crear ese ecosistema?

Sí, todas las empresas hemos estados haciendo apps . Yo veo una acelerada migración de las aplicaciones cliente/servidor (aparatos que requieren de un servidor para acceder contenido, funciones y programas mediante una red) con tecnologías intermedias, como de apps y en aplicaciones nuevas. Además, hay una oferta para el exterior. Hoy día hay madurez del sistema digital.

El salto a la telefonía 4G LTE, que permite navegar más rápido en dispositivos móviles, ¿dará más espacio?

Sí, porque es de las tecnologías más amigables con el consumo de contenido y servicios por el ancho de banda y la calidad. Esperaría que frente a un mercado que está en transición hacia modelos de consumo en la nube se mejore la plataforma (redes) para consumir. El tema que hay que analizar es la estrategia de precios (modelo de pago por consumo de datos).

¿Qué subsectores del ecosistema digital están tomando fuerza?

Una de las áreas que está acelerando es multimedia: juegos, animación, cultura y arte digital.

“El otro innegablemente es todo lo que tiene que ver con acceso a los servicios empresariales; es decir, el uso de las tecnologías móviles para el trabajo y los negocios”.

¿Cuáles son los rezagos que arrastra el sector?

El primero, y más importante, es el recurso humano. Seguimos teniendo un sistema educativo que no responde, con rapidez y agresividad, al potencial transformador económico y social del sector digital. Estimamos que hay un faltante del 7% de recurso humano. El segundo es el financiamiento que sigue siendo el reto. El otro es la institucionalidad. El ecosistema digital no puede seguir creciendo a punta de gestión indirecta, se necesita una definición del Estado para corregir y complementar con políticas públicas las situaciones que el mercado no está resolviendo.

Sostenbilidad y financiamiento