‘Start ups’ salen al rescate de la banca digital

Bancos deben redoblar esfuerzos para adaptarse a las tendecias de ‘uberización’

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Solicitar un préstamo a través de Internet, evaluar su capacidad de crédito por medio de su smartphone o invertir a nombre de clientes por una ventanilla virtual, son parte de las ideas que se gestan en el nicho tecnológico.

Son disrupciones que transformarían la banca tal y como la conocemos hoy en día. Los emprendimientos le están apostando a la “uberización” de la banca y prueba de esto es el impulso que se está desarrollando en lugares como Silicon Valley.

La banca nacional no está excenta de esta realidad y se encamina (lento) hacia la innovación hasta donde las regulaciones se lo permitan. Entidades como el Banco Nacional, el Banco de Costa Rica (BCR) y BAC Credomatic están alertas de las innovaciones tecnológicas para tratar de adaptarlas sus servicios.

LEA: ¿Está preparado para guardar sus tarjetas y pagar con el celular?

Por transacciones digitales

Cada vez más los clientes usan sus teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras para acceder a los servicios del banco para hacer depósitos, pagos y revisiones de los estados de cuenta.

Sin embargo, otros servicios esenciales como solicitar créditos, hacer inversiones y recaudar capital, siguen estando sujetas a la intermediación física, tanto de un dependiente y de un papel.

Empero, la intermediación física de la banca estaría por cambiar.

Según un estudio realizado por Gartner, en mayo de este año, el 25% de los bancos contratará emprendimientos como sus proveedores para reemplazar sistemas de banca en línea y móvil obsoletos para finales del 2019.

Stessa Cohen, directora de investigación de Gartner, dijo que los emprendimientos y proveedores emergentes de plataformas bancarias digitales le ofrecen a los bancos oportunidades interesantes de innovación.

Sin embargo, deben prepararse para administrar sus retos de evaluación y elección de nuevos proveedores que no necesariamente son quienes tienen antecedentes de trabajos en servicios financieros y sin grandes carteras de clientes.

“Puede ser difícil para los directores justificar las inversiones en estas soluciones informáticas ante sus juntas directivas y agencias reguladoras, pero no se debería utilizar esa excusa para excluir a los proveedores emergentes”, añadió Cohen.

LEA: Tecnología desafía a la banca digital costarricense

Los nuevos actores del sector financiero están preparados para proporcionar sistemas de banca digital que faciliten experiencias personalizadas para los clientes.

Y no solo eso, sino que también están conscientes del papel de la analítica y por esto proveen instrumentos de big data y de predicciones mercadológicas.

Branch.co es una compañía que ofrece una aplicación para Android que permite solicitar créditos de forma inmediata en Kenia.

Los microcréditos promedian los $30 para satisfacer necesidades como pagar un taxi o comida. La empresa aplica un interés entre el 6% y 12%, y los créditos se pagan en plazos entre las tres semanas y los seis meses.

Branch.co ha recibido financiamiento del cofundador de la compañía dedicada al análisis de datos, Palantir Tecchnologies.

Empresas dedicadas a los préstamos en línea como es el caso de Branch.co podrían ofrecerle créditos formales hasta a 580 millones de personas en economías emergentes, según un informe de Omidyar Network.

PricewaterhouseCoopers estima que el negocio de los préstamos en línea podría ascender a los $150.000 millones para el 2025.

Esta iniciativa es tan solo un ejemplo de las ideas revolucionarias que existen para el mundo financiero.

¿Y en Costa Rica?

Luis Diego Rojas, de Carao Ventures, consideró que los nuevos proyectos representan un gran riesgo para la inversión de capital, pero las tendencias actuales apuntan a que se podría esperar un gran retorno de estas ideas.

Al tratarse de retos y de la supervivencia del más ingenioso, los bancos nacionales fijan su mirada en el camino de cambiar para no quedarse atrás.

Johnny Muñoz, gerente TI del Banco de Costa Rica (BCR), afirmó que uno de los principales retos es incorporar las nuevas tecnologías para competir ya no solo con otros bancos sino con los disruptores emergentes y que están innovando.

La “uberización” de la banca está provocando una presión para agilizar el paso.

BAC Credomatic es un ejemplo de ello.

Alejandro Rubinstein, gerente de Canales y Servicio al Cliente de BAC, dijo que la entidad cuenta con un programa de innovación que les permite aprovechar las tendencias tecnológicas.

“Los bancos y empresas de otras industrias tenemos el reto de acelerar los procesos de adaptación tecnológica y cambio de procesos para responder con prontitud a las necesidades del mercado”, afirmó Rubenstein.

El advenimiento de “competidores” no tradicionales y menos regulados, así como la profunda transformación digital del sector financiero, ha implicado que la banca tenga que adecuar su modelo de negocio y sea cada vez más eficiente en función de esos nuevos desafíos, dijo Manrique Chacón, director de Tecnología del Banco Nacional.

“Si bien unos emprendimientos, en la forma de Fintech, han sabido explotar con éxito ciertos puntos de la cadena de valor financiera, la banca en general, ha dado continuidad a los productos que requieren los clientes con flexibilidad y cumpliendo con las regulaciones”, dijo Chacón.

Sostenbilidad y financiamiento